25 ene. 2009

Obama: Lo mejor es lo que ya pasó

Reproduzco una nota que mandé a mis amigos blogales bonkianos (acá), sobre un tema al que ya le dí(mos) alguna vuelta por acá. Gracias a los bonki-amigos! (el link que puse los lleva al sitio bonk, así que si ya no la encuentran, dado que las notas van rotando, colgué a la mía también por acá)

5 comentarios:

Matias dijo...

RG, cómo te pegó la asunción de Obama, es un tópic tras otro sobre él. Aunque debo reconocer que, como sucede con todos los temas tratados, se los expone brillantemente, lo que torna interesante el debate en c/u.

Saludos.

rg dijo...

ya terminamos, ya terminamos. igual, ojo que este parte de obama pero pretnede hablar de otra cosa, diria sobre la relacion ciencias sociales/sociedad

CAMINANTE dijo...

Buenisimo el articulo R, me quede pensando en el dificilisimo equilibrio de la creacion de expectativas y el realismo politico.
Me parece imposible que un gobierno pueda iniciar ningun cambio social relevante sin un inmenso apoyo popular, que requiere para concretarse de la generacion de expectativas, suenios, esperanzas. A la vez, por mas bienintencionados que sean esos gobernantes hipoteticos, la contraposicion entre lo posible dadas las circunstancias y las expectativas generadas, pueden ser tremendas en terminos de erosion de legitimidad.
No se como se maneja el peso de la fe y la esperanza de un pueblo, pero no debe ser una carga facil de llevar por una persona decente. Sospecho que tipos como Alfonsin deben haber quedado muy golpeados moralmente despues de la decepcion colectiva. Y ese ejemplo, para algun que otro dirigente decente debe ser una advertencia casi paralizante, porque cuando la gente se decepciona en serio no vuelve mas al ambito publico. Me refiero a la esperanza seria, no a la ilusion ligera de los candidatos de TV: un De la Rua no podria haber generado jamas la fe en un destino colectivo como un desafio posible y necesario, creo.
Acaso Obama consiga ese equilibrio, creo que solo asi podra conducir un gobierno popular (given the context, of course).
Abrazos.

L

Martin dijo...

RG, excelente el articulo, creo que tenemos un potencial civico dormido, sobre todo por la falta de credibilidad que nuestros gobernantes de turno le han achacado a la democracia... ya que solemos confundir la ineptitud de nuestra clase politica con los fundamentos de la democracia...
Anonimo: no creo que Alfonsin sea timbero, y si lo fuese no es el punto es dicusion tampoco si es parecido aObama o no.. Lo que el articulo rescata es que en ocasiones frente a la adversidad los pueblos se despiertan y se activan civicamente..
Justamente esa reaccion de civismo es independiente del colapso economico que nombras y de la derrota de Malvinas. Mezclaste todo
Un abrazo
y te felicito nuevamente RG por el articulo

CAMINANTE dijo...

Martin, no veo ningun comentario entre el tuyo y el mio asi que asumo (talvez equivocadamente) que respondiste al mio. Talvez fue confuso lo que quise escribir: las expectativas y esperanzas a las que aludo no las 'fabrica' un dirigente determinado, esa fuerza social latente en todo caso genera cauces que pocos tipos estan en condiciones de atravesar, y es en esa travesia que pueden estar o no a la altura de esas expectativas.
Esto creo que no contradice la idea de que sin estas expectativas y esa energia es muy dificil emprender una empresa colectiva de transformacion popular.
Ni Obama ni Alfonsin inventaron el sentido de cambio que los llevo al poder, si me parece que supieron interpretarlo de tal modo de convertirlo en un argumento electoral importante.
Espero haber aclarado, abrazos.

L