13 dic. 2019

De la "Sinarquía" al "Lawfare"

A mediados del siglo xx, la peor versión de nuestras "fuerzas nacionales" abrazaron la idea de una conspiración internacional -la existencia de una "sinarquía" o gobierno de una sociedad secreta- con centro en el poder financiero, y con sujeto principal en la comunidad judía (un ejemplo, acá). La sinarquía, y de su mano, el sionismo, la masonería o el comunismo -dependiendo del viento- eran responsables de los males y ataques que podía sufrir el gobierno popular de turno. Cuando algo iba mal, de inmediato se señalaba a la sinarquía, y todos los partidarios contentos: lo que parecía difícil de explicar resultaba entonces sencillísimo de comprender. Blanco sobre negro. Libros como "Los Protocolos de los Sabios de Sión" terminaban de dar estatus científico al absurdo.

La idea de sinarquía era, en efecto, un delirio, que como siempre partía de algunos hechos ciertos, que le daban verosimilitud: la existencia de grupos de poder nacionales e internacionales; o el hecho de que cualquiera de esos grupos (incluyendo a sindicatos, la Iglesia, las Fuerzas Armadas), presionaban por sus propios intereses. A partir de ahí, se diseñaba una estrategia ideal para encubrir los errores y horrores propios; dividiendo al mundo entre buenos y malos, de modo tal de licuar los propios fallos bajo la idea de que se estaba "del lado del bien"; y presentándose ante el resto como víctima de una conspiración que era finalmente mundial. 

La actual idea de "lawfare" tiene exacto el mismo status que décadas atrás la idea de "sinarquía": un delirio, que parte de hechos trivialmente ciertos -en este caso, la existencia de vinculaciones entre política y justicia (vinculaciones que, por cierto, el kirchnerismo tanto como el macrismo supieron siempre explotar)- para concluir en que los males padecidos se deben a que la parte "mala" del mundo conspira contra los propios (los que se mueven por el "amor"...), por razones aviesas y finalmente anti-nacionales.

El status académico de la idea de "lawfare" es nulo -se trata de una idea que no existe, salvo a partir de la promoción que recibiera en su momento, de parte de la ultra-derecha ansiosa de criticar a los organismos internacionales de derechos humanos (en defensa de Kissinger, Guantánamo o Pinochet, según el tiempo). Por esos antecedentes horrendos (por ser una herramienta de la ultra-derecha, contra los organismos de derechos humanos), pero sobre todo porque ya estamos grandes y no podemos seguir jugando a la conspiración sionista, es que da verguenza ajena ver que algunos colegas se sumen al uso de la idea de "lawfare", o que la misma patraña aparezca, como ayer, en un decreto ejecutivo. En fin.

13 comentarios:

Osvaldo.A. dijo...

Excelente!!!, Roberto.

Anónimo dijo...

Claro. En la Argentina se puede ser Vicepresidente y declarar un médano como su domicilio; y luego alegar por cadena nacional que sos un perseguido mediático y luego un preso político.

Anónimo dijo...

Perdon,
Mas alla de la supuesta falta de estatus academico que proclama el autor, hemos sido testigos del lawfare de modo claro e inequivoco.
Creo no equivocarme si menciono que desde este blog se contribuyo bastante a darle cobijo y fundamento intelectual.
El apoyo brindado desde aqui a causas claramente disparatadas como el Memorandum de Iran y Dolar futuro, donde es claro (aun con sentencia generada por un juez competente e intachable, en el primer caso) que no hubo comision de delito han estado por debajo del standard requerido. La lista es mucho mas extensa, menciono solo esos dos casos por su caracter incuestionable.
No sorprende entonces que ahora desde este mismo blog se niegue la existencia de esta calamidad. Basta revisar lo dicho por su autor a lo largo de los ultimos cinco años para apreciar el contenido de verdad de esta apreciacion y el apoyo dado.
Seria triste que este comentario no sea publicado. La critica debe ser asumida y cuando es posible respondida...
G

Damian dijo...

