4 may. 2019

Premio Seminario al dibujante del nuevo siglo

 
Ayer, en La Feria del Libro, Liniers firmaba los trabajos o textos que le traía el público, con una calma y dedicación únicas: cada uno era importante, y a cada quien le dedicaba sus buenos minutos, con dibujos, relatos e historias especiales. Actitud fuera de lo común de un dibujante extraordinario, con un talento pocas veces visto. Una suerte que existan personas así, animadas a propagar el bien.








1 comentario:

Unknown dijo...

Extraordinario ser, recuerdo que una vez con mi novio hicimos la cola en la Feria del Libro para me firmara un libro, no solo lo hizo, sino que además retocó el dibujo de la página sobre la cual hizo su dedicatoria, charló con nosotros como quien charla con los amigos y nos agradeció enormemente. Una persona entrañable.