16 mar. 2009

Epa! Nuevo libro de Rawls

Estamos por poquisimos dias en USA, para un seminario sobre derechos sociales en Boston, que pinta muy bien (reportaremos sobre el tema a brevedad). Entro con cafe favorito en libreria favorita y, ups! casi vuelco el cafe sobre la mesa de novedades, donde luce "A Brief Inquiry into the Meaning of Sin and Faith," nuevo libro de Rawls, post/mortem, que incluye ademas de su casi/famoso texto "On my Religion," del que ya hablaramos por aqui, su, ay, tesis de graduacion, escrita a los 21 anios, sobre el tema de la religion, la fe y la comunidad (lleva por subtitulo "An Interpretation Based on the Concept of Community").

El libro viene con prologo del editor, su amigo Thomas Nagel, y del gran Joshua Cohen. Y trae ademas un ensayo de Robert M. Adams que evalua el peso e importancia del texto encontrado (por casualidad, por alguien que revolvia los anaqueles de la biblioteca de Princeton).

Nagel y Cohen marcan, en el prologo, interesantes continuidades y discontinuidades entre este trabajo y el resto de la obra de Rawls: su idea de la separacion entre las personas; el rechazo de la idea de contrato entendido como acuerdo entre sujetos egoistas; el rechazo a la idea de desigualdades basadas en la jerarquia y exclusion, el rechazo de la idea de merito; una idea de moralidad basada en las relaciones interpersonales. Lo que se ve ausente es el aspecto mas politico de la obra de Rawls, lo que luego seria una constante de su obra: la preocupacion por las leyes, las constituciones, la democracia. Miramos mas y cualquier cosa avisamos.

9 comentarios:

Gonzalo Ramirez Cleves dijo...

Suena muy interesante... abra que buscarlo por Amazon.. voy a ver si hago mi primera compra virtual ... A Wittgenstein hasta le publicarón los cuadernos de sus alumnos como parte de su obra, es decir que esta no será la última obra de Rawls y siempre encontrarán un papel refundido por ahí...

rg dijo...

si, es un riesgo, obvio, querer publicarle todo. y este es un trabajo serio, pero de cuando tenia 21 anios. como cuestion biografica es interesante. no se si vale como primera compra virtual, capaz ir mas a un libro que te cambie la vida. igual, lo explore y si veo algo interesante comento

jh dijo...

estaba mirando la I-COn de enero de 2009. Hay varios artículos sobre Waldron y de Waldron que pintan interesantes.

Leonardo dijo...

adelanto de la segura versión cast. de ese libro, en palabras del sr. Thomas Pogge, “... antes de ingresar al ejército en 1943 Rawls había contemplado la posibilidad de estudiar para el sacerdocio. Sin embargo, ya en junio de 1945 sus experiencias en la guerra del Pacífico habían acabado con su creencia en la cristiandad ortodoxa, haciendo que rechazara, por equivocada, la idea de la supremacía de la voluntad divina; había acabado también cualquier deseo de convertirse en sacerdote. En un breve ensayo inédito redactado durante los años 90, titulado On My Religion, Rawls describió este cambio con las siguientes palabras:

“Me he preguntado con frecuencia por qué cambiaron mis creencias religiosas, especialmente durante la guerra. Comencé como creyente cristiano episcopal ortodoxo y abandoné esto por completo hacia junio de 1945. No pretendo entender en absoluto por qué cambiaron mis creencias, ni creo que sea posible comprender totalmente tales cambios. Podemos dejar constancia de lo sucedido, contar historias y hacer suposiciones, pero se deben tomar como lo que son. Puede haber algo sustancial en ellas, pero no es probable.

Se destacan en mi memoria tres incidentes: el de Kilei Ridge, la muerte de Deacon y lo que oía y pensaba sobre el Holocausto. El primero ocurrió a mediados de diciembre de 1944. Había terminado la batalla de la Compañía F del 128o Regimiento de Infantería de la 32a División para tomar la sierra que mira sobre la población de Limon, en Leyte, y la compañía simplemente mantenía el terreno ganado. Un día vino un pastor luterano y durante la misa pronunció un breve sermón en el que dijo que Dios apuntaba nuestras balas hacia los japoneses a la vez que nos protegía de las suyas. No se por qué esto me hizo enojar tanto, pero ciertamente así fue. Reproché al pastor (quien era teniente primero) por haber dicho lo que yo suponía que él, siendo luterano, sabía perfectamente bien que eran sencillamente falsedades sobre la divina providencia. Qué razón distinta a la de tratar de reconfortar a las tropas, posiblemente, pudo haber tenido. La doctrina cristiana no debía usarse para eso, aunque supe perfectamente que lo fue.

