1 jul. 2008

Fiss reloaded..

En un auditorio repleto de personas, much@s de ell@s alumnos, jueces, fiscales, funcionarios judiciales, profesores, miembros de ONGs, amigos de la casa, investigadores, en un extenso etcétera, Owen Fiss dio una charla abierta sobre "Libertad de Expresión y Las dos caras del estado" en el auditorio de la Universidad de Palermo.

Con una muy cálida y personal presentación de Roberto Saba (que recordó, entre muchísimas otras cosas, la colaboración de Fiss con Thurgood Marshall -en la Corte de Apelación de Distrito del Segundo Circuito- y ya en la Corte Suprema, su trabajo con del Juez Brennan) en la ceremonia se le otorgó el título de Doctor Honoris Causa de la Universidad de Palermo al Profesor Owen Fiss.

Fiss introdujo su conferencia, después de la entrega del título, con algunos comentarios personales, casi biográficos, sobre lo agradecido que estaba por el honor y por la presencia de tantas personas para la ocasión. En esas palabras previas, no pudo dejar de recordar, como él mismo remarcó, que la relación tan especial que él tiene con Argentina comenzó hace 23/24 años atrás cuando lo esperaba en el aeropuerto Carlos Nino para su primer visita a Argentina. Esa relación que siguió con much@ de los discípul@s y que se transformó en varias proyectos conjuntos. En el medio de su introducción, se lo notó emocionado, casi con la voz quebrada al recordar aquel día de agosto de 1993 en el que Nino falleció, tan de sorpresivamente para todos.

Después de esa introducción, Fiss comenzó a hablar de libertad de expresión y los roles del estado. Explicó los desafíos en la actualidad, partiendo desde las concepciones clásicas a nivel constitucional, concepciones de libertad de expresión que protegen al "orador de la esquina" pero no sabemos en qué ayudan a los ciudadanos, especialmente hoy en día, que quieren recibir información y análisis de los actuales medios de comunicación y, es más, que quieren expresarse a través de esas vías y/o alternativos canales. Fiss hizo hincapié en que los medios de comunicación, especialmente las nuevas tecnologías, generan una nueva forma de educación informal tan o más importante que la educación formal, en los sistemas educativos. Esas nuevas tecnologías son importantes como formas de expresión, pero no logran, según Fiss, competir (en relevancia/en impacto) con las tecnologías más clásicas como Radio y Televisión.

Recordando antecedentes como los de New York Times co. vs. Sullivan y el voto de Brennan que hablaba de la necesidad de un debate "lo más robusto, desinhibido y abierto posible", presentó sus ideas sobre el rol del estado en la regulación de la libertad de expresión, sobre todo relativizando la idea de que el estado cumple su rol respetuoso de la libertad de expresión replegando su acción de los sectores/mercados de medios de comunicación y actividades conectadas al área, llegando a refrescarnos su famosa idea del "efecto silenciador" de la libertad de expresión.

Al final de su conferencia, se abrió el micrófono para preguntas. Las hubo de las más diversas: sobre los roles del derecho penal en el control del discurso, sobre las políticas del gobierno argentino en el campo de la libertad de expresión, sobre control de financiamiento de palabras, sobre la teoría de las "fighting words", sobre la teoría feminista y la pornografía (Fiss tiene este trabajo sobre el tema) sobre los posibles límites a la teoría de la real malicia, sobre las fronteras de la libertad de expresión un caso Holandés (donde se agredía, supuestamente, a un grupo reliogioso específico), sobre la opinión de Fiss de la imposibilidad de negar el holocausto en el caso Alemán, sobre los roles de las Cortes Supremas en el tópico y finalmente le pedimos un balance sobre la administración Bush, en torno a la libertad de expresión, especialmente después de 9-11 y los desafíos de la nueva administración (cualquiera que fuere el ganador, pero especialmente, en referencia a la posible victoria de OB)

En todas las respuestas Fiss fue muy educado y considerado en responder cuidadosamente cada pregunta. Todo ello, a pesar de que muchas preguntas eran complejas o, en el mejor de los casos, complejamente presentadas.

La gran sopresa fue la respuesta que dió a una pregunta (de PB) sobre los observatorios de medios y la tensión con la libertad de expresión. Fiss respondió, algo así: "Fue el gran libro de Foucault el que nos enseñó, con su estudio sobre el panóptico, que observar es controlar". Así presentó sus reparos a este tipo de institución o medida de gobiernos (se había citado a España y al caso argentino, como ejemplos). Muy sorprendente esa cita, inesperada para muchos, incluso para muchos cercan@s al mismísimo Fiss.

Todo terminó como debía terminar, tod@s de pie, aplaudiendo a un Owen Fiss emocionado, clap, clap, clap, para Owen Fiss!

11 comentarios:

Ramiro dijo...

Si, creo que sorprendió lo del Observatorio. Y también los reparos que mostró respecto de Obama al final, no?

rg dijo...

como fue lo de obama?

sula dijo...

