21 jun. 2016

La caída


(publicado hoy en clarín, acá: http://www.clarin.com/opinion/Kirchnerismo-razones-entender-descalabro_0_1598840227.html)

Para quienes hemos sido críticos del kirchnerismo, el fin del gobierno anterior constituyó una noticia auspiciosa, que abrió espacio para que, en la actualidad, más pausadamente, podamos pensar sobre los significados e interrogantes dejados por el paso de los Kirchner por el poder. Una pregunta particularmente relevante respecto de esos años, se relaciona con el abrupto final de dicha experiencia -específicamente, con la naturaleza, los modos y la inusitada velocidad de dicho final. Cómo se explica el desmoronamiento del notable aparato entonces montado –un aparato que incluyó radios, televisoras, diarios, revistas, productoras de cine y publicidad, etc., junto con una multiplicidad de rentables negocios con empresarios privados? (metáfora de lo expuesto fue que, sin que hubiera pasado siquiera una semana de la asunción del nuevo gobierno, los dos principales contratistas del kirchnerismo empezaran a despedir gente y a desguazar las empresas que habían construido durante años). Cómo pudo caerse todo, en apenas días, y con ese vértigo? Algunas respuestas pueden encontrarse indagando en los modos en que el kirchnerismo lidió con las cuestiones coyunturales y, sobre todo, en la forma en que enfrentó los desafíos de más largo plazo.

Sobre la coyuntura, un hecho que marcó la vida del kirchnerismo –como tiende a hacerlo con casi cualquier gobierno- es la dificultad para administrar una cotidianeidad que parece siempre desbordante. En países como el nuestro, en particular, el día a día en el poder resulta tan agobiante, que la gestión amenaza con quedar reducida a intentos atolondrados por paliar la crisis última o más acuciante: se trata, todo el tiempo, de “apagar el incendio” de las últimas horas, con lo cual se pierde capacidad para pensar más allá de mañana. Para no terminar sometiendo la administración, como suele ocurrir, a la más feroz coyuntura, es necesario no sólo tener formación e ideales sino, sobre todo, dedicar parte importante de las estructuras de gobierno a reflexionar, criticar y pensar más allá de la desesperación propia del día a día. El gobierno de los Kirchner resultó, en este respecto, particularmente decepcionante, sobre todo (pero no sólo) en sus últimos años: se vivía y actuaba con sujeción a las urgencias de la coyuntura, dando respuesta a las mismas a partir de reacciones intuitivas e inconsultas, provenientes del mismo jefe de gobierno. Ningún ser super-dotado, sin embargo, puede responder racional y razonablemente al imparable acoso de las demandas del momento. Mucha menos sensatez puede esperarse, por supuesto, de un conductor que –como suele ocurrir- dista de ser un super-dotado.

Un problema adicional del kirchnerismo, hijo de la dinámica expuesta, residió en la actitud de sus “amigos” más cercanos. Ellos (intelectuales, ONGs, artistas), casi sin excepción, se preocuparon por disimular o racionalizar cualquier reserva frente al gobierno, ocultando cualquier línea de crítica bajo habituales catilinarias plenas de elogios desbordados. El precio de tal disimulo de la crítica fue su virtual irrelevancia. De ese modo ocultas, las críticas no eran advertidas, o no eran reconocidas como tales, perdiendo así centralidad e importancia. No interesa aquí, en todo caso, criticar a quienes no fueron críticos. Se trata de señalar la tragedia de un gobierno que resulta elogiado por quienes están en condiciones de mejorarlo –la tragedia a la que se condena, de ese modo, a los gobernantes aliados.

