11 feb. 2010

Piñera al gobierno, Falabella al poder

Qué lindo cuando el poder se llena de empresarios exitosos! Hermoso! Desde la época de Pinochet que no se veía algo así! Afuera la ideología!!! (acá)

31 comentarios:

sl dijo...

eso en un parlamentarismo nunca pasaría. Me hace acordar a Fujimori en su primer mandato, que asumió con el apoyo de varias organizaciones sociales y partidos nuevos, y cuando fue elegido nombró un gabinete de tecnócratas, con lo que se ganó la desconfianza de las organizaciones de base que lo llevaron al poder. mal comienzo

rg dijo...

pero por que la critica? si se trata de personas de bien, a las que solo les interesa su pais, que no estan contaminados de ideologias extranias y confusas, acostumbrados a dar ordenes y a que las cosas marchen derechito :)

nahuel dijo...

Es que no es así: esta es gente que tiene plata y puede dedicarse libremente a luchar contra el establishment. Seguro que Conti los votaría!

El problema ahora sería definir "establishment" y no incluirlos a ellos, pero bueh, todo no se puede..

rg dijo...

zurditos mala onda! no les gusta nada, solo traen pesimismo!

La Usina dijo...

Te agrego otro argumento Roberto para estos zurditos: con la plata que tienen no van a robar en el gobierno.

rg dijo...

pero claro, son profesionales, gente seria, que no esta en politica

chalo dijo...

clarín se olvida de decir que también hay pinochetistas en el gabinete como leí en "la razón" de ayer.
sería bueno escuchar la opinión del politólogo compañero suyo publicada unos post más abajo en el cual intentó argumentar su fuga desde la concertación hacia la derecha empresaria y neopinochetista.

CAMINANTE dijo...

Te acordas R cuando alguna gente decia que P. no necesariamente se iba a manejar con criterios empresariales? que eran prejuicios de tu parte?
No veo alli una sola persona con trayectoria en el -a veces difuso- ambito del interes publico. Ni uno que haya trabajado consistentemente en organimos de DDHH o similares. Ta bien, talvez alguno dona a alguna ong alfombrada con sede en Las Condes.

Off topic, una divina la autoreferenciada stalinista Diana Conti. Los extremos se juntan bastante no?

Abrazos.

rg dijo...

capaz algunos amigos chilenos nos pueden mandar info. buscarela falabella

rg dijo...

ehhh, caminante, derechos humanos en el gabinete? es que sos un rojo enfurecido, lleno de rencor

juan dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
rg dijo...

esto escribio el amigo patricio en la tercera (extracto). Me parece bien

"el nombramiento de gerentes en puestos clave -incluidos ministerios sectoriales- genera razonables dudas sobre potenciales conflictos de interés. El nombrado ministro de Educación, Joaquín Lavín, posee participación en una inmobiliaria que retira utilidades casi exclusivamente de inmuebles que arrienda a la Universidad del Desarrollo. Si bien el gobierno podría, imitando una frase de la época de Allende, usar "resquicios legales" para alegar que Lavín no tiene intereses en una universidad, las políticas educacionales afectarán su patrimonio y también el del titular de Segpres, Cristián Larroulet, que comparte propiedad en dicha inmobiliaria. Desde los clientes de la oficina de abogados del ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, o del titular de Justicia, Felipe Bulnes, hasta las empresas en cuyos directorios han estado los titulares de Relaciones Exteriores, Transportes o Hacienda, las nuevas autoridades deberán demostrar que no hay conflictos de interés. Después de todo, como recordaba la Alianza cuando defendía la probidad desde la oposición, la esposa del César no sólo debe serlo, sino también parecerlo.

Varios ministros ocupan puestos de directorios en empresas privadas, incluidas algunas cuyas ganancias dependen de marcos regulatorios que son determinados, al menos parcialmente, por los propios ministros. La renuncia a esos directorios es condición necesaria, no suficiente, para fortalecer el cortafuego entre negocios y política. Esos ministros se deben abstener de participar en discusiones que puedan afectar a las empresas a las que ahora se disponen a renunciar. Este gobierno no puede quedar atrapado por el fantasma de faltas administrativas que recuerden la multa que recibió Piñera, por "no hacer uso del deber de abstención", porque en "razón de su cargo o posición" tenía "acceso a información privilegiada".

Nadie es culpable hasta que se demuestre lo contrario. Pero en política, la vara debe ser superior a la que se aplica en tribunales.

Hay que evitar los potenciales conflictos de interés, no sólo castigar la evidencia de decisiones arbitrarias a favor de determinadas empresas. Como ha creado altas expectativas y porque ha prometido combatir la corrupción y mejorar la eficiencia, la administración de Piñera debe cumplir lo que prometió. En las semanas que se vienen, deberá demostrar que su nuevo estilo de hacer política incluye la construcción de un cortafuego poderoso e infranqueable entre la política y los negocios."

Anónimo dijo...

Jamás pensé que la gente de mi Concertación reaccionara así. Siempre fuimos defensores de la pluralidad, de que distintas posturas se pudieran expresar y ahora porque perdimos el resto vale callampa...por eso perdimos...como dijo Ravinet, se volvió un club de amigotes...

rg dijo...

bueno, el gabinete de pinera si que es plural, esta falabella, esta lan, quien te dice blockbuster

Qori Q'Enti dijo...

el 2012 ya llegó...

No bueno, es que me cuesta digerir esta realidad y la ficha salta para el lado místico.

Ya no hay lugar para la sorpresa; ni el argumento de que el buen pasar económico va a evitarles caer en las garras de la corrupción suena aceptable.

Ahora repensando el dislate con el que arrancó mi comentario...

Cuánto se está radicalizando todo!!! Y las cosas entre Chile y Bolivia que ya venían fuleras, bue, con esto no sé para dónde va a ir...

Ante la duda colgaré mi wiphala en la puerta de mi estancia sojera!!!

ay ay ay este humano tan contradictorio!!!

juani bertomeu dijo...

Sebastián, ¿eso en un parlamentarismo nunca pasaría? ¿Cómooooooo? ¿Y Berlusconi?

j.

rg dijo...

buen link para saber algo mas del tema
http://ciperchile.cl/2010/02/10/las-redes-de-amistad-y-negocios-del-gabinete-de-pinera/

Anónimo dijo...

Un país gobernado por sus dueños.
Los votantes sabían esto de antes y lo eligieron igual.
Igual, si conocés Chile, en realidad esto es más de lo mismo.

rg dijo...

bueno, y a la argentina quien la gobierna? no se, no seria tan simplista

Anónimo dijo...

Casi todos los ministros tienen postgrados y doctorados en Harvard o en Chicago como ud. Dr Gargarella. ¿no habra salido alguno socialista como ud. Dr Gargarella?

rg dijo...

no, son todos gente de bien, seria, sin ideologia

Ramiro dijo...

Supongo que SL se debe referir a que en ciertos parlamentarismos (pienso UK) los miembros del gabinete tienen que ser miembros del Parlamento, ¿no? O sea que esto de 'Del Directorio al Gabinete' no parece posible. Eso decía Jaroslasky (digo, Harold Laski)en un viejo libro dedicado a FDR llamado The American Presidency (1940), dónde justamente celebraba esa característica del parlamentarismo. Y recuerdo que, en general, era muy crítico del sistema presidencialista y repetía varias veces una frase que siempre me quedó grabada: 'El éxito en las loterías no es un argumento a favor de las loterías'.

rg dijo...

excelente lo de jaroslasky! (incluido y sobre todo el chiste!)

juani bertomeu dijo...

Pero acá discutimos el vínculo entre empresarios y gobierno, y pocos países lo muestran tan clarito como Italia. Lo que allí sucede es de una gravedad extrema, y es un caso central de parlamentarismo.

Por supuesto que un sistema parlamentarista uno tiene que ser legislador para ser ministro. Pero hoy en día esto no es un gran obstáculo al acceso de empresarios.

j.

Anónimo dijo...

Esta bien lo que hace Piñera poniendo gente capacitada en los puestos claves de gobierno.
Malo seria poner amistades que nada sepan.
Ademas desde Argentina no tenemos nada que criticarle, el es dueño de armar su gabinete como el lo desee.
Fue elegido presidente y ahora hay que dejarlo gobernar y conformar su equipo de trabajo de la forma que el crea mas conveniente.

