12 ago. 2008

Republic.com 2.0





De modo consistente con su urgencia por sacar uno o más libros por año, el amigo Cass Sunstein acaba de publicar la segunda edición de su importante trabajo Republic.com, dedicado a reflexionar sobre las implicaciones de internet en la vida cotidiana. La obra resulta, en todo caso, especialmente interesante tanto para aquellos preocupados por contar con una ciudadanía democrática, como para quienes dan especial valor a la deliberación colectiva. La re-edición de Republic.com, sin embargo, modifica de tal modo a la primera versión, que el libro pasó a llamarse ahora Republic.com 2.0.

Don Sunstein insiste con sus experimentos favoritos, que muestran que en internet se agudiza una patología propia de ciertos "settings" deliberativos: cuando quienes discuten lo hacen (sólo) con aquellos que tienen opiniones muy parecidas a las de uno, se reduce y socava la diversidad de criterios previamente manifiesta, a la vez que se tiende a reforzar y radicalizar los puntos de vista predominantes en el grupo, fenómeno al que denomina de "polarización de grupos." En tales contextos, los argumentos en defensa de las posiciones contrarias comienzan a hacerse menos presentes, a la vez que los miembros del grupo se inclinan a reforzar los propios puntos de vista unos a otros: todo conduce al fortalecimiento de las posiciones comunes. La proliferación de estos "Daily Me," concluye, afecta a la democracia.

Sunstein se anima a explorar, al mismo tiempo, las posibles implicaciones de este fenómeno sobre la vida colectiva. En tiempos de elecciones, y en la medida en que los dos partidos principales "vivan en universos politicos diferentes," la polarización de grupos comienza a tomar lugar, y de ese modo aparecen el extremismo y el creciente desprecio por las posiciones contrarias. Es lo que dice Sunstein, no me echen la culpa. En todo caso, como siempre, el libro podria haberse resumido en unas 20 hojas, pero 20 hojas que no están mal.

4 comentarios:

Heber Joel Campos dijo...

Lei la primera versión que tradujo Gedisa,al igual que tú no me entusiasmo demasiado. Pero ahora que lo dices, creo que el tema de los "Dayli me" no es del todo exacto. Es cierto que en determinados contextos, sobretodo cuando estamos frente a espacios de internet sobre especializados, los visitantes de esas páginas tienden a compartir un mismo universo imaginativo. Es decir, comparten aficiones, intereses, opiniones, y por qué no, fobias y resentimientos. Pero al mismo tiempo es cierto también que existan muchos otros espacios que por su misma temática fomentan el debate público, y hacen posibles canales de comunicación (y de deliberación) impensables en otros medios. De cualquier forma, me parece que Sunstein (y hablo sobretodo de la primera versión del libro) no termina de resolver el tema, sumado a su idea, no del todo lograda, de que internet debe ser regulado. A lo mejor en la nueva edición el tema se corrige un poco.

Ulrich dijo...

He visto que pasan esas cosas en algunos lugares... y se recurre mucho al hombre de paja o ataques ad hominem.

Lo bueno de Sunstein es que cimenta todo lo que afirma con evidencia empírica. Eso le da un plus que permite avanzar sobre seguro, aunque hable de cosas que parecían "sabidas.

rg dijo...

si, desconfiamos. pero tambien sobre su apoyo empirico, que es un gran progeso pero...
un amigo estuvo chequeando su apoyo empirico para sostener lo que sostuvo en su tremendooo (por lo malo) articulo sobre la pena de muerte (no me animo a repetir lo que dice), y advirtio que era un apoyo muy muy problematico, no por falso, pero si por demasiado endeble

PIC dijo...

Cass sostiene que Internet debe estar regulada?
RG, aclárame un poco esto porque desconozco la obra de Sunstein.
Saludos,
PIC