Más grave que todo lo anterior fue otro rasgo propio del kirchnerismo, sin dudas vinculado con los elementos anteriores. Me refiero a su decisión de no construir alianzas para el futuro, sino pactos para ganar (dinero o elecciones, lo mismo da) en el más corto plazo. Otra vez: no presento lo dicho como una crítica, innecesaria a esta altura frente a un gobierno que ya se ha ido. Digo lo anterior para dar cuenta de una tremenda desdicha. Recordemos: la Argentina tuvo gobiernos que (para bien o mal) usaron toda su energía política para sembrar escuelas; y otros que extendieron hasta lo inimaginable las fronteras de la producción agraria. De modo similar, la Argentina encontró en el peronismo a un gobierno que ató su continuidad a la organización de los sindicatos; y en el desarrollismo a otro que apostó a ganar sobrevida sentando las bases de la industria pesada. El kirchnerismo, en cambio, decidió vivir sólo la coyuntura, embriagado por la avidez de negocios capaces de asegurarle beneficios inmediatos. En lugar de sentar los pilares estructurales de su permanencia, el kirchnerismo prefirió vivir en base a acuerdos efímeros, dependientes del control de las arcas y del aparato coercitivo, y atados por tanto al manejo del poder concentrado. De allí que, una vez removido del vértice, se perdieran las arcas, y así el grueso de las lealtades alimentadas por el dinero, y así también la totalidad de las complicidades generadas por su poder de amenaza. Por ello hoy, a varios meses de su partida, no encontramos nuevas tierras fértiles que cultivar; ni un país regado de escuelas; ni una organización sindical floreciente; ni los pilares básicos de la industria pesada; sino los rastros de una gestión basada en emparches. Son estos datos –la opción por el negocio, la ganancia o el acuerdo inmediatos, antes que la apuesta por la construcción de bases y alianzas estructurales- los que explican la dimensión, la espectacularidad, y el vértigo con que un proyecto en apariencia sin fin, en instantes apenas se derrumbara. Muchos de quienes fuimos críticos estables del kirchnerismo tuvimos dudas sobre cuándo terminaría dicha experiencia, pero ninguna sobre el modo en que lo haría: cada una de las acciones con que construía poder, anticipaba el modo estrepitoso y súbito de su caída.







34 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy interesante observación. Ya te la había escuchado, casi en estos mismos términos, cuando estuviste en "Código Político". Blanck te había preguntado si vos de veras creías que el kirchnerismo estaba liquidado y ya en ese entonces dijiste que sí, que por su modo de construir poder (lo calificaste de irracional) la pérdida del látigo y la chequera lo conducían inexorablemente a la extinción política. El tiempo te dio la razón con creces.
Sarlo también había caracterizado a ese proceso como un centralismo desordenado. Ambos llevaron la razón.

rg dijo...

gracias, si, es cierto, la reflexion la empecé a hacer explícita por ahí

Anónimo dijo...

Estimado Roberto,

Respecto del análisis coincido con algunos puntos sobre todo en la naturaleza efiemera de los acuerdos y la falta de una política de alianzas de largo plazo del kirchnerismo. Lo que me llama la atención es la pretensión de situar la "caida" de un gobierno o experiencia política como un hecho que ocurre en el vacío, a la par de mencionar el mismo como "auspicioso". Fue precedida y seguida por algo. Solo puede ser auspiciosa la caida de ese algo cuando es sucedido por un algo mejor. No veo la mejora, sino un claro empeoramiento, con la actual experiencia macrista. Sea cual sea el cristal con que se mire desde cualquier punto situado mínimamente a la izquierda lo que se observa hoy es un corrimiento hacia la derecha de las políticas gubernamentales. Me gustaría que la crítica al macrismo fuera acorde al desbarajuste (programado e intencional) que está haciendo en el país. El documento de plataforma 12 es muy, muy, muy, tibio. Demasiado!. Fueron (y siguen siendo)mucho mas duros con el kirchenrismo por mucho menos. Finalmente la extramaución K, como nos lo ha enseñado la historia del país con otros movimientos, suena mas a una expresión de deseos que a una realidad. El tiempo lo dirá....

Pepe


rg dijo...

no coincido. la caida es auspiciosa, porque -por los medios de coercion y acumulacion que acapararon- montaron durante mas de una decada una maquinaria que generaba daño y saqueo, que nadie, ningun grupo, puede montar en cuestion de dias o meses. en ese sentido la caida es auspiciosa y el macrismo todavia no es aquello. dados sus antecedentes, no tenemos nada bueno que esperar. pero, tal vez simplemente porque hay mucho susto con lo ocurrido mas, sobre todo, el hecho de que no pudieron consolidar ni montar todavia su propia estructura de saqueo (como la termino montando el menemismo, o el kirchnerismo) todavia tiene capacidad de daño limitada. eso no dice nada bueno sobre lo que hay ni sobre lo que vendra: dice que todavia no logro montar su maquinaria de saqueo aceitadisima y peligrosisima, como si la ayudo a montar dromi para el menemismo, o de vido y dromi para el kirchnerismo. el macrismo recien esta poniendo las primeras piezas, en todo caso, y con miedo a un escandalo como los ya ocurridos

Anónimo dijo...