Gabriel P. dijo...

Me parece bien los reparos que pone Juan a esto de idealizar el parlamentarismo, sobre todo el de UK. El hecho de ser legislador no implica para nada un obstaculo al hecho de representar intereses corporativos, inclusos empresariales. Ademas, los parlamentarios ingleses que tienen acceso al gabinete (seniors como juniors) pertenecen a cierta elite y representan intereses corporativos y de clase de esa elite. Por lo que tampoco se observa mucha pluralidad, o por lo menos el tipo de pluralidad deseada.

Anónimo dijo...

Si, muy lindo, todos jovenes, idealistas y democraticos. De acuerdo con RG.

Gustavo

Ramiro dijo...

como dice arballo, digo pagani, digo arballo, seamos buenos entre nosotros… sl dijo: “eso en un parlamentarismo nunca pasaría.” Yo no se del nivel de compromiso de sl con el parlamentarismo, pero no creo que esa frase sirva para adjudicarle que el parlamentarismo per se impide la intervención de la esfera económica en la esfera política. Me parece que el punto menor se mantiene: no podés saltar del directorio al gabinete. De todas formas, la cuestión de fondo que plantea juan y lo que señala GP me parece correcto, sin embargo,a mi me genera una pregunta: ¿ese vinculo entre empresarios y gobierno se da mayormente a) a través del salto a la esfera política de empresarios que se valen de un sistema de elecciones altamente dependiente o tolerante del dinero privado o b) a través de mecanismos de influencia de la esfera económica sobre la política totalmente opacos, ajenos a cualquier tipo de control o principios democráticos? En cuyo caso me plateo, ¿qué es peor, o por qué lado se genera más daño a las instituciones democráticas? Se me hace que puede ser una combinación de ambas, pero el mayor daño –y que encima ni vemos- se produce más por la opción ‘b’ que por la ‘a’. Al menos en el caso de la ‘a’ sabemos a quien votamos. Pero, mayormente, no sabemos (en el peor de los casos) o ni nos interesa (en el mejor) quien entra en los despachos oficiales o saca a almorzar a secretarios, subsecretarios, etc. Saludos!

juani bertomeu dijo...

Sea a)o b), el parlamentarismo no lo evita completamente. El salto del directorio al gabinete sólo está mediado por un triunfo en una elección. Sí, ganar una elección no es simplísimo, pero no lo fetichicemos. Si pasa de manera tan grosera en un caso como el de Berlusconi (y estoy seguro que muchísimos de los que lo acompañan son empresarios), por qué no podría pasar en otros? En el sistema parlamentario votás una mayoría gobernante, y hay mucho arrastre de votos para formar esa mayoría, por lo que pueden colarse muchos impresentables (podríamos hablar de sistemas electorales, pero para esto creo que no hace falta).

Uno incluso podría decir lo opuesto. En algunos sistemas presidencialistas, los nombramientos en el ejecutivo requieren mayoría de al menos una de las cámaras. Y la mayoría puede no ser la del mismo partido (como sucede en el parlamentarismo, en el que el partido que acaba de ganar aprueba el gabinete que él mismo acaba de nombrar) sino ser la oposición.

j.

Crescente Molina dijo...

Roberto, creo que el problema del gabinete de ministros de Piñera no es que sean empresarios. Con una regulación adecuada los conflictos de intereses se pueden eliminar, y eso todos lo sabemos. De lo contario, entendería tu argumento de la siguiente manera. "Nadie que tenga propiedad sobre una empresa puede dedicarse legitimamente a ocupar un cargo público", argumento que no puedo compartir.

Creo yo que el problema es precisamente que Piñera intenta sacar las ideologías políticas de la misma política y reemplazarlas por destrezas técnicas y administrativas. La política es otra cosa que la empresa y eso ni Piñera, ni muchos, lo entienden.

La concertación, y muchos más critican el caracter de empesarios de los ministros. Eso es irrelevante e inofensivo con una buena regulación, pero inmiscuir la técnica en la política es el peor de los errores de Piñera y de prácticamente de todos los políticos chilenos.

saludos desde Chile.

Crescente.

rg dijo...

ok, ok