A 72 hs del nuevo gobierno los noto algo ansiosos como con odio. Les informo que todavía no hubo blanqueo de capitales para amigos y familiares, tampoco nombraron por ahora 2 jueces en la corte por decreto. Todavía no derogaron por decreto ninguna ley, vienen bastante bien.

Francisco Q. dijo...

Tiendo a coincidir con la primera parte del análisis: el uso del concepto de lawfare por parte de actores vinculados a los bolivarianismos latinoamericanos y afines es inconsistente, oscurece problemas reales (la corrupción, por un lado, y por el otro la relación entre derecho y política) y a menudo parece carecer de sentido.

No coincido con la segunda parte del análisis: el concepto de lawfare en materia de derecho y política internacional, empujado por derecha(s) y ultraderechas, ha sido objeto de análisis y discusión académica relativamente seria. Y es todavía el nombre de uno de los principales blogs de seguridad internacional. De todos modos, el uso que se le está dando en el ámbito latinoamericano es radicalmente diferente.

Paradójicamente, me parece que, a diferencia de la versión original internacional-estadounidense, el uso latinoamericano de lawfare, peor conceptualizado y particularmente ridículo en cuanto efectivamente ignora el origen del concepto, apunta a un problema real: la antigua problemática relación entre la justicia y la política en sociedades desiguales, y los nuevos problemas producidos por esta relación frente a nuevos desarrollos como las diferentes formas de la corrupción transnacional. Y entonces me pregunto, genuinamente, por qué el concepto de "lawfare" resulta tan atractivo a algunas personas (como vos sugerís, no todas mal intencionadas) y si no hay espacio en su uso para intentar tener conversaciones genuinas sobre derecho, poder, política y corrupción desde una perspectiva transnacional.

Francisco Q. dijo...

(Desde ya que hay usos especialmente ridículos que no revisten mayor análisis, como el del decreto de Kicillof y tantos otros).

rg dijo...

es que hace años discutimos sobre un problema que entendemos más latinoamericano, cual es el de la justicia que actúa motorizada por el poder político-económico, y muy en particular, por razones obvias para nosotros, por el poder de turno. sobre eso hace rato que pensamos, y en ese tema, la idea de lawfare confunde más de lo que ilumina, porque vuelve a tocar la cuerda de la conspiración internacional del "mal" contra el "bien"

Rodrigo dijo...

Nadie es tan bruto de hablar seriamente de "mal" vs "bien", sino que lawfare sirve para entender el embate de las élites contra los gobiernos populares. Negar eso es una necedad.

Anónimo dijo...

http://www.sinpermiso.info/textos/fue-un-juicio-horrible-la-dura-critica-a-la-sentencia-de-luigi-ferrajoli

rg dijo...

es lo que ocurre. explicame sino cómo es que en perú por las mismas razones tenés un presidente de derecha suicidado, y 4 ex presidentes procesados, también de derecha; y cómo está siendo acorralado el poder en colombia , también de derecha. mi explicación: hubo megacrímenes de corrupción en la década anterior, sin importar el signo político. a la vez, hubo en américa latina el mismo horror que hubo desde el minuto uno, en relación al dominio de la política sobre la justicia. y así como el kirchnerismo usó los servicios para empujar a la justicia contra sus opositores, y limpiarse de culpas a pesar de los crímenes que cometían, así el macrismo usó a los servicios/justicia para impulsar el acorralamiento de sus opositores. entonces: no es mal contra bien, ni elite contra gobierno popular. es el poder que usa a la justicia, siempre; y el afano que hubo siempre desde el poder

Anónimo dijo...

