3 may. 2010

Adopción por homosexuales



Hacía mucho que no leía con interés una nota de T. Abraham. Ésta (acá) me hizo pensar. Me gusta en particular este párrafo, que va directamente a la cuestión -algo extrañamente polémica- sobre la adopción por parte de parejas homosexuales. Todavía estamos esperando el gran argumento, el argumento knock-out, en contra de que los homosexuales puedan adoptar. T.A. dice algunas cosas que se aprecian, sobre la posibilidad de que sí lo hagan. Va:

"Creo que el casamiento gay es un tema relativamente menor...Lo que sí me parece fundamental es lo conciernente al tema de la adopción en el caso del matrimonio gay. Nada peor para un niño o niña que la vida terrible de los orfelinatos. Ser buscado, deseado y recibido en una casa y educado con amor no tiene precio, es invalorable. Y si la pareja que adopta al chico está formada por dos mujeres o dos varones, es lo mismo que si lo hubiera hecho un matrimonio heterosexual. Por supuesto que el sistema de identificaciones, los juegos especulares del imaginario psíquico, y todas esas cosas que nutren consultorios y divanes varían de acuerdo a la organización familiar. Las derivaciones edípicas son infinitas, pero nada tienen que ver ni con la felicidad, ni con la salud, ni con el equilibrio emocional. De una pareja gay que se quiere y ama a su hijo, lo que crece es de buena madera, luego la vida dirá lo suyo." Bravo T.A.!

33 comentarios:

La Usina dijo...

Excelente! Ojalá podamos avanzar en esto

Anónimo dijo...

el argumento me parece muy poco serio Rober, esta dificil esta lucha me parece!
habrá que seguir esperando a que la historia misma nos de las razones para que eso sea necesario, hoy en dia creo que no va.Saludos

rg dijo...

mira, hay un argumento alli, muy sencillo, y el mas decisivo: lo que un ninio necesita es carinio de alguien que lo cuide responsablemente. y este tipo de cosas, tan decisivas, no son exclusiva propiedad de los heterosexuales. te paso la pelota anonimo, deci ahora vos el argumento negativo

Anónimo dijo...

con el tema de la adopción en general pasa algo bastante curioso. hay una burocracia terrible para llegar a concretarla. se les hacen estudios médicos a los padres, también sobre la pareja (con asistentes sociales y demás). hay que mostrar un montón de papeles y cosas. es como si los padres que están en condiciones de adoptar fueran sospechosos en nuestra cultura. como si hubiera algo mal en ellos. creo que el problema es que son padres que no cumplen con el mandato de la reproducción, y eso es de alguna manera condenado. con los padres gays sucede lo mismo sumado a que no cumplen con el mandato de pareja heterosexual.
Si pensamos en lo que da sentido a la decisión de tener hijos, creo que la cuestión es el deseo. El deseo (o la decisión) de tener un hijo me parece que está antes que el cariño y la responsabilidad al criarlo. Porque es lo que hace posible todo lo demás. Me parece que ese deseo valida a cualquier tipo de pareja a tenerlos. Creo que eso mismo es lo que también valida el aborto. Por supuesto, además también es claro que cualquier tipo de pareja (homosexual, heterosexual) puede darle amor a su hijo.
Ceci

Damián dijo...

Las personas que se opongan a la adopción deben dar razones para ello. Un argumento que se utiliza, en este sentido, es que se la va a producir un daño psicólogico, entonces, primero debe demostrarse cuál sería ese daño.
Si lo que se alega es que se puede volver gay (y esto se dice) debemos demostrar que ser homosexual es un daño.
Si es porque va a sufrir, muchos hijos e hijas sufren cuando sus padres se separan y no por eso se debe prohibir el divorcio, no?

rg dijo...

de acuerdo. y seguimos buscando argumentos en contra, entonces

Anónimo dijo...

Yo estoy a favor de la adopción por homosexuales, pero si tuviera que argumentar en contra diría que la Convención sobre los Derechos del Niño, dice: “En todas las medidas concernientes a los niños que tomen las instituciones públicas o privadas de bienestar social, los tribunales, las autoridades administrativas o los órganos legislativos, una condición primordial a que se atenderá será el interés superior del niño”. El mismo tratado de derechos humanos, dice “Incumbirá a los padres o, en su caso, a los representantes legales la responsabilidad primordial de la crianza y el desarrollo del niño. Su preocupación fundamental será el interés superior del niño”.

