25 ago. 2018

Kemelmajer: es más importante que devuelvan la plata que ponerlos presos

https://www.mdzol.com/nota/811147-kemelmajer-necesitamos-que-la-plata-vuelva/

La magistrada mendocina Aída Kemelmajer de Carlucci se refirió a los cuadernos de la corrupción y le puso un paño frío a las expectativas que está generando el caso en la opinión pública y aconsejó revisar la experiencia italiana sobre leyes de arrepentidos y de cómo afrontar desde la justicia los casos de corrupción.

 "Ellos (los italianos) tienen una ley anti mafia. Es cuestión de copiarles la ley. No digo copiar tal cual. Otros países ya han pasado por esto y han encontrado respuestas. Veamos de la ley antimafia italiana, qué funciono y qué no. Si no estudiamos y creemos que los argentinos somos los únicos desgraciados, las cosas no funcionan", expresó la magistrada y dijo que el caso de los cuadernos le recuerda al del Mani Pulite (manos limpias) italiano. "En Italia, muchos empresarios estuvieron presos pero por poco tiempo, y al final hubo pocas condenas frente a todo lo que significó ese proceso. No es bueno generar en la población expectativas de que ahora todo el mundo va a ir preso. Después las cosas no son así de fáciles".

En los 90, la investigación "manos limpias" (mani pulite), dirigida inicialmente por la Procuradoría de la República de Milán y posteriormente extendida en toda la península, se desarrolló en un contexto político de corrupción, extorsión y financiación ilegal de los partidos políticos de Italia. En este caso hubo ministros, diputados, senadores, empresarios e incluso los expresidentes del Consejo involucrados.

Por otra parte, la mendocina sostuvo que "no hay que creer que si la causa no va por el lado de la asociación ilícita que todo irá al fracaso" y consideró que lo más importante es que aparezca el dinero:

"Si es cierto que hablamos de tanta millonada de dólares, es más importante que devuelvan toda la plata que ponerlos presos. Y lograr que los inhabiliten para ejercer cargos públicos y la contratación pública. Requiere un cambio de mirada de parte de todos. Es una desgracia creer que cuando fracasa el derecho penal fracasa todo el derecho. Hay otras variantes antes que meter a la gente en la cárcel. Necesitamos que la plata vuelva y se destine a la educación, seguridad, salud... ", completó. 

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Este es el articuoa más inteligente y comprensivo (que no se enfoca solo en un lado) que he leido sobre el tema. Lo comparto: http://www.revistaanfibia.com/ensayo/debatir-la-corrupcion-en-serio/

Rodrigo dijo...

Cito a Julio Maier: "1. Circo. De aquello que puede conocerse, el proceso penal de “los cuadernos” se asemeja más a pantomimas de payasos que a un procedimiento judicial. Fotocopia de una especie de diario laboral manuscrito de un chofer de ministerio —¿o de misterio?—, cuyo original no fue secuestrado y se predica hoy como inexistente, detención inicial de personas mencionadas en él —en prisiones aparentemente indignas—, al parecer sin imputación concreta alguna por parte de los órganos de persecución penal —mucho menos explicada y fundada—, sólo bajo la sospecha genérica de haber entregado dinero a funcionarios del gobierno nacional anterior, sin especificar la finalidad de la entrega, invitación a que los detenidos expongan el significado de su inclusión en el diario bajo la grave sospecha de que si no lo hacen de determinada manera, quedarán privados de libertad, a la manera de la más rancia Inquisición (ver Lope de Vega, Fuenteovejuna), prisión para unos y simple concurrencia voluntaria para otros, “confesiones” inverosímiles de entregas de dinero no acordes con las citas del diario y con fines poco menos que democráticos —auxilio a partidos políticos, incluso contrarios a sus ideas reveladas, para acceder a la necesaria propaganda precomicial—, casi diría con una finalidad quizás prohibida, pero generosa o filantrópica. Detrás de todo ello la verificación de un procedimiento judicial (¿?) cuyo recorrido comienza con la prisión, sigue con el arrepentimiento de los presos, su “confesión”, y aspira como fin, según creemos, a corroborar la verosimilitud de la llamada confesión, justo al revés del itinerario de un procedimiento judicial normal. Detrás de él la sospecha de una “operación política” —judicial sólo en parte— para perseguir penalmente a la ex Presidente de la Nación, quizás también a otros funcionarios públicos de su gobierno, y privar a todos ellos de libertad para impedirles toda posibilidad en los comicios futuros, por una parte, y ocultar los hechos de corrupción política y económica del partido gobernante —aportes escondidos tras “no aportantes”, “exportación” de divisas y elusión de impuestos y contribuciones al bienestar común—, expuestas ya por el patrimonio revelado de funcionarios y familiares, que nadie ha aclarado ni explicado, por la otra. El protagonista judicial principal, payaso jefe, elegido por la prensa, con desconocimiento y tergiversación de las reglas de adjudicación de casos que aspiran a la vez a la imparcialidad y al reparto igualitario del trabajo judicial". (sigue)

