17 oct. 2008

Silbar la Marsellesa






Estamos en una conferencia en París por unos días, y el gran acontecimiento de la temporada es el repudio mostrado por descendientes de inmigrantes ante el himno nacional francés. En efecto, por tercera vez en muy corto tiempo, miembros de algunas comunidades étnicas (árabes fundamentalmente) silban la Marsellesa que suena cada vez que Francia juega algún partido de fútbol con un equipo extranjero (ya pasó en el enfrentamiento Francia- Argelia y Francia-Marruecos, y ahora acaba de pasar en Francia-Túnez). Lo insólito es que la dirigencia política esté desconcertada ante el hecho, y que un 80% de la ciudadanía se considere "shockeada" por lo mismo. Pero, caramba, se pregunta uno, han prestado atención al modo en que vienen tratando a los inmigrantes, al lugar al que los han relegado, a los modos en que las autoridades públicas se relacionan con ellos? Y luego ven como un problema una merecida -y finalmente inocente- expresión pública de fastidio? Qué pretenden que hagan? Qué aplaudan? Que den las gracias? Si reciben absolutamente todos los maltratos posibles (incluyendo separaciones forzadas de sus familias, detenciones arbitrarias, etc.). Como pequeña contribución a la cuestión


Allons enfants de la Patrie,
Le jour de gloire est arrivé!
Contre nous de la tyrannie,
L'étendard sanglant est levé,(bis)
Entendez-vous dans les campagnes,
Mugir ces féroces soldats?
Ils viennent jusque dans vos bras,
Égorger vos fils, vos compagnes!

Ffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffff!!!!! Y a pensar sobre los modos en que están haciendo uso de la coerción

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Estimado colega: ya lo ví justificando la legalidad de la 125 pero esto es intolerable... silbar el himno a la libertad. En fin.

Wint dijo...

Los himnos son símbolos. Si el símbolo de la opresión, la desigualdad y la opresión se hace llamar himno a la libertad, a mi no me importaría silbarlo. Al contrario, aplaudo a quien silbe las simbologías de ese mal.
No me importa la letra del himno ni su nombre. Ni siquiera su historia o lo que supone representar. Me importa quien usa le himno y que defiende con el.

Los franceses, con su himno como bandera, están haciendo e hicieron estragos con la humanidad. Desde los genocidios de Argelia hasta la violación de los derechos humanos mas básicos en su propia tierra y capital.

Abucheemos las injusticias, públicamente y sin pudor ni prejuicio.

rg dijo...

pero a ver (mas alla de que estuve siempre contra el gobierno en el conflicto con el campo). es la misma cuestion tan discutida en la jurisprudencia extranjera sobre la quema de la bandera. uno no celebra nada, solo dice que, por caso, entiende que es una forma de expresion, y que como tal debe ser defendida, sobre todo porque se juega en el plano puramente simbolico, y esta bien dar una batalla sobre los simbolos, es una provocacion en un lugar que duele sin hacer danio efectivo a nadie

Gonzalo Ramirez Cleves dijo...

Buen tema el de la libertad de expresión.. Estados Unidos, casi todo se puede por la Primera Enmienda... pero en otros paises como Perú y antes del caso Kimel en Argentina, cárcel por difamación, calumnia e injurias.. Un buen artículo es de Bentham sobre la
libertad de imprenta... la prensa es como un cuchillo que puede cortar el pan pero igualmente puede matar a una persona, es solo un medio... o la frase de Kant de que la pluma solo se debe limitar con otras plumas... silbar el himno , especialmente el del rival en los partidos de fútbol es usual a pesar de que evidentemente es irrespetuoso. Silbar el himno propio fififiifififi puede ser irrespetuoso pero es una muestra de libertad de expresión... Los españoles no tienen letra de su himno y le han puesto de todo... aqui una muestra de Rafa Corega en Youtube http://www.youtube.com/watch?v=mWQlXTDPh0c deberíamos censurar o meter en la cárcel? Creo que no.. Otra pregunta para Francisco Barbosa que esta haciendo su tesis de doctorado sobre libertad de expresion www.margencultural.blogspot.com
También volver a leer a Owen Fiss a ver si tiene algo de silbidos....

Sebaskur dijo...

El himno a libertad: Fijate la violencia que tiene la letra "que una sangre impura empape nuestros surcos". Pero en fin, eso es de otra época. Estoy en Paris y creo que es justo que se cansen. Hay tercera generación de argelinos, por ejemplo, y no les dan derechos. Un ejemplo concreto de cómo tratan a los árabes es el caso de Mohamed (no recuerdo su apellido), un joven que tenía las mejores calificaciones (en su carrera de matemática) para su empleo y luego de varias candidaturas, en las estrevistas no lo tomaban. Ocurre que en Francia cuando mandás curriculum no podés poner ni sexo, ni nombre, ni apellido, ni dirección, solo experiencia y estudios, un mecanismo que se traduce literalmente como "discriminación positiva", y bueno, los árabes buenos en lo suyo van a las entrevistas y no los toman para los trabajos siendo obviamente los más calificados para ello, por eso se los llama personalmente.

Sebaskur dijo...

