12 jul. 2011

Tierra y libertad: Flores Magón



Anarquista mexicano, nacido en Oaxaca, en 1874, y muerto en prisión, en Washington, en 1922, Ricardo Flores Magón fue fundador del periódico "Regeneración," y del Partido Liberal Mexicano. En su militancia pasó de la defensa de una democracia popular, al anarquismo. Activista y teórico de la Revolución Mexicana, propició la lucha armada a comienzos de siglo, con el objeto de extender el alcance de la Revolución.

En 1906, dio a conocer el famoso programa del PLM, que se convirtió en un antecedente importante, por caso, de lo que luego serían los aspectos sociales más de avanzada de la Constitución de México de 1917. El programa limitaba los poderes presidenciales (no podía ser de otro modo); pedía limitación en las horas de trabajo; salario mínimo; educación laica; y ponía un especial acento en la cuestión de la propiedad. En este sentido, exigía la expropiación de la tierra improductiva; y la creación de un Banco Agrícola para facilitar el acceso de los pobres a la tierra y a las herramientas productivas. Definía, además, que "el Estado dará tierras a quien lo solicite, sin más condición que dedicarlas a la producción agrícola y no venderlas."

Hacia 1911, el programa pasó a incluir la abolición directa del "principio de la propiedad," a partir del cual -se sostenía allí- surgía el poder de la Iglesia y del Estado. El PLM consideró entonces que el pueblo debía "tomar la tierra y las maquinarias en sus propias manos," de modo de poder "regular la producción de la riqueza en favor de sus propias necesidades."

RFM fue arrestado, en los Estados Unidos, por la redacción de un panfleto dirigido a "todos los anarquistas del mundo," que se consideró que socavaba los esfuerzos bélicos norteamericanos (ya hablamos en el blog, varias veces, de la legislación y jurisprudencia norteamericanas, sobre todo de comienzos de siglo, dirigida a reprimir las actividades de anarquistas, socialistas y pacifistas). Pocos años después, RFM murió en la cárcel (según algunos, por los golpes que le propiciaran los guardias de la prisión). Flores Magón, tierra y libertad.

8 comentarios:

Pepe dijo...

Convengamos que ninguno de los proyectos de esta gente (socialistas revolucionarios y anarquistas) terminaron en una apertura democrática posterior

El Contrera dijo...

Muy interesante y muchas gracias.
Tierra y libertad, pasaron 100 años y las mismas ideas siguen presentes. La tierra debe ser de quien la trabaje y todos tener acceso a ella, al igual que al conocimiento.
Lo demás lo discutimos después, con la mesa servida para todos.
Paz y abundancia para todos.

bj dijo...

hola rg,
aprecio mucho tu blog y
hace poco voy viendo más cosas.
Me sorprende y gusta tomes anarquismo.

¿Te parece que tiene lugar hoy?
Más específico: ¿en qué sentidos sí,
y sobre todo en cuáles no?

Digo porque me parece,
si bien tener mil variantes,
un cuerpo de ideas del que
se puede sacar muchísimo,
y es desoído por motivos insuficientes.

Salú, benjamín.

Anónimo dijo...

La tierra "para el que la trabaja" es otra forma de propiedad privada, me quedo con la propiedad social o colectiva de la tierra. Salud!

rg dijo...

benjamin, eso, un cuerpo de ideas del que se puede sacar muchisimo, saludos
r

Jorge dijo...

Benjamin, el Anarquismo (parece, yo nunca lo entendi) puede dar muchas cosas interesantes. Lo que seguro va a dar es millones de corrientes diferentes, sino mira este post, ya El Contrera tiene su interna irreconciliable con Anonimo 2:34... y esta todo bien con el debate interno, eh!!

El Contrera dijo...

No Jorge, para nada irreconciliable, el anónimo tiene gran parte de razón. De todas formas, las libertades individuales son innegociables. Ojo, no confundir lo privado con lo íntimo. Puede existir libertad, sin necesidad de lo privado (que suena a privar).
Como dije antes, lo demás lo discutimos después, pero con la mesa servida para todos.

Jorge dijo...

Bueno, ponganse de acuerdo y avisen...