Rodrigo dijo...

"Hoy se agrega, según escucho en este momento, conforme a la multitud de “arrepentidos”, emergentes de la titularidad de empresas, que han aparecido como de la nada y amenaza con superar los dos dígitos, empresarios con poder económico-social de primer orden en nuestro país, difíciles de “apretar” como ellos confiesan sin conocerse en qué consiste la acción de “apriete”, que la sospecha abarca a la necesidad o el deseo transnacional de tomar a su cargo las empresas que conforman aquello que, oportunamente, se llamó la “patria contratista” —nuestra “sufriente” burguesía nacional—, empresas que se repartían, cartelizadamente según una de las “confesiones” principales, las inversiones del Estado en obras públicas, pactadas previamente con “sobreprecios”. La caída en el valor de empresas argentinas, comprendidas en la maniobra, que incluso cotizan en el extranjero, funda esa sospecha.
Confesemos ahora nosotros que, a pesar de la tristeza que nos provocaron las “sospechas” descriptas en la estrecha síntesis anterior y al hecho de que, jurídicamente, siempre abominamos de la “confesión por premios”, alcahuetería que muestra otro tipo de corrupción en el ámbito judicial, sucedió algo impensable con anterioridad que explotó en una sonrisa quizás copiada de la exposición del legislador Pino Solanas en un programa televisivo. Creo que, por primera vez en nuestro país, la llamada “patria contratista”, provocadora principal de la corrupción de funcionarios, ha desnudado sus procederes, parece acorralada y se ha expuesto a la condena penal. Siempre que se ataca judicialmente al gobierno anterior, aparecen los beneficiados, amigos del gobierno actual: ¿inutilidad de los representantes judiciales inservibles mentalmente o meta natural de toda investigación?" (sigue Maier)

Rodrigo dijo...

2. Odio. Negra, indígena, mujer y perteneciente de origen a la pobreza, el cóctel ideal para la exposición por exclusión de la justicia de clase. Milagro Sala y sus colaboradores principales en la organización Túpac Amaru son íconos de aquello que la mayoría de la clase burguesa entiende por “justicia“. Privados de libertad ya tres años sin fundamento alguno, sólo por ser vulnerables a nuestro sistema penal, sometidos a procederes judiciales que no sólo nada justifican en el caso, sino que, además, no se justifican a sí mismos, continúan en ese estado pese a la decisión de órganos oficiales internacionales, incluidas cortes de justicia, que ordenan la libertad —en casos extremos, la privación de libertad en su domicilio cotidiano—. El país, sujeto de derechos del Derecho internacional, se da el lujo de desconocer la obligatoriedad de las decisiones de cortes internacionales y de la Corte Suprema nacional; para colmo de males, intenta explicarlo con argumentos rayanos en la falta de conocimientos y de educación básicos para representar y administrar un Estado. Desconoce así el remedio de la intervención federal porque la provincia no garantiza la administración de justicia y el llamado juicio político al representante del Estado por mal ejercicio de su función; nos expone a todos los ciudadanos, sin distinción alguna, como incivilizados e indeseables, precisamente porque nos convierte en torturadores por omisión". (...)

rg dijo...

pero viste lo que dice, no? que eran "actividades prohibidas," pero en realidad deberian considerase de beneficencia o altruismo. en fin, una enorme enorme pena

Anónimo dijo...

http://www.laizquierdadiario.com/Solo-falto-Bonadio-Macri-y-Rocca-pasearon-juntos-por-Vaca-Muerta