Roberto,

Es en eso en lo que, precisamente, no coincido. Ya tienen la estructura de saqueo montada: ellos -como grupo económico- constituyen la estructura básica de corrupción y los grupos políticos como el radicalismo o el peronismo son solo sus socios circunstanciales. Buscás evasión K y encontras los paraisos fiscales con Macri a la cabeza. Buscás a los socios de Lazaro Baez y encontrás al primo de Macri. Vas por el lado de las retenciones y encontrás a Burayle, vas por el lado del control de YPF y lo tenés a Aranguren. Esa gente y sus allegados es la que maneja la economía desde siempre. No tengo dudas de que cuando se escarbe un poco en los hechos de Lopez se va a dar con los grandes contratistas de la obra pública y no tengo dudas de a quien(es) vamos a encontrar (no creo que lleguemos hasta allí: la presión para detener la investigación va a ser inmensa mientras se declama lo contrario). No es para nada auspicioso que los hayamos votado y que ahora estén el gobierno. Sacando el tema de la corrupción, es también un enorme retroceso desde la perspectiva de todas las políticas públicas.

Pepe

rg dijo...

no, no nos estamos entendiendo, no tomas lo que te digo.
una cosa es que vos, con tu contador y tu padre, digamos, tengas ya un circuito de
robo, tu cuenta en las islas caiman, etc. OTRA ABSOLUTAMENTE DISTINTA, y mucho mas peligrosa, es cuando ya tenes a tu echegaray en la afip, metiste a tus amigos en la sigen, organizaste el negocio de reparto a amigos desde el ministerio de obras publicas, tenes a la side apretando enemigos, etc. Todo eso está lejos de montarse, aunque vayan en camino. Una cosa es tu estructura individual o corporativa de robo, otra es cuando armaste la maquinaria estatal para usar todo el dinero del pais a tu favor. falta tiempo para eso. aunque sea una mera cuestion de tiempo, todavia no pasó

Rodrigo Manuel Herrero Rosas dijo...

No está nada mal ese análisis RG. Además es bastante medido y lúcido. Lo digo siendo mucho mmás "antimacrista" que "antikirchnerista". De hecho he visto con buenos ojos mucho de lo que hizo el kirchnerismo, las peleas que dio (aunque las haya dado "a la que te criaste", "a los ponchazos", etc). Me preocupa mucho la herencia que pueda dejar el gobierno de Macri. Prefiero dejar ahí el comentario para no estimular del diálogo de sordos.

Anónimo dijo...

No pasó pero puede perfectamente pasar rg. Macri hizo la fortuna con contrataciones arregladas con el Estado. Su padre y él naturalizaron esas prácticas. No son una burguesía industrial inglesa, son mafias vestidas elegantemente, modernos y con discurso sobre eficiencia. El kirchnerismo será todo lo que decís pero Macri también va a usar todo el aparato estatal a su favor y en contra de la oposición. Ya se vislumbra algo con los decretos, negociados en energía, quita de retenciones a las mineras, etc. Argentina es un chiquero y considerar a Macri como alternativa fue no sólo naif sino también irresponsable. Se la pasan hablando de fortalecer el sector privado y ellos hicieron toda la plata con el Estado, hasta Yaciretá hicieron que según Menem es el monumento a la corrupción. Saludos.

Eduardo Reviriego dijo...

La necesidad de conservar lo ganado, la necesidad de conservar la impunidad, debido a que sabían que no era bien ganado, los llevó a gobernar, no para solucionar los problemas del país, sino para mantenerse en el gobierno, o sea como bien dice Roberto, solo pensando en la coyuntura, en el día en día y en las próximas elecciones, así quedó el país.
Por suerte parte de la sociedad reaccionó a tiempo, y si bien no pudo evitar la continuación del saqueo, logró poner un freno al poder que parecía sin límites del ejecutivo, posibilitando así la alternancia.
En cuanto al poder no estábamos frente a algo nuevo, ya lo había observado Hobbes: “Como tendencia general de todos los hombres, destaco un perpetuo e impaciente deseo de poder y de más poder, que solamente cesa con la muerte. Y esto no se debe al mayor placer que se espera sino al hecho de que el poder no puede garantizarse sino buscando aún más poder.”.-
Lo que sí resultó nuevo fue la implantación de un régimen patrimonialista, en el que la persona del gobernante se confundía con el Estado, como nunca antes había ocurrido en nuestra historia.

rg dijo...

no te entiendo anónimo, la idea sería que tengo que criticar a macri por lo que posiblemente hará, que es igual o peor que lo que hizo el kirchnerismo? lo criticamos por lo que hizo (salvaguardas a mineras, viajes en aviones de empresarios, aumento desmesurado de tarifas), pero te incomoda porque todavía no lo critico por crímenes semejantes a los que ya cometió el kirchnerismo, que son imperdonables y descomunales, porque se hicieron gracias al control del estado nacional.

Rodrigo Manuel Herrero Rosas dijo...

Supongamos que los kirchneristas son una especie de "banda del Gordo Valor" sofisticada. Perfecto, ya no están más. El kirchnerismo "murió" y RG tiene razón. Pregunto: ¿qué indicadores en favor de mayor igualdad produjo el macrismo? Les pido que me citen las fuentes que les parezcan más creíbles. Les dejo algunos ítems: inflación, desempleo, pobreza, indigencia, inseguridad. ¿Qué es lo que mejoró en estos seis meses? ¿La programación de la Tv Pública? Les dejo la libertad para citar las fuentes más creíbles que tengan a mano. RG tiene formación en sociología: seguramente no debería tener problemas para sostener que este gobierno es "menos malo" que el anterior.

Rodrigo Manuel Herrero Rosas dijo...

Otra pregunta: ¿qué pasó con los muertos de Costa Salguero? ¿Cómo va esa investigación? Ahí hay narcotráfico, muerte de jóvenes, negociado.

rg dijo...

no te entiendo rodrigo, el gobierno es malísimo, pero no es lo mismo que una banda de ladrones que llegó a montar una maquinaria con todo el aparato estatal (afip, justicia federal, sigen, etc.). por qué la obsesión con decir "y macri es peor." es tu obsesión, no la mía

Anónimo dijo...

Igualmente que el kirchnerismo sea una banda de ladrones no le interesa casi nada al electorado argentino. Si la economía va más o menos bien se pueden robar el país entero y a nadie le importa un comino. Eso sostuvo al kirchnerismo en la primera etapa, viento de cola y crecimiento a tasa china por los commodities mientras desde el minuto 0 armaban el entramado con Lázaro. No creo que Macri sea una recuperación institucional en ningún sentido, pero bueh hablamos dentro de dos años cuando Mauri haya armado bien su entretegido espantoso. Saludos. Anónimo 8:11.

Anónimo dijo...

RG distingue aquí entre gestión y pensamiento político. Señala la responsabilidad de la clase intelectual argentina en no haber aportado esto último, pensamiento crítico. También Julia Kristeva distingue entre ambos quehaceres: "si la politique se rétrecit en gestion, la pensée politique peut se réfugier dans le roman" (www.kristeva.fr/1/JK_Livres_Politiques.pdf) (no comparto totalmente la afirmación; no debe decirse en ficción lo que necesita ser comprendido por todos). Bien: tal vez en Europa estén en ese nivel de debate: entre gestión y pensamiento político. Aquí también: escuché a Alejandro Katz en una entrevista televisiva decir que para hablar de política primero hay que garantizar la gestión. Y ni eso teníamos. Peor: estábamos en un nivel inferior a la política: mero delito organizado.

rg dijo...

pero el pensamiento político no es impune ni está exento de crítica, así que no entiendo tu punto

Anónimo dijo...

Con "pensamiento político" me refiero desde las teorías políticas, la filosofía, las ciencias jurídicas hasta las charlas de café que a veces son el único ámbito de debate que quedan a los ciudadanos. Nos hemos entretenido mucho tiempo en discusiones ideológicas cuando no estaba garantizada la gestión: órganos de control desmantelados, justicia trabada o inmovilizada, servicios públicos a cargo de agentes sin idoneidad y puestos a dedo como pago partidario, etc., etc.
Los defensores del anterior gobierno querían justificar todo lo que se hacía mal en nombre de una imaginaria revolución o política de inclusión. Podríamos discutir mucho si eso que proclamaban era así o no. Pero, cuando hay que hacer colas desde la madrugada en un hospital público para lograr atención, o se programan cirugías de urgencia para dentro de muchos meses, mientras se robaban millones "porque hacía falta plata para hacer política"; creo que hay que empezar por garantizar la gestión.
Y antes, por desalojar del gobierno a los delincuentes, porque en esas condiciones no se puede hablar ni de teorías políticas, ni siquiera de gestión (a las que tanto Kristeva como Katz ubican en un plano inferior a la política, pero previo y necesario)

Anónimo dijo...

