12 mar. 2017

Hispánicas VI: Lorca, romancero gitano



Lorca se mostraba feliz con la redacción del histórico Romancero Gitano -a pesar del enorme trabajo que le implicaba. Junto con Poema del cante jondo, constituye su gran obra sobre el mundo gitano, que para él era decir Andalucía. Lorca pensó el poema como un homenaje a su tierra, pero también como un homenaje "antipintoresco", "antifloklórico" y "antiflamenco". Lorca describió su Romancero de este modo:

"El libro es un retablo de Andalucía con gitanos, caballos, arcángeles, planetas, con su brisa judía, con su brisa romana, con ríos, crímenes, con la nota vulgar del contrabandista y la nota celeste de los niños desnudos de Córdoba que se burlan de San Rafael. Un libro donde apenas si está expresada la Andalucía que se ve, pero donde está temblando la que no se ve... Un libro antipintoresco, antifolklórico, antiflamenco. Donde no hay ni una chaquetilla corta ni un traje de torero, ni un sombrero plano, ni una pandereta, donde las figuras sirven a fondos milenarios y donde no hay más que un solo personaje (grande y oscuro como un cielo de estío), un solo personaje que es la Pena..." 

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Qué notable reflexión! Gracias por compartirla. Intuyo que de este lado del Atlántico hubo quien (años después) se hizo eco de ella:
"He encontrado días pasados una curiosa confirmación de que lo verdaderamente nativo suele y puede prescindir del color local; encontré esta confirmación en la Historia de la declinación y caída del Imperio Romano de Gibbon. Gibbon observa que en el libro árabe por excelencia, en el Alcorán, no hay camellos; yo creo que si hubiera alguna duda sobre la autenticidad del Alcorán bastaría esta ausencia de camellos para probar que es árabe. Fue escrito por Mahoma, y Mahoma, como árabe, no tenía por qué saber que los camellos eran especialmente árabes; eran para él parte de la realidad, no tenía por qué distinguirlos; en cambio, un falsario, un turista, un nacionalista árabe, lo primero que hubiera hecho es prodigar camellos, caravanas de camellos en cada página; pero Mahoma, como árabe, estaba tranquilo: sabía que podía ser árabe sin camellos. Creo que los argentinos podemos parecernos a Mahoma, podemos creer en la posibilidad de ser argentinos sin abundar en color local."

Volviendo a Lorca, creo que vale la pena recuperar la dimensión de performance de la poesía en general, y del Cancionero en particular, en la preciosa recitación de Margarita Xirgú. Para quienes gusten del canto y la guitarra, también Paco Ibáñez interpreta algunos de los poemas.

Saludos cordiales!

Anónimo dijo...

García Lorca fabuloso, también tu blog

"..y decora las aguas de tu río
con hojas de mi otoño enajenado"