Por lo que vemos, el “interés superior del niño” es la regla general –y objetiva-, para toda conducta de terceros, con relación a los menores de 18 años de edad. Dicha regla debe ser observada, en primer lugar, por los padres o representantes legales, que son quienes tienen la responsabilidad natural y primaria, de criar y educar. La regla objetiva para medir su conducta es, precisamente, el interés superior del niño. La misma regla es también aplicable, a todas las instituciones públicas y privadas, que interactúen con los menores. Es un lugar común que, ante cualquier duda frente a intereses contrapuestos, debe primar el “interés superior del niño”. El problema es ¿quién determina cuál es ese interés en cada caso concreto?.

En principio, son los padres quienes están capacitados para cumplir el "interés superior del niño", pero lo que debe resolverse es que sucede cuándo el niño no tiene padres y un homosexual quiere adoptarlo.

Por lo tanto, debe analizarse el instituto de la adopción. La adopción procura dotar a cada niño abandonado –cualquiera sea la causa del abandono-, de los padres más adecuados para criarlo y educarlo. Desde siempre, tal instituto estuvo guiado por el “interés superior del niño”, aún cuando no lo formulara con esa locución.

Entonces, siempre que se cumplan los parámetros que determinan cuándo se puede adoptar, la adopción por homosexuales estará permitida.

Es dificil argumentar en contra pero tensando la cuerda podrían utilizarse argumentos de “pendiente resbaladiza”, diciendo: quienes esten a favor de la adopción de niños por homosexuales deberían aceptar la inseminación artificial de lesbianas. Lo cual también es posible!!!. Bueno, no pude argumentar en contra….jeje

Saludos!!!
XXY

rg dijo...

pero no entiendo en que sentido hace un problema a esta adopcion el tener en cuenta el interes superior del ninio. por esa regla -objetiva??? como le llamas- hay que rechazar cantidad de adopciones pedidas por parejas hetero, y aceptar eventualmente la que soliciten parejas del mismo sexo. quiero decir, lo unico que importara -sean hetero o cualquier otra cosa- es que sean padres que puedan atender responsable y amorosamente al ninio. ese es el unico interes superior

Anónimo dijo...

Quizá no se entendió pero eso es exactamente lo que dije.

"siempre que se cumplan los parámetros que determinan cuándo se puede adoptar, la adopción por homosexuales estará permitida"

Sinceramente no encontré otro argumento, plausible porsupuesto, para criticar este tema. La única derivación que se me ocurrió es la de "pendiente resbaladiza" respecto de la inseminaación de lesbianas que derivaría en un derecho a la inseminación artificial.

Saludos!!
XXY

Anónimo dijo...

Creo que lo del interés superior se puede usar en favor de lo que propone TA. Me parece que no hay demasiado lugar para discutir que es más respetuoso de su "interés superior" el estar en el seno de una familia homosexual (sea cual fuere el juicio de valor que le pueda merecer esa elección sexual al burócrata de turno) que estar en un hogar.

Anónimo dijo...

pero no entiendo la cuestión de dar argumentos en contra de la adopción por parte de los homosexuales. son conocidos los "argumentos" en contra (que más bien esconden ciertas ideas, cierta ideología sobre cómo debe ser una familia, sobre los parámetros de normalidad, sobre lo que es "sano" y lo "enfermo", etc. si se busca en los "argumentos" de los que están en contra se llegara a esas ideologías).
1. uno es que el modelo de familia que se le da al chico es malo porque la familia se compone de papá y mamá. Y además, Y ESTO ES LO MÁS IMPORTANTE, ese modelo se vincula con una pareja que deja de lado la cuestión de la reproducción de la especie. Según esta gente, lo natural en la especie es la reproducción. Y a partir de esta apelación a un supuesto estado de naturaleza afirman el carácter natural de las familias heterosexuales.
2. otro, es la cuestión de que el chico que tenga dos papás o dos mamás va a tener un alto grado de sufrimiento porque tiene una familia estigmatizada (a los que se les sumarían otros posibles sufrimientos: divorcio, muerte, etc). Las personas que dicen esto, incluso, usan este argumento para afirmar que estos padres son egoístas e irresponsables. Con lo que no cumplirían el imperativo de responsabilidad para criar a sus hijos.

No creo que el argumento de que todos pueden darle cariño funcione para refutar a los que están en contra de la constitución de familias homosexuales, porque no creo que ninguno diga que es una cuestión de cariño. Las ideas en contra no pasan porque no les puedan dar cariño.
También creo que basar la cuestión de la legitimidad para adoptar en la responsabilidad de los padres puede ser peligroso. ¿Por qué el que adopta tiene que probar su responsabilidad? ¿Cómo definimos esa responsabilidad?

Cec

Anónimo dijo...

El argumento de la imposibilidad de las parejas del mismo sexo de reproducirse naturalmente, junto con el que indica que los niños criados por éstas sufrirían de cierto estigma social por provenir de una familia "con un padre y una madre" no son aceptables. Ello por muchos motivos, pero me interesa aquí destacar sólo uno, dedicado a los legalistas, y es que bajo esos mismos argumentos el propio Cod. Civil sería auto-contradictorio. Cómo se entiende entonces la adopción por parte de personas solteras? La posibilidad de adopción por parte de una sola persona es prueba de que: 1) Los estigmas sociales, como toda construcción cultural, son cambiantes (lo que ayer era un estigma -ser criado por padres solteros- ya no lo es). 2) Los potenciales estigmas sociales no tienen relevancia legal a los fines de restringir derechos. Y, en caso de reconocerse efectivamente estos estigmas, la ley debería tener un rol ejemplificador, no seguir reproduciendo esos patrones de discriminación.

JSM dijo...

Me parece que mas que argumentos en contra, hay un conjunto de pseudo argumentos (sumamente falaces) encubriendo una postura dogmatica. Como si se tratase de una piedra envuelta en papel de regalo.

Anónimo dijo...

Sí, la cuestión de la estigmatización es un argumento que puede ser rebatido facilmente. De hecho, todos sus argumentos pueden ser rebatidos porque no son verdaderamente racionales, sino valorativos o ideológicos. Se puede apelar a la estigmatización de los padres divorciados, y a la no infelicidad o devastación de esos hijos, etc. Pero me parece que la cuestión sigue siendo, como dije, que hay una idea de que las familias homosexuales tienen cierto carácter de desviación, de algo anti natural. Y se puede argumentar contra esta idea también. Pero de todas maneras, hay una dificultad para legitimar/aceptar otras formas de familias. Y esa es una postura ideológica.
La lucha me parece que se gana en la construcción de una hegemonía, y esa se hace mediante la acción colectiva. Creo que las organizaciones sociales deben seguir instalando eso como agenda, como pedido, reclamo, discusión.

Yo creo que, de todas maneras, se dio un primer paso hacia la posibilidad de adopción cuando se aceptó el matrimonio gay. Por más que no haya una relación legal entre matrimonio y adopción, culturalmente sí hay una relación entre matrimonio y constitución de una familia. Y también creo que el hecho de que haya una interpretación de la ley que avale el matrimonio homosexual es más bien una consecuencia de todo ese largo proceso de militancia y de reclamo, de lucha por esos derechos, más que del rol ejemplificador de la ley.

Cec

Anónimo dijo...

Leo hoy en la Nacion:

Una de las voces adversas fue Cynthia Hotton, quien denunció en el recinto hacer recibido "amenazas de muerte" por su militancia en rechazo a la ley, y apuntó: "Yo tengo la convicción de defender el matrimonio entre hombres y mujeres y estoy segura de que represento a millones y millones de personas", para preguntarle "a los diputados de las provincias si saben lo que piensa su gente".

Sabra esta diputada la diferencia entre igualdad de derechos y los deseos de las mayorias.

Por otro lado creo que estamos lejisimo de que prontamente conyuges homosexuales adopten ya que los que terminan decidiendo sobre las aptitudes morales y materiales de los adoptantes son los que aplican el Registro de aspirantes a guarda y luego los jueces. Por ende hasta que salga en la tele que no perjudica en el desarrollo del niño va a estar dificil.

Saludos. Esteban

rg dijo...

desde aca marche un aplauso, en cambio, para la socialista Silvia Augsburger, que viene empujando con el matrimonio hay desde hace largo rato

Anónimo dijo...

NEFASTA Lilita Carrió al dar los argumentos de su abstención:

http://www.tn.com.ar/2010/05/05/politica/02191612.html

Alguien le avisó que es representante del pueblo y no de la iglesia?

rg dijo...

ovacion, en cambio, para la cc marcela rodriguez

Anónimo dijo...

alguien cree en la libertad de conciencia que les dieron las "autoridades" de cada partido? el voto de cada diputado responde al partido, a la autoridad del partido, a su conciencia o a la gente que representa, como sabe que piensa el que lo voto?