Todo el analisis conduce a una participación activa de CKF, o bien una ignorancia tan absoluta, que la pondría en el nivel de alguien que sólo se ocupaba de estupideces y conventillos baratos, pero en ninguno de los dos casos podia ser competente para estar a cargo del poder ejecutivo durante la ultima década.

Anónimo dijo...

Sea como partícipe de una organización criminal o bien como una absoluta idiota, es muy dificil hablar de continuidad de un proceso, sea cual sea el gobierno que la continúe. En eso, hablar de continuidad me parece un poco injusto para cualquier gobierno posterior, e incluso anterior!!!! Incluso es dificil trazar un paralelo con el gobierno menemista, por la gravedad, tosquedad, y magnitud de los hechos.

Anónimo dijo...

Ahora si se le da trascendencia a cualquier cosa, el problema no es de ellos, sino de nosotros. Muchas voces que se han encargado de pulular por ahi y sostener lo insostenible, en un pais serio perderian todo tipo de consideracion en un instante, si dijeran las pavadas que han dicho y las mentiras que han dicho durante la ultima decada. Empezando por Zaffaroni, pasando por Maier, y toda la prole de alcahuetes. Se llama "consistencia" o mejor dicho "coherencia" a sostener un discurso mas o menos coherente, y no a mentir descaradamente. Que se reciclen, o se reinventen es un problema nuestro. Con esto no quiero decir que no merezcan respeto, como cualquier otro, ni nada ello, simplemente,se tiene que aceptar que tambien han sido parte de un grupo de mentirosos seriales, muchas veces se han revelado como terribles acomodaticios, y que lo que digan de ahi en adelante, ya no goza de la presunción de buena fe, o de la consistencia técnica (antes que recibir una ninguneada basada en alguna carrera que pareciera justificar todo mamaracho o alcahueteria presente). simplemente se les acabó el crédito, en la sociedad argentina no debe haber mas lugar para "no sabia eso", "era producto de la epoca" "la trayectoria intelectual lo avala", como argumento sanalotodos frente a una corrupcion con consecuencias genocidas. Tincho

Rodrigo dijo...

Muy lindo el "viento de cola", pero si uno compara junio de 2015 con junio de 2016, los indicadores empeoraron. Y el contexto era igual de negativo o de "menos positivo" que cuando había "viento de cola". Para mí están haciendo un reduccionismo burdo del kirchnerismo. No pueden haber gobernado 12 años si fueran lo que ustedes dicen que han sido: una banda sofisticada de chorros.

Anónimo dijo...

Respecto del intercambio de opiniones de mas arriba, no es una casualidad que tres miembros del PRO se hayan abstenido ahora de votar la expulsión de Lopez de la banca en el Parlasur, secundados por un grupo de parlamentarios del Partido Blanco de Uruguay. Esa acción, así como el intento de blanqueo de capitales y su perversa modalidad, muestra my claramente cual es la matriz fundamental de la corrupción. El riesgo es que los corruptores ahora están sentados a ambos lados del mostrador. Eso, como antecedente mas cercano, nos remite a la decada infame. Discrepo, entonces, con vos Roberto: eso es mucho, mucho, mas peligroso (y sus resultados no debe esperarse a futuro, ya se ven muy claramente) que la corrupción que mostró el menemismo, el radicalismo o el kirchnerismo. Con mucha distancia. No hay nada auspicioso en este cambio.
E insisto: las políticas que se instrumentan, en todos lo casos, están a la derecha de las que instrumentó el kirchnerismo. Cuál es, entonces, el avance?

Pepe

Anónimo dijo...

Pero Rodrigo te doy un solo ejemplo, Boudou quiso quedarse con la máquina de hacer billetes, sí, gobernaron 12 años siendo una banda de delicuentes.

Eduardo dijo...

Pepe, que sentido tiene votar la expulsión de Lopez del Parlasur? Darle de nuevo ese escanio/asiento al Kirchnerismo/Peronismo?
Me parece perfecto q no se vote la expulsión, porque sería un premio a los que hicieron las cosas mal... El equipo q roba dice: "Sólo fueron unos los que robaron, los sacamos y listo, me das de vuelta a un jugador..." NO, el equipo que roba pierde el voto/asiento, y ahora no lo ocupa nadie hasta la elección que viene.
Coincido con Roberto en que Macri todavía no es tan malo como lo fue el Kirchnerismo. Y coincido con la izquierda en decir que Macri es muy malo (y que en el futuro a lo mejor puede llegar a ser peor que el kirchnerismo). Pero la verdad es que a la izquierda la castigo por su incapacidad de llegar a las bases.
La izquierda en la Argentina es simplemente una izquierda ilustrada, incapaz de luchar electoralmente contra la derecha o contra un partido que se arma desde el poder (como el peronismo), de esa manera las luchas de la izquierda van a seguir siendo pírricas, porque no pueden armar una oferta electoral que incorpore a las masas trabajadoras y subempleadas.
Saludos

Eduardo Reviriego dijo...


