19 ene. 2016

Italianas IX. Tammurriata

Andando por una calle perdida de Napoli (o, mejor, andando perdido por alguna calle de Napoli) me electriza un sonido conocido pero completamente infrecuente: el ritmo de la tammurriata. Sabía de la existencia de esta música por el “gruppo operaio” E’ Zezi, la Nuova Compagnia di Canto Populare, o también vía Marcello Colasurdo –todos practicantes, de uno u otro modo, del tremendo ritmo. Pariente distante de la tarantela, la tammurriata tiene como condición necesaria sólo dos elementos: la voz y la tammora -una especie de pandereta, grande y vistosa. Luego se le pueden agregar varios otros instrumentos, incluyendo al acordeón, la flauta, las castañuelas, o la guitarra. En uno de los mosaicos más conocidos recuperados luego de las excavaciones en Pompeya –hablamos de varios años antes de Cristo- ya se ve a alguien tocando la tammora. A mí me toca agradecer a una pareja algo punk, algo fisurada, que hipnotiza y parece hipnotizada mientras tammurrea. 

No hay comentarios.: