21 dic. 2008

Supremas conclusiones de fin de año..

Me encantó esta nota de fin de año del domingo pasado. Hoy, también domingueando, veo otra tanda de entrevistas supremas a supremas figuras de la suprema Corte. Acá con CA y acá -tapa- ERZ.

No sé qué frase me gusta más (se adjuntan comentarios mentales y reacciones intuitivas sin fundamento denso en términos académicos. Pura glosa refleja) de estas:

De CA:

El tribunal “está haciendo docencia con sus fallos". aja,
"La Corte actúa en estos temas porque el Estado está ausente", gracias, por supuesto!,
"Yo no opino porque no soy legisladora, soy jueza", me queda mucho más claro todo ahora.

De ERZ:

- "Las normas inconstitucionales existen en el mundo y cuando se prolongan en el tiempo, como en este caso, se crean situaciones inconstitucionales. Vivimos en un país donde abundan normas inconstitucionales que crearon múltiples situaciones de inconstitucionalidad", inmejorable justificación, las normas inconstitucionales existen. Música para mis oídos.


- Pregunta Irina H: –Si pusieron plazos para limpiar el Riachuelo, ¿por qué no lo hicieron en este tema (menores)?
–"Por algo simple: si no cumplen, ¿qué hacemos? El ridículo, no" Y qué hicieron (además de daño)?


– Pregunta Irina H. ¿Y cuándo se iría, entonces?
–Quiero que salgan algunos fallos importantes y poner en funcionamiento la biblioteca de la Corte reestructurada" Bibliotecario?


Lo raro es que no leemos nada de frenar al presidencialismo (con un fallo sobre DNU), siendo muy usual la prédica de ERZ en este tópico. Tal vez cree que hay que cambiarlo, sin frenarlo, sin reformarlo, simplemente abolirlo. En busqueda del parlamentarismo perdido. Tal vez acá sea abolicionista del presidencialismo, en lugar de ser un minimalista del poder dañino del presidencialismo. Raro, pero obvio!!! que todo bien con Zaffaroni..

Por lo pronto, hay mucho por decir sobre lo bueno y lo dudoso de este año en términos supremos, pero que el fallo sobre tenencia de estupefacientes sea el gran fallo por sacar me preocupa, me preocupa. ¿Tan poco de originalidad y tan poca sustancia se le puede pedir a la Corte?¿Solamente un poco de autonomía privada (que bienvenida -por supuesto- es)?

Conclusiones rápidas de la lectura: Los jueces no son políticos, son docentes. El fallo "Bazterrica Revival" es lo que viene, lo que viene (sí!! y fue más anunciado que el disco de Axel Rose -que ya salió!!!!- en los últimos años). Los políticos son los culplables de todo. Sus omisiones son lesivas y no las de la Corte Suprema, eso es paciente autorestricción democrática (porque no son políticos, se escucha en el estribillo del anunciado cover bazterriqueano). No hacemos política ni queremos hacerla (se dice, sin olvidar que el presidente provisional del senado -con el acuerdo de sus presididos senadores- en el 2002 es hace seis años juez supremo de la Corte).

Ya separé un ejemplar de ERZ "Estructuras Judiciales" para releer durante el verano. Recomendable lectura para este 2009 que asoma (o cualquier año, realmente). Este post se debería autodestruir en cinco, cuatro, tres, dos, uno..boooom!!

9 comentarios:

Alejandro Hache dijo...

estructuras judiciales es bastante malo lucas eh. yo optaria por john kennedy o toole o salinger. buen fin de año para el blog y los lectores todos.

Matias dijo...

Si ERZ, para irse, espera a resolver todas las cuestiones que se consideran fundamentales para la sociedad argentina (como si la Corte fuera quien lo soluciona todo), no se va más el tipo.

Además del fallo que va a reeditar Bazterrica, parece que EZ espera firmar uno que ponga de relieve la inconstitucionalidad del instituto de la reincidencia, el cual la Corte empezó a enterrar con GRAMAJO.

Se comparta o no lo que vienen diciendo, es saludable el raid de entrevistas que, desde hace unos pocos meses, vienen haciendo Argibay y Zaffaroni, a fin de ir dejando un poco de lado eso de que los jueces hablan sólo por sus sentencias (lenguaje muy poco claro muchas veces). Y la web del CIJ contribuye.

Saludos.

Lucas A. dijo...

Alejandro, Igual lo que sorprende -de forma agradable, positiva- de Estructuras Judiciales (un libro de 1988) es el análisis -con sus límites- de un actual Juez (ex juez en este entonces) de la Corte Suprema. No sé qué otro libro de esa época era muy crítico del poder judicial. Hoy EZ es muy crítico del poder judicial y me parece uno de sus aspectos más interesantes, de los muchos que tiene.

Sí, me regalaron este año, "La Conjura de los Necios", lo tengo ahí. Salinger, too.

Matías, bien. Sí, totalmente me parece que suman las entrevistas de este último tiempo. Pero hay ciertas figuritas. No lo veo a Enrique, a Elena, a Maqueda y otros supremos dando entrevistas abiertas. Los actuales Jueces son muy capaces para dar entrevistas muy buenas, pero también han abiertos frentes complejos y son más -potencialmente- criticables porque tienen más exposición (lo que es doblemente bueno). O sea, les reconozco que se exponen y eso es bueno. Aunque me parece que ahí hay una tensión con el diálogo que, para muchos, es problemática (vease las razones de -que da una y otra vez- Argibay en defensa de la decisión de menores).

Sí, me parece que hay mucho que reconocer. Pero que utilicen la diferencia político-juez supremo, me parece que resta en estos jueces cuando la política del diálogo institucional que pregonan borra esos límites. La diferncia poder judicial(PJ) - Estado (PEN-PLN), o sea el Estado accciona/omite y lesiona, nosotros cumplimos (y la Corte como garante de los derechos negativos y -siempre en menor medida- positivos), son ficciones con olor a rancio, bah, no sé, me parece, digo, puede ser. Tal vez me equivoque..

Sigamos,
Lucas.

Juan Lucas Finkelstein dijo...

Lucas, más allá de las críticas que señalás –con algunas de las cuales estoy de acuerdo y con otras discrepo- no debemos perder de vista que esta nueva –o ya no tan nueva- Corte se impuso como principal objetivo desarticular el desastre que había producido el menemismo al interior de la jurisprudencia y de las propias prácticas institucionales del tribunal. Y en ese sentido creo que el objetivo se ha logrado con creces ya que se pudo revertir una tendencia absolutamente funesta –sobre todo en materia de derechos fundamentales- y adoptarse en ese tránsito procedimientos mucho más transparentes que hoy día te permiten saber, por ejemplo, en qué vocalía está cada uno de los expedientes que “circulan” dentro del tribunal (basta con ingresar a la página web).
Si bien comparto algo de tu escepticismo y también creo que la Corte se ha quedado corta en el abordaje de muchos temas, tampoco desconozco que en una situación de catástrofe (tras la caída del menemismo dentro del tribunal), las necesidades pasaban claramente por otro lado, o sea, reconstruir legitimidad y prestigio sobre la base de los escombros. Después de Hiroshima la Corte no podía dedicarse a pensar en preciosismos pues existían necesidades mucho más apremiantes que atender. Vuelvo a repetirte: creo que eso lo ha logrado, es decir, ha logrado reconstruir –con defectos y varios errores- una legitimidad que el régimen anterior había destruido de la peor manera. Eso no es menor, ¿no te parece?
Con respecto a la jueza Argibay, debo decir que su posición con respecto a los niños y adolescentes es absolutamente ambivalente. Recuerdo que en “Maldonado” sostuvo –como principio general, es decir, más allá del caso concreto- que era totalmente lícito aplicar penas perpetuas a los menores que cometieran delitos entre los 16 y los 18 años de edad. Y en esa línea, cuando la totalidad de sus colegas sostuvieron en “López” y “Dorado” que el tratamiento tutelar debía ser considerado privación de libertad de cara a la ley 24.390, ella omitió cualquier opinión al amparo del artículo 280 CPCCN. Podría seguir señalando muchas más, pero creo que no viene al caso hacerlo.
Por último y más allá de lo paradojal que pueda parecer, lo cierto es que fue Maqueda el único que ensayó una serie de limitaciones a los DNU. Más allá de la solución de fondo –podrás compartirla o no-, lo real es que en “Caliguri” (C. 2650. XXXIX del 26/8/2008) –por medio de una disidencia- ha sido el único que formuló juicios de valor sobre el particular e impuso límites –pocos o muchos, esa es otra discusión-.

En fin, pasado el desastre inicial hoy por hoy quedan algunas rémoras de la Corte de los ’90 que todavía hay que desarticular. Y una de ellas es claramente la cuestión vinculada con la tenencia de estupefacientes para consumo personal. Después de eso, sí, obvio, hay que ponerse a pensar en una agenda de prioridades temáticas que no deje afuera cuestiones trascendentes (la limitación del excesivo poder presidencial es una de ellas). Pero las carencias que señalás no invalidan lo mucho que se hizo por reconstruir al tribunal a partir de la situación de catástrofe…
Un abrazo,
JLFN
Pd: “La conjura de los necios” es un libro muy pero muy divertido. El protagonista Ignatius es un personaje lisa y llanamente delicioso. Un buen libro…
Pd2: “Estructuras…” también vale la pena. Más allá de sus méritos y deméritos puntuales, haber desnudado el proceso de burocratización (y sus efectos calamitosos en la psiquis de quienes lo sufren y en la propia estructura institucional) tampoco es una tarea menor sobre todo porque, como bien lo señala ERZ en el texto, no es demasiado lo que hay sobre ese tema desde una perspectiva más integradora. Creo que esa línea podría ser completada –en nuestro país- con ciertos abordajes antropológico - jurídicos que viene desarrollando Sofía Tiscornia y su equipo…

Martin dijo...

coincido con Matias en que esta bueno que los jueces se acerquen un poco mas a la gente, ya que son temas ( menores, represores) que la gente solo toca de oido pero los cuales producen arduos debates..
Los argumentos de ERZ, en los que crtica a la estructura judicial, y cuando distingue entre el sistema inquisitorio y el que "realmente" es constitucional son para sacarse el sombrero.
Aca ERZ le da la razon a RG cuando en el post sobre la moralidad o no de los abogados de Menem salio la discucion de los eternos recursos interpuestos por los letrados defensores para dilatar el proceso.
Al final esas "armas" procesales terminaron en este caso por dejar en libertad a tipos que nadie quisiera libres.
Un abrazp

Matias dijo...

Martin: esas armas (recursos, nulidades, recusaciones, etc.) existen porque la legislación procesal las ha receptado, por ende son legales, por más que en los hechos puedan aparecer como dilatorias (obviamente operan como tales). Es como dijo Fayt: vayan a reclamarle al Congreso. Si el abogado defensor dispone de herramientas que pueden lograr que su representado salga airoso, cómo criticarlo por utilizarlas.

Volviendo al tema, es fácil detectar que Argibay y ERZ son los que más hablan públicamente, luego vienen H d NOLASCO y Lorenzetti, y, finalmente, Petracchi y Maqueda lo hacen poco y nada.

De todas maneras, el saldo es positivo, es decir, la Corte (esta Corte) "se expresa" ante la sociedad, es republicana en los hechos, como se pretende.

Es una de las CSJN más activa de la historia, por varias razones.

Saludos.

Matias dijo...

Y don FAYT tiene sus exposiciones también, me faltó decir......

Lul� dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Lulu dijo...

Sólo quería acotar lo siguiente: lamento seguir descubriendo personas que hayan disfrutado tanto de la lectura de La conjura de los necios... tal vez de pura envidia, quién sabe? El punto es que el libro en cuestión no logró arrancarme ni una tímida sonrisa. Quienes hayan experimentado la misma sensación agradecería lo hicieran saber... tan sólo para compartir mis cuitas literarias con alguien.
Abrazo