Según el Protocolo del Parlasur, la expulsión de un legislador requiere de una sesión especial, y de una mayoría de 2/3 de la TOTALIDAD de los integrantes del parlamento, no de los miembros presentes, art. 15 inc. 4. Según la última información que conozco el parlamento tiene 188 miembros, o sea que se necesitaban 125 votos, cifra imposible de alcanzar teniendo en cuenta que en la sala solo había unos 90 miembros. O sea que todo no pasó de ser más que una de las tradicionales operetas armadas por los hasta ayer socios de Lope$ito, mientras tanto van ganando tiempo viendo como pueden salir del bochorno, más o menos limpios.
http://www.telam.com.ar/notas/201510/124723-elecciones-2015-voto-popular-legisladores-parlasur.html

Anónimo dijo...

Rodrigo, no te equivocás, estaban las cosas mejor simplemente porque el modelo económico poskeynessianismo de kichi apuntaba a generar más poder de compra en la poblacion y por consiguiente más dinamización de la economía local. Si vos extendés la asignación por ejemplo a desocupados, pensionados de todo tipo, vas a ver que no pasa gran cosa porque esa gente compra alimento y bienes de produccion local, generando que simplemente se produczca mas tomates o queso o pan para tener esos pesos. EL error a mi criterio fue haber fogoneado el crédito a las clases medias que ya tienen esos capítulos completados y que consumen mayormente productos importados que requieren divisas y ahí es donde se te dispara el dolar y la inflacion al mismo tiempo, porque las divisas no las controlás vos. Ahí fallo el kirchnerismo a mi criterio.Y en destruir la moneda. Vos fijate que la revolucion de independencia aqui y en USA se hizo para tener una moneda propia, una moneda fiduciaria propia. SI abusas de la inflacioon tenes este resultado y la falta de credito que castiga al pobre y a los sectores productivos.

La gente optó por mas de doce años por el peronismo post 2001 simplemente porque no quería seguír más en la prensa de estrujamiento a que te somete la religion económica neoliberal. ¿Que hay de novedoso en eso?
Eso no significa a mi criterio la jauja consumista kircherista que en ultima instancia nunca se procupo por la productividad porque solo le interesaba los votos que le daba el exceso de consumo el cual lleva a la inflacion, de una. Y no hemos tocado el capitulo republicano e institucional.

Neoliberal o neokeynessiano tenes que cuidar tus cuentas y pensar en el futuro. Además el kirchnerismo jamás se molestó en revisar la situacion de los bancos ni exigirles más trasparencia y responsabilidad en créditos para la inversión y sociales. Jamás se metió con la concentración empresaria por el contrario la propició y sospecho y me hago cargo ¿para hacer más facil las cobranzas? La concentración empresaria, nefasta para acrecentar la explotacion de los pequeños productores y nefasta porque deja sin empleo. POrque no mandar a segmentar los monopolos como hizo rossevelt, ? ahí tendrías automáticamentel amultiplicacion del empleo que hace falta.

NO lo se. Ni todo es tan blanco ni todo es tan negro ni creo por muy lejos (pepe) que Macri nos venga a liberar de la opresión. Sí creo que el equilibrio de poderes en el congreso y en la política misma nos librará de la opresión en algún momento.
TAmpoco cre que este modelo economico de "orden" economico que se puede traducir en "ajustemos bien las clavijas a los mas ajustables" vaya a generar una mejor situacion para los asalariados. Y dudo al sector productivo,... a no ser que se pongan en serio a gestar un modelo desarrollista recuperando la moneda local y el credito para la produccion. EN otro foro propuse ¿porque no un banco de desarrollo?¿Porque no una banca nacional? Si esperás que los capitales jueguen a tu favor,....lo veo difícil, ellos tienen sus ideas de qué sectores van a favorecer el y donde vana aponer sus fichas que van allí donde haya más alta expoliacion ecológica (mineras por ejemplo) y social.


m.c.

