8 mar. 2018

8/3


7 comentarios:

Martha Casas dijo...

En el día dela mujer no quisiera ver este post silencioso, más allá de que a mi me gusta poco y nada salir de mi burbuja para saludar por el día de. Pero bueno, voy a eso.

Quería comentar las cosas que nos diferencian a hombres y mujeres por hallazgos y descubrimientos recientes entre muchos: nuestros cerebros estan "cableados"de modo diferente. Los hemisferios cerebrales del hombre estan más desconectados y eso les permite una mayor concentración, útil desde un punto de vista evolutivo cuando debe cazar un animal. Las mujeres en cambio tenemos nuestros cerebros hiperconectados los que nos permite percatarnos de toda clase de detalles que a ellos les pasan desapercibidos. Así es como en cualquier reunión social terminamos haciéndoles de intérpretes; a la salida de la reunión ellos nos hacen de guías por que se ubican mejor espacialmente y se orientan mejor en mapas y planos.
Percibimos más matices de colores, algo que cualquier mujer sabe cuando intenta explicar a un hombre la diferencia entre turquesa y celese o entre rosa y salmón.
Cuando nos estresamos necesitamos hablar, el hombre cuando se estresa suele necesitar encerrarse. Aunque podría decirse que es un efecto cultural.
Ellos tienen un aroussal sexual más rápido y directo. Nosotras mucho mas lento y complejo. Nuestra sexualidad es el canario en la mina de nuestra salud emocional.
Y hablando de nuestras emociones las nuestras son cíclicas muy determinadas por cambios hormonales. El proverbial malhumor premenstrual es real y producido por la concentración de progesterona. Ellos suelen tener un humor más estable pero más agresivo también determinado por la testosterona.

Por suerte pese a todas esas diferencias coincidimos en el compañerismo o en la amistad y eso es genial.

Pero hay un punto en el que no debería haber discusión en cuanto a la igualdad y es el de los derechos.
En ese sentido muy bienvenida la iniciativa del gobierno de la equiparación salarial. Y que se haya decidido a abrir el debate en el tema del aborto.
Ojalá que llegue a buen puerto.

Saludos.

Anónimo dijo...

Es la bandera de Nigeria!

David Zambrano dijo...

Para que de una vez por todas se termine la hipocresía que critica a las feministas de no ser bien feministas; que les dice cuándo es el momento de decir ahora y cuándo era y cuándo fue; que critica a las que critican la farsa y el oportunismo del "presidente feminista"; que provocan a las feministas diciéndoles que bajan los brazos cuando quieren ser ellas las protagonistas de los cambios y las luchas y no este gobierno; que así sea.

Anónimo dijo...

Santa Cruz de la Sierra!!! Estás realizando alguna actividad académica?

rg dijo...

en efecto, dando un curso de doctorado

Justo dijo...

Cómo se pueden proteger los derechos de las mujeres desde un garanto abolicionismo penal que no hace más que favorecer a violadores y femicidas?
Los abolicionistas parten de la falacia de que todas las personas son iguales, y desresponsabilizan al criminal, diluyendo su responsabilidad en todo el resto de la "sociedad", concepto que es justamente un "constructo" lógico.
Deberían ilustrarse un poco más acerca de psiquiatría forense y examinar más críticamente sus falsas utopías, con la que lo único que logran cada día es aumentar el número de víctimas.
No defienden en definitiva los derechos de nadie, más que de los criminales aberrantes.
La realidad cotidiana los refuta de manera atroz cada día.
Pero sólo se apiadan del padecimiento de los delincuentes.
Son los heraldos de la más repugnante injusticia.
Pero se presentan como humanistas y bien pensantes.
Merecen recibir los efectos de todo el daño que causan.

Justo dijo...

Imposible compatibilizar los más que justos reclamos de las mujeres dentro de un contexto de garanto abolicionismo penal que las desprotege, victimiza y re victimiza constantemente.
Hace falta debatir teoría cuando todo el tiempo se liberan violadores, femicidas y homicidas?
Ya están con salidas transitorias los secuestradores, violadores y femicidas de la adolescente Natalia Mellman, para que "puedan afianzar sus lazos familiares".
Una aberración jurídica, lógica y ontológica que constituye una afrenta a toda la sociedad.
Y estos criminales aberrantes lograron este beneficio, al cual le seguirán otros, gracias a la legislación vigente y a los "Buenos oficios" de una abogada, especialista en la defensa de ofemsores sexuales.
Ese es el aporte de dicha abogada al 8M.