Anónimo dijo...

Estimados,
Creo que la cuestión de la adopción de un niño por parte de una persona homosexual, o por una pareja homosexual, se resuelve mediante argumentos técnicos (nada de pareceres o dogmática jurídica).
Lo relevante ha de ser -para conceder o negar la guarda- si efectivamente la identidad sexual de los padres del niño incide científicamente en la estructuración de su identidad sexual (no caben aquí falacias argumentativas del tipo, "de parejas heterosexuales salen hijos homosexuales").
La orientación homosexual puede ser una elección de cada uno, pero el Estado debería ocuparse en que efectivamente dicha elección no se halle condicionada por elementos que el propio Estado pudiera "colocar" en la personalidad temprana del sujeto a través de la adopción (no sea cuestión de que luego sea demandado el Estado por la inclinación sexual del niño hecho hombre). Si hemos de "colocar" un modelo de orientación sexual en la personalidad temprana de los niños, y más allá del posterior ejercicio de su libre elección, mejor hacerlo con el que asegure la preservación de la especie humana.
Saludos
Gabriel

rg dijo...

no entiendo muy bien lo de tus criterios tecnicos, gabriel. por lo demas: supones que el estado debe adoptar un modelo de identidad sexual como apropiado? pongamos que los hippies en los 60 criasen a sus hijos en un estilo de "identidad sexual libre." habria que sacarles la tenencia? no te entiendo

JSM dijo...

Ademas no tiene sentido. Con el mismo argumento el Estado tendria que intervenir en los casos de adopcion (y porque no en todo caso donde se ejerza la patria potestad o tutela) para que los padres heterosexuales no incidan en la identidad sexual del menor.
No entiendo como permitir que los heteros incidan sobre la sexualidad pero los homos no. Al menos que se de por supuesto que la homosexualidad esta mal, que es en definitiva el elemento dogmatico que sobrevuela la cuestion y la tiñe de fundamentalismo.

Julián dijo...

Retomo algunos estudios que algunos comentaristas publicaron en este foro hace tiempo. El tema de las adopciones no es un argumento en contra sino a favor del matrimonio de personas del mismo sexo. Hasta ahora los estudios realizados sobre parejas homosexuales que han tenido que encargarse de la guarda de menores han sido muy auspiciosos en relación a la modificación de la ley de adopciones. No solo reconocen que no hay diferencias en los índices de 'orientación sexual', sino que además, los chicos criados en esas condiciones han adquiridos rasgos de personalidad más abiertos a posturas plurales y diversas a las suyas.

Dicho esto y pasando a la tarea que asignó el doctor, mis argumentos en contra del matrimonio de personas del mismo sexo corren por otro carril. Este es específicamente constitucional.

En este sentido, supongo que los documentos políticos fundamentales sintetizan elementos simbólicos y emotivos que van más allá de las cuestiones procedimentales, más allá de un llano realismo. Puede ser que en el origen la constitución fuera un papel firmado por cuatro sicópatas torturadores autodenominados representantes del pueblo. Pero las generaciones pasan y lo simbólico que el documento no tenía en su origen, lo obtiene con el tiempo. Y, el tiempo aquí no es un conjunto de años, sino de acontecimientos, entre ellos, la dictadura militar.

Así, es porque no creemos que la constitución sea solamente un conjunto de reglas orgánicas que defendemos su vigencia. ¿Qué la diferencia del Estatuto de Reorganización Nacional, sino? ¿La democracia? ¿Qué democracia? ¿De qué provincia? ¿En qué ciudad? ¿En qué se funda esa democracia?

Defendemos la constitución, contra fácticamente, porque consagra un grupo de principios que deben guiar la toma de decisiones, y porque esos principios están anclados fuertemente en nuestras expectativas comunes. Y si no nos gusta el catolicismo de la constitución, debemos admitir que su violación puede dar lugar a que quienes sí se identifican con él, se sientan autorizados, luego, para violar otros principios. ¿Por qué le vamos a pedir a un gobernador creyente que no ejerza un clientelismo asqueroso, si para él nosotros hemos profanados principios aún más importantes? ¿Me explico?

