9 sep. 2007

Sin salida? Dworkin sobre la nueva Corte conservadora

Sería un error suponer que esta alianza de derecha está guiada, en su entusiasmo, por una ideología política o jurídica muy conservadora. En verdad, no parece guiada por ningún principio político o jurídico, sino sólo por una lealtad partidaria, cultural, y tal vez religiosa. Insta a la restricción judicial y a la deferencia frente a las legislaturas cuando estos cuerpos toman medidas que los políticos conservadores favorecen, como las prohibiciones sobre ciertas técnicas médicas particulares, en caso de aborto. Pero la coalición de derecha abandona su restricción cuando anula legislación a la que los conservadores se oponen, como las regulaciones sobre los avisos políticos, o modestos programas escolares destinados a favorecer la integración racial en la educación pública. Dice celebrar la libertad de expresión cuando declara que el Congreso no puede impedir que las empresas ricas y los sindicatos evadan las restricciones sobre el uso de dinero en política. Pero subordina la libertad de expresión a otras políticas cuando sostiene que las escuelas pueden castigar a los estudiantes por manifestarse con pancartas ambiguas pero no disruptivas, durante un evento escolar…Estos cuatro jueces no parecen seguir a nadie más que al canal Fox de noticias.

En “The Supreme Court Phalanx,” The New York Review of Books, Septiembre.

No hay comentarios.: