14 nov. 2013

Código Civil: Lo que la democracia deliberativa rechaza

Hoy vuelve a tratarse en el Congreso la reforma del Código Civil (ay, a tan pocos días del fallo Ley de Medios...). Hay mucho para decir sobre el tema, y ya mucho dijimos, en posts y dossiers especiales (un gran dossier el que auspiciamos, con excelentes textos de colegas y amigos, por acá). Pero ahora me quedo en un punto específico: en este caso, como en otros resonantes, recientes (Ley de Medios, Reforma de la Justicia, Reforma al Consejo de la Magistratura) encontramos una fachada de debates destinada a encubrir la acción de distintos lobbies operando por lo suyo: lobbies del gobierno viendo cómo castigar a sus enemigos; lobbies de los sectores más retrógrados de la Iglesia dirigidos a impedir cambios necesarios; lobbies de empresarios destinados a cubrir sus intereses; lobbies presidenciales pretendiendo eliminar la persecución de actos de corrupción (impresionante ver estos reflejos de protección a la corrupción gubernamental en la propuesta del Código Reformado, como impresionante ver el silencio de los culpables y los intelectuales amigos de los culpables, sobre el mismo tema). No hay peor uso de los ideales del debate público que estos: decir que "se debatió en todo el país" un texto que quedó en las manos discrecionales de unos pocos; decir que hubo "foros abiertos" en sesiones que fueron propias de una terapia de grupo, antes que muestra de algún lejano compromiso con el aprender de quien pensaba distinto.

Tomarse en serio la deliberación no exige caer en ridiculeces ("hasta que el último argumento no sea refutado..."), pero tampoco aceptar ingenuamente los abusos de quien lo organiza y pretende completo control sobre los resultados. Debe quedar en claro para todos cuáles fueron los argumentos que se dieron, y por qué ganaron los que ganaron; los argumentos que fueron rechazados deben encontrar razones del otro lado, y no simple ignorancia o ninguneo. Nadie va a una sesión de debate por una cuestión meramente "expresiva" ("dejar en claro su verdad" frente a alguien que no lo escucha, y frente a un público que no se entera). La idea es que todos puedan cambiar sus posiciones si aparecen argumentos mejores, y si no existe esa disposición, que no nos mientan, y no nos inviten a lo que no es un debate, y no se jacten luego diciendo "se debatió aquí y allá." Lo aceptamos: vamos a debatir aunque perdamos, pero si perdemos queremos saber por qué perdemos y por qué ganaron los otros (nada de esto ha pasado con el Código Civil). No aceptamos que nos digan simplemente "vos ya hablaste, ahora no protestes." Si ésta es la respuesta, entonces no se trataba de un debate, sino de otra  trampa.


11 comentarios:

Juan N dijo...

RG, estoy de acuerdo en que desde lo procedimental el proyecto de Código viene teniendo serios problemas (al menos desde el momento en que se puso a un par de jueces de la Corte a cargo de su redacción). Sin embargo, intentando pensar en un trámite que superaría las exigencias de un deliberativista, creo que tu reconstrucción sobre la ley de medios no es del todo justa. El proyecto de ley de medios paseó por el país (igual que el código) pero en esa ocasión sí se le hicieron cambios que fueron registrados en las notas al pie. Luego, en el Congreso, el proyecto sufrió una modificación fenomenal pedida por Claudio Lozano y los suyos que implicaba excluir a las compañías de telefonía del mercado de medios. Es más, a eso de las cuatro de la mañana, en el debate en particular de Diputados, se propuso una modificación al plazo de desinversión advirtiendo que era muy exiguo y que iba a producir una litigiosidad estéril. La oposición perdió ese punto solamente porque había decidido irse en bloque tempranito (renunciando al debate) argumentando que la sesión había empezado 40 minutos tarde (me parece que Ely no se enojaría mucho por 10 minutos). La pregunta entonces es: si la ley de medios no satisface a un deliberativista ¿qué ley sí lo satisface?
Nuevamente, señalo que la calidad del debate acerca del código es paupérrima y pido disculpas por tirar la pelota a la cancha de la ley de medios.

rg dijo...

si, estoy de acuerdo, y si no está claro lo reafirmo: no quiero poner en la misma bolsa a la verguenza total del consejo de la magistratura, al desastre del codigo civil, y a la ley de medios, que tuvo mucho menos de debate que lo que proclaman sus defensores, pero que sin duda generó mucho debate en la sociedad civil. en síntesis: mi caso para criticar a la deliberacion tramposa es el codigo civil (el del consejo ya es para hablar de delito), pero quisiera en otro momento que pensemos sobre las virtudes y deficits de la ley de medios en terminos de debate

rg dijo...

a ely, de paso, la deliberacion no le interesa

Anónimo dijo...

Hola Roberto, en algún momento podrías hablar sintéticamente de los puntos negativos de la reforma del código? Si es posible. Para que los legos tengamos una idea más clara del asunto. Gracias

Anónimo dijo...


en unas jornadas de Derecho Civil en Junin el año pasado ,un colega se animó a decir que a los ideólogos del proyecto no se los conoce tanto por lo que proponen sino por lo que vetan "...a propósito de los vetos a la responsabilidad de los funcionarios públicos . Es no es más que asegurar la impùnidad (obviamente disimulada en una supuesta adhesión a teorias administrativistas ...) ,es solo un ejemplo sobre 3 articulos ,y asipodriamosseguir ...

Anónimo dijo...

Acá les dejo un video en el cual Roberto expone sus puntos de vista sobre el Proyecto de Código: http://www.youtube.com/watch?v=KcR_ggkssuE

Anónimo dijo...

Nunca hubo intencion de debatir se le impuso un tiempo record a la comision redactora para reformar un codigo centenario.

Ayer presencie como el lobby que representa a las cias de seguros festejaban en un restaurant centrico.

Gustavo

jr dijo...

Una vez mas el gobierno hace lo que la derecha histórica no podría
...

Desocupado mental en la era del blog dijo...

No tengo conocimientos sólidos como para hacer algún aporte relevante al debate. Me gustaría que alguno me recomendara lecturas críticas hacia el civilismo argentino (Borda, Llambías, Rivera). ¿Qué civilistas piolas conocen? Me gustaría ampliar mi bibliografía.
Saludos

Anónimo dijo...

hay pocos civilistas que hayan tenido los h... de hacer las críticas del caso ,...hay graves inadecuaciones del proyecto respecto de tratados y convenciones internacionales ( Dchos.de las personas con discapacidad,dchos del niño etc.)que Argentina ha ratificado ...eso nos da la pauta de que nunca se van a cumplir .

Anónimo dijo...

Los lobbies son muy fuertes. Consiguieron por ejemplo la eliminacion de acciones de clase y daños punitivos irrisorios. Zannini es el vocero de los lobbies en la Reforma.

Gustavo