Anónimo dijo...

Martha,

Gracias por tu mensaje. Estoy de acuerdo en varias de las cosas que decís. Descreo que el equilibrio de poderes, por si solo, sea una herramienta transformadora capaz de librarnos de la opresión. Aún, no ya como condición suficiente sino necesaria, tengo mis dudas que sirva a los fines de aligerar la opresión en términos de la distribución de la riqueza. Pongo por ejemplo la epoca de Alfonsín en la que quizás fue cuando el respeto a la división de poderes y el acuerdo entre actores políticos fue mejor alcanzado. Los poderes fácticos lo hicieron progresivamente trizas hasta desembocar en la hiper-inflación y una mayor opresión (menemismo y todo lo que implicó). Son los poderes fácticos los que sin dudas se opondran mas tenazmente a todo intento de cercenar el poder ya adquirido, de allí las dificultades de avanzar en políticas antimonopólicas, las que no creo que figuren siquiera como posibilidad en la cartera de ideas del actual gobierno. De hecho la voluntad política, claramente expresada en los nombres de los titulares de cada ministerio y en cada una de las políticas hasta ahora ejecutadas, es la de concentrar aún mas la riqueza. Saludos

Pepe

Rodrigo dijo...

M.C., dejá de mandar fruta. Empeoró la inflación, la desocupación, no hay ninguna "lluvia de inversiones", en un contexto desfavorable descuidan el mercado interno, no son menos corruptos (te puedo hacer un larguísimo listado de los antecedentes de Macri), la titular de la oficina anticorrupción... es macrista. Transfirieron guita de los asalariados al sector minero (le sacaron las retenciones) y a sectores del campo (sin segmentar entre pequeños y medianos y grandes). En mi barrio se siente más la pobreza. Crece la cantidad de personas que asisten a comedores escolares. Prefiero el "neokeynesianismo", que trae problemas menores que el "neoliberalismo". Y ni hablamos de tarifazos y etc. A mí Macri me bajó el sueldo, me aumentó la inflación, el gas, la electricidad, el boleto... pero vos me querés explicar que es mejor. Gracias pero no lo siento en el día a día. Háganse cargo: lo votaron.

Anónimo dijo...

Pepe, gracias a vos por deterte a leerme sin ofuscamiento. Solo te digoa algo, Brexit, y decime si no se puede enfrentar a los poderes concentrados

Ruben Lyall dijo...

Cuan equivocados están Anónimo y Rodrigo Manuel Herrera... disculpen si los trato de esta manera , Roberto esta en lo cierto cuando describe al Kirchnerismo como una Asociación Ilícita, yo doy una vuelta de tuerca y lo describo como la Oligarquía mas rancia y conservadora de derecha que nos ha tocado vivir: "El Peronismo" ya que goberno durante 25 años y no solo han saqueado las arcas del Estado, sino que no han cambiado una ápice de la matriz productiva y han aceitado el mecanismo de robo sistemático que estas viendo en este momento y es muy , muy difícil de desarmar. Seguramente ello va a llevar algún tiempo mas ya que tenemos un problema cultural de base que cualquiera que intente tocarlo, en el nivel que fuera, sufre los ataques de todos los beneficiarios del mismo. Ejemplos sobran muchos....
En algún momento intente discurtir con algunos de la Izquierda y en algún caso con la Derecha Peronista (O sea el Kirchnerismo ) que las Políticas sociales del Macrismo eran en la Ciudad y ahora lo son en la Nación , mas socialistas que las del progresismo mismo, los ejemplos que se pueden dar es que se otorgo una AUH mas clara y universal (Tambien para los hijos de los monotributistas), se combatió fuertemente la desnutrición infantil bajándola a los mínimos niveles , se incremento la matricula de la Educación Publica y se mejoraron las condiciones edilicias de los establecimiento educativos, hay una comunicación mas intensa y transparete con los ciudadanos , se establecieron la Comunas como órgano intermedio de gobierno....Esto sin contar que nunca se llevo a cabo un ajuste en serio de la economía, cosa que es absolutamente necesario dada la herencia recibida en materia económica , social y de infraestructura dejada por el anterior gobierno. Para un liberal como yo, esto es Kainesianismo barato , para el Vice Jefe de Gabinete Quintana (Farmacity) es Kirchnerismo ordenado, o sea que un poco mas de conciencia social que la anterior asociación ilícita tienen.
Las quejas que escucho a seis meses de asumir el Macrismo no me parecen justas , solo que tengan la bola de cristal o sean científicos sociales con un poder de predicción infalible, cosa que ningún científico social haría, ya lo decía Max Weber: LA Sociología no puede hablar del futuro, solo puede describir y en todo caso explicar, en su caso , la acción social, yo agregaría los hechos sociales. Es lo mismo que decir que lo que se mal llama izquierda en la Argentina , nunca va a Gobernar o que si eventualmente lo hace seria tan pesimo el gobierno dado que nos sobran lo ejemplos en el mundo de los desastres tanto sociales , como económicos a los que la "Izquierda" ha llevado a sus pueblos. Gracias y felicitaciones Roberto.