El matrimonio de personas del mismo sexo no fue contemplado ni siquiera como posibilidad por los constituyentes. Si aceptamos una interpretación dinámica, tenemos que reconocer que la constitución es moralista, así que también tenemos cerrado este camino para el matrimonio de personas del mismo sexo.

Así sería oportuno finalizar con el Critón, donde Sócrates señala la hipótesis de un diálogo entre las leyes y él, si decidiera actuar en contra de ellas y huir de la ciudad. Imaginemos que las leyes son la constitución:

"Nosotras te hemos engendrado (a Sócrates), criado, educado y te hemos hecho participe, como a todos los demás ciudadanos, de todos los bienes de que éramos capaces; a pesar de esto proclamamos la libertad, para el ateniense que lo quiera, una vez que haya hecho la prueba legal para adquirir los derechos ciudadanos y, haya conocido los asuntos públicos y a nosotras, las leyes, de que, si no le parecemos bien, tome lo suyo y se vaya adonde quiera. Ninguna de nosotras, las leyes, lo impide, ni prohíbe que, si alguno de vosotros quiere trasladarse a una colonia, si no le agradamos nosotras y la ciudad, o si quiere ir a otra parte y vivir en el extranjero, que se marche adonde quiera llevándose lo suyo."

Bueno, este sería mi argumento a capella. Esto es, sin bibliografía, y sin los textos a mano donde fundo mi postura, fuera de algunas cosas que obtuve por internet. Saludos

Julián.

Pero seguramente van a ser los argumentos de quienes estén en contra

PIC dijo...

Me parece que el litmus test para saber de qué lado está alguien con respecto a derechos de homosexuales es la cuestión de la adopción. Yo mismo, soy escéptico sobre el matrimonio homosexual, pero soy un defensor de la adopción a parejas del mismo sexo, sea cualfuere le régimen legal que se les dé (unión conyugal, etc.). Para mí es imperioso que se reconozca ese derecho.
Por otra parte, creo que los homosexuales tienen más solidez económica que los heterosexuales para adoptar chicos (DINK), y son tan o más capaces de amor hacia un hijo adoptado que los heterosexuales, porque tienen un deseo por adoptar mucho más genuino, más cohibido durante todo este tiempo, que los heterosexuales.

Anónimo dijo...

Lo relevante no es que todos, sin diferencia de sexo o número, seamos capaces de amar, y por tanto, amar a nuestros hijos adoptados. Sin la capacidad amatoria, ni heterosexuales ni homosexuales deberían ser aptos para adoptar.
Insisto con que el criterio técnico es el que debe definir el tema. Pasa por determinar científicamente si en la psiquis del niño, la presencia de dos figuras paternas o dos maternas (en lugar de una y una, o simplemente una) importa algún tipo de condicionamiento de su identidad sexual temprana.
Si es así, entonces el Estado no debería autorizar la adopción por personas homosexuales, como tampoco debería hacerlo por personas heterosexuales que por sus rasgos psíquicos no se encuentren aptas para adoptar (por esto es que tanto demora el proceso de adopción, porque no es venta, y porque el Estado asume un rol de garante -en lo posible- de la valía del nuevo vínculo que consolida).
Es aquí donde los argumentos jurídicos quedan supeditados al criterio científico concluyente. No sería desconocer el derecho de las parejas homosexuales a adoptar en igualdad de condiciones que los heterosexuales, pues habría razón suficiente para distinguir, fundada en el interés superior del niño sujeto de adopción.
Lo razonable, antes de establecer la posibilidad de que las parejas homosexuales adopten, sería responder la pregunta científica, a partir de concretos estudios interdisciplinarios ("nemin ladere"). No se ha hecho y el Estado asume el argumento jurídico sin despejar primeramente el técnico.
Finalmente, si se llegara a comprobar -como estimo- que la conformación del nucleo familiar estrecho influye en la identidad sexual del niño, y frente a la necesidad de que los niños desamparados puedan tener una segunda oportunidad en una nueva familia del corazón, el Estado debería inclinarse por la solución que condicione en el sentido que asegure la preservación de la especie humana (me refiero a cómo debe actuar el Estado cuando administra la institución de la adopción, y no a cómo los padres con sus hijos, por lo de los hippies).
Gabriel

JSM dijo...

