1 ago. 2019

Alberto Fernández en el Partido Nazionalista (una anécdota personal)

Se escribieron algunas pocas notas, sobre el paso del actual candidato presidencial por el Partido Nacionalista Constitucional. Una es ésta
En ella, AF cuenta la "verdadera" historia de su ingreso al Nazionalismo. Nos dice el candidato:
 "La verdadera historia es esta. En el año 83, yo formaba parte del comando de campaña (Italo) Luder presidente, y me pidieron que ayudara a armar un partido para que pueda incorporarse al frente", relata el propio Fernández en diálogo con LA NACION. "Se trataba de un grupo de exradicales, el Movimiento Nacional Yrigoyenista; Asseff había sido radical y quienes lo acompañan también", justifica el exjefe de Gabinete de Néstor y Cristina Kirchner. ¿Y su incorporación al PNC? "Se llamaba nacionalista por Yrigoyen, y constitucional porque respetaba los parámetros democráticos", continúa. ¿Y las fotos en las que aparece dando discursos? "Me habrán pedido que hable en ese acto como parte de aquella campaña", agrega Fernández, quien de ese modo relativiza aquel acercamiento, aunque Asseff trae a la memoria un acto de 1984, con la inauguración de un local del PNC en Temperley.

Curioso, porque en esos tiempos yo ingresaba en la Facultad de Derecho, y me encontraba con la militancia política por primera vez. Por entonces (años 82/3), mis primeras lecturas "politizadas" eran las de Arturo Jauretche y Raúl Scalabrini Ortiz, gracias a un amigo de la familia; y a Hipólito Yrigoyen también yo lo tenía idealizado (y todavía). En mi primer curso en la Facultad, me encontré con dos personas super-politizadas. Una pertenecía al ultra-liberalismo (rama "Benegas Lynch"), y la otra al nacionalismo (rama Alberto Asseff). Como con la primera no enganchaba,  la segunda, entrando por mi yrigoyenismo, me invitó a entrevistarme con el Presidente del Partido, Asseff, en la sede del PNC.

Fui allí, en compañía de mi mejor amigo, y a pesar de la ingenuidad política que tenía (sobre todo) entonces, y mi desconocimiento pleno del modo en que funcionaba la política "real," tardé 5 minutos en reconocer que no se trataba de un grupo de "yrigoyenistas" "constitucionales" que "respetaban los parámetros democráticos". Por el contrario, me resultó obvio que se trataba de una cueva de Nazis, militaristas, cercanos a la dictadura, y vinculados a los peores miembros del ejército (el más notable -resultaba ya claro entonces, mucho antes de los levantamientos golpistas- era Mohamed Alí Seineldín).

AF dice que entonces los miembros del PNC eran constitucionalistas y democráticos, que varios años después tuvieron un desvarío nacionalista, y que quedaron relacionados por tanto con los "carapintadas" golpistas. La verdad es que no es así: ya en ese momento resultaba clarísimo cuál era el tipo de gente de que se trataba, aún para un ingenuo que entendía poco y nada de política: nazis hechos y derechos, anti-alfonsinistas (por la oposición de RA a la guerra de Malvinas), involucrados en operaciones violentas (que me llegaron a describir con lujo de detalles), y relacionados con las facciones más anti-democráticas del ejército de entonces (que no es poco decir). Recuerdo la palidez de nuestros rostros luego de esa primera y única visita, de la que con mi amigo salimos horrorizados. Lamento decirlo, pero: muy grave antecedente para el que pasó por ahí.

1 comentario:

Anónimo dijo...

https://www.infobae.com/opinion/2019/08/01/no-cuente-conmigo-senor-fernandez-no-necesito-que-me-cuiden/