Rodrigo dijo...

Si las políticas de Macri son "socialistas" yo soy Lionel Messi Ruben. Largá el vino!

Anónimo dijo...

Por que no podemos hablar del futuro con certeza es que hay que mirar el presente. Basta con mirarlo para concluir categóricamente que afirmar que Macri es un acercamiento al socialismo es claramente un sin sentido. Es imposible imaginar que soporte real puede tener tal afirmación, que no descanse en una distorsión completa del concepto de socialismo aún en sus variantes más tímidas. Creo que Rodrigo se quedó corto: él debe ser Messi y Maradona juntos !

Pepe

Ricardo F. dijo...

¿Por qué explicar la caída? Porque sencillamente es necesario, porque es materia de análisis del presente, porque toda expresión política que interviene en la vida nacional para poder articular sus aspiraciones debe reflexionar sobre ese/esos acontecimiento/s: la mirada crítica o autocrítica nos comprende a todos. Es para saludar el aporte de RG, se lo comparta total/parcialmente o no; es más, debiera ser bienvenido por aquellos que adhieren al kichnerismo.

La derrota del kirchnerismo ha sido colosal; hay quienes la han comparado con la sufrida por el peronismo en el ‘83 pero es evidente que las condiciones políticas y sociales no guardan relación. No obstante el kirchnerismo como aquel peronismo que no concebía la posibilidad de su derrota en elecciones libres y democráticas tampoco encuentra razones para interpretar el por qué de la alternancia democrática después de haber permanecido en el gobierno por doce años y conformado un aparato político sin parangón en nuestra historia -claro que con los métodos y herramientas que describe el post.

El accionar del kirchnerismo tras el resultado electoral adverso ha radicado en la no aceptación de la voluntad soberana del pueblo. Ello responde a una concepción política del poder anti-democrática, presente desde su misma génesis: el "votá pingüino o votá pingüina" y en su defecto el "Cristina eterna". Fue a partir de esta sucinta cúpula de poder que se ordenaron los pactos con los jugadores de primera, las prebendas a la dirigencia sindical, las cooptaciones de los movimientos piqueteros, organizaciones sociales y organismos de derechos humanos, y etc. etc. -por cierto, una larga lista de implicados y cómplices del latrocinio cometido a la nación durante la década "ganada".

El 25/10 todas, toditas, las teorías que sostenían al peronismo como el partido del poder, la maquinaria electoral, de que solo el peronismo puede gobernar, la impermeabilidad de los sectores populares a cualquier otra idea que no sea peronista, la antinomia peronismo-antiperonismo, la del comodato del piso de arriba, los fidanzas, los andy tows, etc. etc. fueron a dar al basurero de la historia.

Se ha dicho que ante la crisis de representación política del 2001 -la ausencia de un destino común- el peronismo tuvo la capacidad de recomponerse y ser gobierno nuevamente mientras el radicalismo implosionaba; hoy el fracaso de la experiencia kirchnerista -la falta de un proyecto de nación- viene a exponer la implosión del peronismo.

Rodrigo dijo...

¿Y qué querés que digan los kirchneristas? ¿Votá a Macri que te va a ir bien? ¿De qué hablás Ricardo? ¿Qué importancia tienen los sueños de "cristina eterna" toda vez que se somete a elecciones libres? Si Alfonsín soñaba con ser emperador del mundo o si sólo quería la "alternancia democrática" es irrelevante. Yo veo un aparato estatal tan corrupto como lo fue siempre. ¿O la policía no se sigue financiando con dinero del narcotráfico, el juego clandestino y la trata de blancas? Esa idea de que el kirchnerismo es la banda del Gordo Valor sofisticada es una construcción de RG. La "patria contratista" existe desde que tengo memoria.