26 may. 2018

Plebiscito en Irlanda sobre el aborto.

Se viene. Impresionante evento en el país que era el más católico-conservador de Europa, y hoy ha devenido en país liberal
alguna info, acá

4 comentarios:

Damián Seras dijo...

Que bueno. Es mi deseo para argentina tambien pero que vamos a hacer lo que esta bien en algunos lugares parece no ser conveniente en otros. Mientras tanto los especialistas visitan el congreso ya trayendo ensayado un discurso de 7 minutos estrictos como candidatos en debate televisivo de campaña. No creo que se pueda convencer a algun diputado pero al menos se intenta. Mientras tanto ayer fue 25 de mayo y una hermosa reunion de ciudadanos se manifesto contra este gobierno que nos lleva al abismo y la miseria en tiempo record mientras la plaza de mayo sitiada aislando a los funcionarios cada dia mas de la realidad. Roberto supongo estaras en alguna hermosa ciudad cosmopolita y tolerante como pocas en el mundo. Que disfrutes!!!!

Anónimo dijo...

En un principio no estábsmos a favor de la consulta popular, pero ahora creemos que es una solucion aceptable para abordar este asunto... Vale!!
Sebastián

rg dijo...

si hablás por mí, leíste mal. TODO plebiscito es inaceptable, en la medida que a) quiere decidir cuestiones de moral privada, b) está organizado por quien está en el poder, sin debidas garantías procedimentales para quienes piensan en contra de la pretensión oficial. Salvadas ambas cuestiones -algo que no ocurre habitualmente- TODOS los plebiscitos son bienvenidos, en tanto última etapa de una larga deliberación pública

Anónimo dijo...

Pero en este caso, un plebiscito que no sea para decidir la cuestión sustancial se parece mucho a una encuesta, un censo del que ni siquiera se pretenden extraer políticas públicas... Aquí, frente a dos visiones gnoseológicas contrapuestas del mundo (decir que el asunto implica una cuestión de moral privada ya nos coloca de un lado), una consulta popular luego de un debate público que ya lleva más de dos meses (como la que se elogia de Irlanda, con todos adentro, sin meras consultas entre habitantes de ciudades capitales, por citar una de las usualmente mencionadas), se muestra como la única forma de legitimar la decisión.
Sebastián