Hay ámbitos en los que los extrajeros no sueñan ni con aparecer, la Universidad de Paris II, por ejemplo, es un lugar donde después del primer año todos los extranjeros y todos los de ascendencia inmigrante, árabes más que nada, piden cambio de universidad y se van de allí. Y existe en Francia la expresión tête d'arab (cabeza de árabe), aunque en general es todo a la francesa, más bien sutil. Pocas sociedades nos mostrarán con luces sus miserias, no?
En cuanto a los desastres que Francia causó a la humanidad ya es otro análisis, por ejemplo el genocidio argelino fue bien escondido por de Gaulle, "secreto de defensa". Todos los franceses con los hablé del tema dicen que es una verguenza, claramente, aunque algunas expresiones irracionales de nazionalismo existen, pero son marginales. Uno de esos marginales en un blog nos decía a todos que éramos "los che guevara del teclado", lo recuerdo bien.

En fin, saludos,
S

mm dijo...

¿Por qué no silbar un himno,quemar una bandera, o hacer avioncitos con la Constitución?¿por qué no tomar la hostia sin misa?¿qué tal si silbamos en la mesa?.

rg, una batalla en el espacio simbólico no es una batalla menor si pensamos que es allí en donde se afirman y reproducen las formas de dominación y en donde se escamotea el sentido de las relaciones entre quienes vivimos el orden social a diario. Un símbolo es una daga enlazada al poder que enmascara.
¿Quién en el infierno si la libertad de culto se adopta como credo oficial?( ¿Hay infierno? ); ¿Y qué si la Constitución es un rizoma?.Milmesetas. (¿Qué es el derecho?)

Fetichismo. En el himno se condensan relaciones sociales desiguales: como símbolo habilita interpretaciones que legitiman las relaciones de poder que oculta. Y por lo que oculta se lo silba y a la bandera se la quema.
Claro que no hacemos daño a nadie si silbamos el himno, si nadie (esa impersonalidad del poder ¡!) ha perdido, o si hemos ganado, o mejor, si deconstruímos el himno silbando,¿no?

Wint dijo...

Ohhh gran MM. en tu palabras, Deluex, Schopenhauer, y tantos otros florecen. Si, absolutamente de acuerdo.
Los roles, los símbolos, LAS INSTITUCIONES, de Foucault a Peter Berger y Frederick Luckman. Desconfiemos, destruyamos las paredes, por que no un poco de Floyd? La guerra de símbolos es poderosa, cierto MM, pero es pacifica, cierto RG.
Hace no muchos meses cierta persona* dijo: La paz es la única forma de batallar, la guerra es el juego del que odia como modo de vida.
Los símbolos son una forma de batalla pacifica, aunque tiene un defecto. Cambiar entre significado y significante en las relaciones lingüísticas de génesis arbitraria o social, es diferente. Los símbolos arbitrarios son fáciles de abandonar, y sus conceptos tranquilamente pueden vivir en otros símbolos si no se los combate de forma clara.
En otras palabras, expresarse contra símbolos esta bien, pero siempre hay que tener en el ojo el concepto que se critica. De otra forma la expresión pierde solides en el tiempo.
*Supuesta figura de comandante marcos (no sabemos si sigue vivo o lo reemplazaron).

Doy por sentado que toda expresión pacifica en su génesis es valida. Podría ir mas lejos, pero en esta discusión no es necesario.

mm dijo...

por la fuerza de lo simbólico va esta canción conocida pero en Niña Pastori es bella por demás..

http://es.youtube.com/watch?v=Ib8dm9ma9Hc

.. y esta segunda porque es bella en sí misma
http://es.youtube.com/watch?v=m0o9AFKNItY

Abrazo,

PIC dijo...

Tiene que ver con aquello de "la sangre impura" de la que habla el himno?

Sebaskur dijo...

En realidad no. La sangre impura hace referencia a una concepciòn nobiliar-feudal de la sociedad frente a una concepciòn
burguesa-revolucionaria de la sociedad, reivindicando la ùltima.
Dicho eso lamentablemente no descarto del todo que haya quienes asocian esa parte de la marsellesa hacia parte de los que habitan el resto del mundo.

sl dijo...

Acá en españa la cosa es distinta. El año pasado un grupo de catalanes quemaron la foto del rey en una plaza pública y fueron condenados con una multa de 300 euros. En una revista de comics pusieron una foto del príncipe teniendo sexo con la princesa y un juez ordenó que se retirara la revista del mercado. Lo mismo sucedería si quemaran la bandera, quienes lo hicieran serían condenados. La bandera y los símbolos de la monarquía están en españa super protegidos contra expresiones críticas y sarcásticas, cosa que no sucede con los políticos (cualquiera puede mofarse del gobierno; de hecho, han quemado la foto de varios políticos catalanes independentistas y nadie ha sido condenado por ello).
Los conservadores acá sostienen que uno puede estar en desacuerdo con los símbolos, pero éstos merecen respeto. Así como uno puede estar en desacuerdo con las leyes, éstas deben ser obedecidas. Yo tengo para mí que este argumento es falaz: en primer lugar, las leyes imponen deberes específicos (de hacer o no hacer), en cambio un símbolo no es una pieza de derecho, es una cosa que representa una idea. Es pura representación. Es pues conceptualmente erróneo asociar el respeto al derecho con el respeto a los símbolos. Pero si este argumento no basta, habrá que decir entonces que el derecho en ocasiones justifica ser desobedecido, por ejemplo, cuando no es fruto del proceso democrático, o cuando éste proceso está tan viciado que no se puede asumir que sea expresión de la igual dignidad y respeto. Y esto sin duda aplica al caso de los inmigrantes y descendientes de inmigrantes franceses. Abrazos