El segundo incidente, la muerte de Deacon, ocurrió en mayo de 1945, a la altura del sendero de Villa Verde en Luzon. Deacon era un hombre espléndido; nos volvimos amigos y compartimos una tienda de campaña en el Regimiento. Un día el Sargento Primero vino donde nosotros en busca de dos voluntarios, uno para que fuera con el Coronel a donde pudiera observar las posiciones japonesas, y otro para que le donara sangre a un soldado herido, la cual se necesitaba urgentemente en el pequeño hospital de campo en las cercanías. Ambos accedimos y el resultado de cada tarea dependería de quién tuviera el tipo de sangre que se requería. Como yo lo tenía y Deacon no, él fue con el Coronel. Debieron haber sido identificados por los japoneses, porque pronto 150 proyectiles de mortero cayeron en el lugar donde estaban. Saltaron a una trinchera para protegerse pero murieron de forma inmediata cuando un proyectil de mortero también aterrizó allí. Estuve inconsolable y no podía apartar de mi mente tal incidente. No sé por qué este incidente me impresionó de tal manera, a no ser por mi aprecio por Deacon, ya que la muerte era un acontecimiento común. Pero creo que produjo un efecto en mí de una manera a la que me referiré en un momento.

El tercero es realmente más que un incidente singular pues duró un largo período de tiempo. Según recuerdo, comenzó en abril en Asingan, donde el Regimiento estaba tomando un descanso del servicio [de combate] y consiguiendo reemplazos. Íbamos a las películas del ejército que se exhibían por la tarde y también observábamos los reportes de noticias del servicio de información del ejército. Creo que fue allí donde escuché por primera vez sobre el Holocausto, cuando se dieron a conocer los primeros reportes de las tropas estadounidenses que venían de los campos de concentración. Por supuesto que mucho se había sabido con anterioridad a ese momento, pero no había sido información accesible a los soldados en el campo de batalla.

Estos incidentes, y especialmente el tercero tal como se llegó a conocer ampliamente, me afectaron de manera semejante. Esto tomó la forma de la pregunta por si la oración era posible. ¿Cómo puedo orar y pedirle a Dios que me ayude, que ayude a mi familia o a mi país, o cualquier otra cosa querida que me importe, si Dios no había salvado de Hitler a millones de judíos? Al Lincoln interpretar la Guerra Civil como el castigo de Dios por el pecado de la esclavitud, merecido igualmente por el norte y por el sur, se ve a Dios como si actuara justamente. Pero el Holocausto no se puede interpretar de esa manera, y todos los intentos de hacerlo sobre los que he leído son horribles y perversos. Para interpretar la historia como la expresión de la voluntad de Dios, la voluntad de Dios tiene que concordar con las ideas más básicas de la justicia, tal como las conocemos. Pues ¿qué más puede ser la justicia más básica? Así, pronto comencé a rechazar también la idea de la supremacía de la voluntad divina como de igual forma horrible y perversa.

Los meses y años siguientes me llevaron a un rechazo creciente de muchas de las principales doctrinas de la cristiandad, y esta se volvió algo cada vez más y más ajeno a mí (…)”.

rg dijo...

gracias, ambas informaciones estan muy bien

sl dijo...

jh, si, vi el artículos de waldron en ICON, es sobre los jueces y el razonamiento moral. Esta muy bien, viene a profundizar y reforzar muchas de sus tesis expuestas en Law and Disagreement, sobre la inconveniencia de que los jueces apelen a la moral en sus sentencias.

rg dijo...

si, pero tambien cambia mucho, en uno de estos dias lo comento

sl dijo...

yo escribí algo sobre la posición de waldron para bergen, si querés te mando el borrador y lo comentamos juntos, teniendo al artículo de waldron como base, claro

julieta dijo...

muy buena la nota de hoy en Página, RG.

saludos.