"G": cuando decís esto: "El apoyo brindado desde aqui a causas claramente disparatadas como el Memorandum de Iran y Dolar futuro, donde es claro (aun con sentencia generada por un juez competente e intachable, en el primer caso)...". Juez competente e intachable? pero hizo lawfare? pero se mandó mensajes de texto acordando una situación procesal con un abogado?. No sos serio, sos un pobre fanático y amigo de ese juez "intachable"....
Después, típico de victimización anticipada, decís "Sería triste que no se publique este mensaje". Triste es tu mensaje, en este blog se leen todo tipo de opiniones y criticas, así que no te autocensures ni llores que queda mal.

Saludos
Antonio

Anónimo dijo...

Antonio,

Estás equivocado: este blog ejerce "moderación" de comentarios. Muchas veces he enviado mensajes que no han sido publicados. Me consta que lo mismo ha ocurrido con otros/as participantes quienes también así lo han manifestado en este mismo blog. De allí me petición la que, en este caso, fue aceptada.

El resto de tu mensaje no tiene mucho que amerite una respuesta. De hecho la que brindás ni siquiera cuestiona el nudo de mi mensaje. Al respecto, y dejando las chicanas de lado: hay algo que opinar sobre el apoyo dado desde aquí a las causas que mencioné...?, al apoyo y opiniones brindadas sobre el juez Moro?. Realmente pensamos que las dos primeras pueden ser objeto de persecución judicial? cuál fué el delito cometido?, respecto de la otra (Lula): la misma sentencia de Moro se funda en la nada; no hay evidencia alguna de que se haya cometido un delito como es mostrado en la misma sentencia (es oportuno leerla... para ver de que hablo). Eso no desmerece la labor de Roberto en otros temas, en que su contribución ha sido -a mi juicio- valiosa por estar bien fundada mas allá de si coinicide o no con la mía (ej 2X1, doctrina Chocobar, las Tasser, etc). Mi opinión no debería rebatirse con adjetivos sino con fundamentos. Podría arguirse que se trata de una diferencia de perspectiva, o -de modo opuesto y según una visión paranoica de la realidad- que este blog forma parte un complot. Pero yo no creo en los complots, ni mucho menos que Roberto pueda participar de uno, sino simplemente que los argumentos que él ha dado en las causas que mencioné primeramente no son eficientes desde ninguna perspectiva y, dada la carencia de elementos adecuados de razonamiento juntamente con la oportunidad política en que se han manifestado, han dado apoyo objetivo al lawfare.

Saludos a todes y gracias Roberto por publicar, en esta oportunidad, mi mensaje.

G

Anónimo dijo...

"G",

respeto a la "censura". Claro que, como no soy el dueño del blog, solo puedo ver los mensajes que se publican y muchos de ellos son críticos e incluso irrespetuosos. Eso me permite afirmar que RG no tiene un ánimo de censura. Había que ver, de ser cierto que no se publicaron tus mensajes, qué habías escrito.

GRacias por tu "sabiondo" consejo de "leer la sentencia a Lula". La leí, y sin perjuicio de que pueda coincidir con vos en que no hay mucho para condenar a Lula, tampoco eso me permite afirmar que hubo Lawfare (es oportuno leer, con profundidad, qué es lawfare -no una definición solamente, sino de las situaciones que se presentan-, para ver de que hablo -ja-). Dicho esto, explicame el apoyo objetivo al Lawfare en la Argentina. Te recuerdo que la prisión preventiva es la regla en la ARgentina (lamentablemente). Te recuerdo que los delitos, en el mundo, se pagan con pena de cárcel. Te recuerdo que los políticos, sí, incluso tu Jefa, suelen ser deshonestos. Te recuerdo, que los jueces están para juzgar. Se equivocan, seguro. Hay burros?. También. Ahora, no se puede investigar a los lideres políticos?. Me encantan las frases populistas: Lula sacó a xxxx millones de la pobreza, no puede ir preso. CRistina es amada por xxxx de personas, no puede ir presa.

En mi mensaje anterior puse "Juez competente e intachable? pero hizo lawfare? pero se mandó mensajes de texto acordando una situación procesal con un abogado?...". Son hechos los que comenté, no utilicé, en esa frase, adjetivos. No respondiste el agravio letra "G".