El argumento de la incidencia en la sexualidad hace aguas por todos lados.
Primero no pone en riesgo a la preservacion de la raza humana. En tanto se permite adoptar a los heterosexuales, y no es necesario que la totalidad de los futuros adultos pocreen para que la misma subsista. De hecho vivimos en un mundo superpoblado en muchas regiones.
Por otro tambien debe existir una incidencia en la sexualidad por la ausencia de familia. Por ende cuando el estado permite una adopcion por parte de heteros tambien estaria modificando en alguna manera su sexualidad.
Nadie discute que puede influir (aunque no es decisivo, porque sino no existirian homosexuales en familias heterosexuales, y todos sabemos que los hay), pero valorar de manera distinta una influencia de la otra solo se puede hacer si valoramos distinto a la homosexualidad de la heterosexualidad, por lo que volvemos a el argumento que subyace los dichos tanto del señor anonimo como de los demas "anti-adopcion" que es: homosexualidad = anormalidad = mal. Si salimos de ese principio porque es mejor un condicionamiento que el otro. Y bajo el mismo concepto tendriamos que suspender el ejercicio de la patria potestad por parte de los homosexuales. Negarles el derecho a ejercer funciones que los pongan en contacto con niños. Y como frutilla prohibir sus manifestaciones por si condicionan a la ciudadania (sobre todo a los jovenes) hacia la homosexualidad.

Anónimo dijo...

Semana passada, o Superior Tribunal de Justiça brasileiro autorizou a adoção de uma criança por dupla de mulheres que vivem como companheiras afetivas. Foi a primeira decisão de corte superior brasileira sobre o tema.

David Pardo.

Super Riquelme dijo...

Y que opinan de la carta de lectores que aparece hoy en La Nacion? Me parecio interesante pero no estoy muy familiarizado con los argumentos a favor y en contra del matrimonio gay. Este es el link: http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1261391

Anónimo dijo...

Nuevamente se acude a argumentos de dogmática igualitaria para prescindir de la concreta incidencia de la adopción por parte de personas homosexuales en la psiquis del niño, en relación con su identidad sexual. No corresponde. Nos cuesta, pero los abogados debemos dar paso a los saberes técnicos para resolver la cuestión. No todo es argumentativo.
En ese punto, y si efectivamente la ausencia de los roles paternos y maternos definidos en el niño le es perjudicial, no parece que la opción estatal por la adopción por personas heterosexuales sea discriminatoria, sino más bien tuitiva de su superior interés.
Que el niño posea fuerte figuras paternas y por ello tienda a fijar con más ansia el modelo de pareja heterosexual, debería preferirse como política estatal a la opción opuesta, pues en la primera, en el fondo, está la supervivencia de la raza humana (después, en materia de elección sobre identidad sexual, cada uno podrá efectuar su opción).
Gabriel

Julián dijo...

Gabriel... en inglés pero oportuno, lee toda la entrada. He estado buscando un artículo del Times que seleccionaba las investigaciones hechas por las universidades norteamericanas más importantes. Todos concluían a favor de la capacidad parental de las parejas del mismo sexo.

http://en.wikipedia.org/wiki/LGBT_adoption#Debate_over_LGBT_adoption

Lo único que se puede usar en contra de esto son argumentos religiosos, morales y constitucionales. El problema es que ni los mismos conservadores, católicos o tradicionalistas se los creen. Es como que si argumentaran 'por resentimiento', nomás. Eso si, no se de qué.

http://en.wikipedia.org/wiki/LGBT_adoption#Debate_over_LGBT_adoption

Julián

Mell Allen dijo...

:) espero que todos los presentes se encuentren bien.
Soy hija de un hoxesual y toda mi vida eh sido criada por el. y su pareja. tengo 15 años de edad y hoy e dia le doy gracias a dios por tener los padres que tengo. siempre eh contado con su apoyo incondidional y se muchos niños que estan en horfanatorios desearian tener el calor de una familia. :(
nunca me eh sentido menos que nadie por tener la familia que tengo. y soy una chica muy normal como todas las demas....

Mell Allen dijo...

:) espero que todos los presentes se encuentren bien.
Soy hija de un hoxesual y toda mi vida eh sido criada por el. y su pareja. tengo 15 años de edad y hoy e dia le doy gracias a dios por tener los padres que tengo. siempre eh contado con su apoyo incondidional y se muchos niños que estan en horfanatorios desearian tener el calor de una familia. :(
nunca me eh sentido menos que nadie por tener la familia que tengo. y soy una chica muy normal como todas las demas....

Mell Allen dijo...

este es mi correo...
mell__tocxiiDoll@hotmail.com