10 de jul. de 2008

Sobre tragedias y justificaciones

Para seguir con el tema, pero dejando que la convocatoria siga, hay una gran tragedia que nos sirve de gran ejemplo, de gran horror con claridad, de pésimo precedente. Ese gran error de la Corte Suprema de Estados Unidos, muchos piensan, fue Bush vs. Gore donde la Corte suspendió el recuento de votos que trasncurría en el estado de Florida (declarando que el sistema para recontar los votos era inconstitucional) y de forma extrañamente rápida (cuando había decidido algunos casos, aparentemente, en otra dirección) decidió en última instancia, en un precedente sin precedentes, quien había sido el ganador de la elección presidencial del año 2000. En este video podemos escuchar al Juez Antonin Scalia pidiendo, en la actualidad, que "superen" ese caso y diciendo que la culpa es de Al Gore que llevó el caso a la Corte.



Lo que es un horror evidente, traducido en omisiones y en votos disidentes en misma Corte, es el intento de "justificación" de los métodos de interrogación a los detenidos por la guerra contra el terrorismo, o sea, la justificación de la tortura (!?) por parte de Scalia. En sí mismo parece grotesco, y tal vez las pregunta de la periodista no fueron ideales (pero no me parecen tan malas), pero lo que realmente es un shock, una trompada al sentido común constitucional (intersubjetivamente fundado), un gancho al estómago de cualquier persona con sensibilidad a los argumentos que puede digerir, lo que cierra todo tipo de diálogo, se expresa en el final de la secuencia de video, donde Scalia dice algo así como: "Bueno, de todas formas, esa es mi opinión y sucede que es la correcta".

6 comentarios:

Wint dijo...

Si por lo menos la tortura fuera como forma de castigo seria más honesta, lo torturamos peor porque es culpable de algo. Ahora Scalia defiende la tortura de alguien quien no paso por un debido proceso, esta validando la tortura de inocentes.
Resulta irrisorio que sea incapaz de ver esto... si convalidara la tortura como método castigo aunque sea seria honesto. Validar la tortura a inocentes es un retroceso a la edad media.

Es inconcebible que un juez de la corte suprema de la potencia más importante del mundo en el 2008 diga estas cosas, un perito medico lo calificaría como demente.

Lucas A. dijo...

Coincidimos.

A mi lo que más me llama la atención, por decirlo de alguna forma, es su forma de ser, que puede parecer graciosa pero es grosera, irrespetuosa y soberbia, esa última frases de puro poder dogmático (y bastante autoritario). Otro ejemplo, en el primero video, no en el de la tortura dice (algo así como):

"La Corte Suprema o yo, no le debemos una disculpa a nadie por Bush vs. Gore. Hicimos lo correcto. Y, y... listo!"

Puede parecer gracioso, pero es más bien triste o peligroso, porque no veo razones, dice "hicimos lo correcto y listo" o "estoy en lo correcto".

Mmmmm..

Sigamos,
Lucas.

nachin dijo...

Wint, desde mi desconocimiento del derecho penal, estoy de acuerdo con vos en que lo que sostiene Scalia es insólito, torturar alguien inocente sin siquiera "justificar" tal acción por un merecimiento de castigo u otra razón (sea utilitaria, "igualitaria",etc).

Lo que no entiendo es cuando decís "si por lo menos la tortura fuera como forma de castigo sería mas honesta". Creo que hay que ser delicado a la hora de definir la razón de un castigo, más aún de una tortura. Por ello decir "torturamos porque como forma de castigo es lo (que nos parece)más honesto" creo que es un fundamento bastante débil también.

Claro, nunca tan débil y dogmático como bien dice Lucas acerca de lo expuesto por Scalia.

CH dijo...

Siguiendo a nachin...Me resulta perturbante que en el comentario de Wint se diga "Si por lo menos la tortura fuera como una forma de castigo sería más honesta".
Primero: No sería, aunque fuese legal, la aplicación de la tortura a culpables un retroceso?.
Segundo: Yo creo que el uso de la tortura, si es que se lo usa...o por lo menos para escarle a usos más injustificados, es un metodo de interrogación. De modo que por definición siempre va a caber la posibilidad de torturemos a alguien inocente. A menos que tengamos un poder supra subjetivo que haga q torturemos al que de seguro es culpable.

De esta manera a través de estos dos argumentos, o al menos estos, se me hace poco probable como la tortura puede ser legítima.

Vuelvo sobre lo mismo...esa frase me resulta perturbante.

Wint dijo...

Tal vez no lo deje lo suficientemente claro. Lo que digo es que si Scalia pensara que la tortura es el castigo adecuado, después de todo la pena de muerte es un castigo en estados unidos, habría más honestidad en su declaración.
Diciendo que la tortura de testigos o sospechosos no es un castigo y por lo tanto no contemplado en la constitución es un vil y descarado argumento.

Después de todo las penas se definen por voto, si el día de mañana la voluntad popular cambia la tortura seria materia legislable.

Evidentemente que yo no creo en la tortura!

Lo que digo es que Scalia es falaz, autoritario y encima un cobarde.

Lucas A. dijo...

Ah, había leído esa parte como ahora intenta aclara Wint. Aunque le vi algo en la relectura. Cabe la aclaración, entonces Wint.

Había entendido que Scalia estaba buscando, alguna forma de escapar del argumento, banalizando lo horrible, el mal radical de la tortura con argumentos originalistas sobre si la tortura está prohibida o permitida, porque detrás de su escape textualista, castigo si o no, está la frase: "no toda cosa odiosa está prohibida por un artículo de la Constitución" y uds. saben que el originalismo diría "si querés prohibir la tortura, dictá una ley o incoporá un artículo de la Constitución, porque esta constitución no tiene nada contra eso y yo como juez originalista no puedo 'crear' una ". Estimo, que el originalismo de Scalia saldría con uno de esos argumentos

Sin haber leído mucho del debate, sobre el veto de la ley que prohibía el "waterboarding" (submarino seco) no sería de extrañar, que algún teórico constitucional diga que ese veto presidencial -otra gran tragedia!!!!- no estaba reñido con el derecho constitucional, con garantías, además por supuesto con los derechos humanos más básicos.

Para muchos, la corte no podría considerar ese veto inconstitucional. Scalia, podría decir eso, me parece.

Sigamos,
Lucas.