Fiss sostuvo algo así como que la asunción de Obama no significaría un cambio intenso e inmediato en el tema de libertad de prensa pues el Estado no sólo esta conformado por el PE, sino por otros poderes del estado, instituciones, otros actores que pueden haber capturado ese discurso y mantenerse resistentes (conscientes o no) al cambio. Me gustó esa digresión de Fiss, que combinó perfectamente (cual tostada de salvado con queso) con su alusión anterior a Foucault.
Disloca nuestra capacidad de análisis y amputa o limita nuestras posibilidades de acción pensar al estado en forma monolítica; de eso estoy segura. Además Fiss con su comentario da cuenta de esa tensión entre cambio y permanencia insita en todo sistema con dispositivos de poder en interacción pero también en contradicción. No?
Pero creo que podríamos ir más allá; o eso me pasó a mi; lo de ayer me dio lugar a retomar una idea que tengo hace un tiempo: cómo pueden cambiar las leyes, dictarse sentencias, renovarse autoridades, cambiar gestiones pero queda algo en los intersticios, en esos espacios intermedios del poder institucional ( y por supuesto no institucional) sin tocar, reacios, infranqueables ( al menos por un buen tiempo) en su estructura y dinámica

Lucas A. dijo...

Ramiro, sí, totalmente sorprendió la cita y no sé si tanto la respuesta.

Los reparos que mostró a Obama son precauciones, no? Son muestra de la lucidez, más que de esceptisismo. Así lo interpreto.

Le pregunté cuál era el balance de la Administración Bush con respecto a la libertad de expresión, en especial después del 9-11 y qué desafíos tenía la nueva administración (especialmente ante la posible victoria de Barack Obama). El respondió, según recuerdo y entendí, que no sé si había existido un impacto directo en las libertad de expresión después de 9-11 pero sí, que había un merma de la protección de los derechos civiles y así un impacto (indirecto?). El decía que hubo muchas críticas al gobierno y eso no puede negarse. En esa situación, el dijo que podía responsabilizar a los dos poderes políticos e indirectamente al poder judicial.

Sobre Obama, respondió, (previamente hizo un chiste al respecto, pero después) muy enfáticamente, golpeando suavemente el atril, que no pensaba que una nueva administración pueda cambiar fácilmente las cosas(los desastres???) que había hecho la administración que está concluyendo.

Btw, Ramiro, hizo una crónica muy interesante y complementaria, pero sobre todo más profunda en el tema libertad de expresión, en cuestión, por lo que es recomendable pasar por su blog. Ahora, Ramiro, yo entendí mal o Fiss dijo que esas redes sociales (como Facebook, o Youtube) de comunicación no son comparables con la clásicas?

Saludos,
Lucas.

Ramiro dijo...

Si, es así. Creo que dijo algo así como que el 9/11 tocó una fibra muy profunda de las instituciones norteamericanas, por eso es que el responsable de lo que hizo Bush no es sólo Bush, sino el Congreso y -también, en cierta medida- la Justicia.

Con respecto a lo de las redes sociales, si, Fiss básicamente dijo que no hay que sobrevalorar a lo que llamó los computer based means of communication, que distinguió muy bien de los medios 'masivos' de comunicación.

Es decir, Internet, según su visión, no va a ser la panacea de la comunicación democrática, por lo que llamó la 'pasividad natural de la mayoría de los ciudadanos' y el carácter 'activo' que la Internet requiere para del receptor para buscar información (entre otras razones). En los medios masivos (tv y radio, bàsicamente), se generan interpretaciones / entenidmientos comunes de la realidad ya que requieren del receptor que prenda la radio o encienda la tele, y el mismo contenido es recibido por millones.

Internet, por el contrario, no se enciende, y la información no se 'recibe', sino que 'se busca'.

Elaborando un poco sobre lo que dijo Fiss, esto presenta aspectos positivos y negativos. Por un lado, genera contenidos increìbles y un nivel de debate interesantísimo (este blog es un ejemplpo de ello). Pero por el otro, segmenta mucho los mensajes y la mayoría de los ciudadanos (esos ciudadanos pasivos) no se aventuran por estas latitudes de la red. Es decir: es más probable que vean el video del bebe koreano que canta hey jude que visiten el blog del criador o este.

Por otro lado, Internet también genera que quienes se quieran informar por una sóla vía 'ideológica' puedan hacerlo (Fiss mencionó algo sobre el punto) Y eso es también contraproducente desde el punto de vista democrático ya que voluntariamente se deja de acceder a visiones u opiniones contrapuestas, reforzando sólo las creencias y/o prejuicios y/o visiones de la realidad preexistentes. Los medios masivos, en ese sentido, ofrecen por una cuestión de mercado, más voces (auque sistémicamente excluye a otras, pero eso es por el carácter capitalista del sistema de medios masivos de comunicación, al menos en EEUU).

De todas formas, con los cambios en las tecnologías, los medios masivos como la radio y la tv cada vez menos son de receptores cuasi pasivos y más de receptores que buscan que ver u cuando verlo (p.ej., TiVO).

Me fui de mambo con el largo, pero Fiss me hizo pensar sobre los reparos que hay que tener respecto de las nuevas tecnologías y sobre la importancia indudable que mantienen las 'viejas' tecnologías, particularmente en sociedades como la nuestra dónde la web es el lujo de unos pocos, poquísimos. Saludos.

rg dijo...

mil gracias ramiro

Lucas A. dijo...

Sí, gracias Ramiro, y previamente gracias Sula.

Ramiro, leyendo tu post me pareció que deciamos cosas diferentes sobre la misma charla pero ahora veo que no.

Sigamos,
Lucas.

Alejandro Hache dijo...

el link del video del bebe koreano?

Ramiro dijo...

Va el link.

http://www.youtube.com/watch?v=fqXYwNDrU8k

Fue visto más de 5 millones de veces.

GB dijo...

Algo de lo que había dicho Owen Fiss el otro día, puede estar mas claro en esta nota de Juan Gelman acá:

http://www.pagina12.com.ar/diario/contratapa/13-107509-2008-07-10.html

Lucas A. dijo...

Sí, sí, puede ser. Gracias GB.