11 nov. 2012

Sì a la protesta (3). Dossier 8N en Sinpermiso

http://www.sinpermiso.info/textos/index.php?id=5414

16 comentarios:

gerardo laplace dijo...

Impresionante tergiversación de lo que fue el 8N.Donde estaban los carteles pidiendo la derogación de la ley antiterrorista?. En realidad era gente que se manifestaba contra los "derechos humanos de los delincuentes", las "asignaciones para coger" y los "planes descansar"

gerardo laplace dijo...

Impresionante tergiversación de lo que fue el 8N. Donde estaban los carteles pidiendo la derogación de la ley antiterrorista. En realidad era gente que se manifestaba contra los "derechos humanos de los delincuentes", las "asignaciones para coger", los "planes descansar" y "quiero comprar dolares y me importa nada si se pierden puestos de trabajo". Saludos.

rg dijo...

gerardo, quedaste tan desesperado que leiste cualquier cosa. digo que YO pido la derogacion de la ley antiterrorista, y la ruptura de los pactos con gobernadores asesinos y empresarios corruptos, y que la gente que participó en la marcha se conformaría con menos: que le hablen en lugar de ridiculizarla, que no la ninguneen, que dejen de mentir con todas las cifras. pero bueno, se ve que estás tan ansioso que te cuesta leer lo que está frente tuyo y te quedás cegado con tus prejuicios. otra pena

gerardo laplace dijo...

Me refería a las tres notas que, insisto, tergiversan lo que fue el 8N. Una marcha reaccionaria, con las demandas que menciono arriba. Perdón por duplicar el comentario. No fue desesperación sino torpeza. Saludos.

rg dijo...

perdon, pero en tu ansiedad, decis que decimos que habia banderas de no a la ley antiterrorista, y nadie dijo eso. asi que tergiversas lo que escribimos nosotros. y lo agravas cuando distorsionas las consignas, porque todos (el 70 por ciento) estaban a favor de la auh, como la gran mayoria estaba a favor del aborto o el matrimonio gay, pero para vos era una marcha pidiendo mano dura. te quedaste atrasado una decada, cuando kirchner convirtio en ley el proyecto blumberg de mano dura

gerardo laplace dijo...

Estimado Gargarella: ante todo perdón por insistir, no quiero ser cargoso. Pero no son prejuicios. Conozco este país y a su gente. En todo caso lo del 70% es tan pre juicioso como mi comentario. Final por mi parte. Saludos.

rg dijo...

si, te conviene terminarla. lo del 70 por ciento a favor de la auh es resultado de una encuesta. y te garantizo que no la hizo el indec, asi que quedate tranquilo

Maby dijo...

Desde la reinstauración de la democracia en el año 1983 a la fecha, he participado, presenciado y observado muchas movilizaciones y marchas de la sociedad civil. En sus comienzos, algunas que representaban a sectores que reclamaban bajo una consigna específica como ser el no cierre de una fábrica, contra el despido de trabajadores, por aumento salarial, por más trabajo, por viviendas dignas, por agua potable, etc, etc. Más adelante por reclamos un poco más genéricos pero igualmente específicos como lo son los reclamos por la diversidad de derechos contemplados en la Const. Nac. y Convenciones Internacionales.
Ante la tremenda crisis económica del 2001 he presenciado la unificación de sectores antes separados (piqueteros y clase media) movilizándose bajo una consigna común. Con el tiempo, esa unión se fue diluyendo y las movilizaciones volvieron a ser más focales ante reclamos, otra vez, más sectoriales, y reaparecieron reclamos por despidos, por aumento salarial, etc. Luego, presencié otra marcha más unificada frente a una consigna común: más seguridad. Y esta movilización fue grande, la sociedad civil estaba sensibilizada por el secuestro y posterior muerte de personas cuyo caso más emblemático fue el hijo del falso “Ing.” Blumberg. Esa movilización marchó con una consigna clara acompañada por una propuesta que se llevó al Congreso y que terminó en las modificaciones en la justicia penal. No hago aquí análisis de sus consecuencias ya que no es el tema central de mis pensamientos aunque sólo basta observar los índices de criminalidad para darse cuenta si esta propuesta sirvió o no.
A partir de ese momento las movilizaciones fueron cada vez más esporádicas y la soc. civil encontró en el poder judicial-ante la falta de respuestas por parte de la dirigencia política- una nueva forma de participación en la resolución de conflictos y/o reclamo de derechos: el amparo judicial.
Esta nueva forma de participación de la sociedad civil obtuvo respuestas, al menos temporarias a sus reclamos, mediante la aplicación de medidas cautelares y/o sentencias judiciales que ordenaban –principalmente- al poder ejecutivo y sus organismos, la resolución y efectiva respuesta para lo demandado. Tal es así, que hasta los otros poderes del estado, el ejecutivo y el legislativo, también han recurrido y recurren al poder judicial para dirimir conflictos.
La marcha de ayer, 8 de noviembre, fue, sin duda, una movilización grande .Pero sus consignas convocantes fueron conceptos abstractos y no focalizados. No a la inseguridad, no a la corrupción, no a la mentira, no a la soberbia, entre otros “no” y a favor de la libertad ,la prensa y justicia libre entre otros “a favor”. Ver esa marcha me causó mucha tristeza, en realidad desasosiego ya que si hacía el ejercicio de verla como si fuera una extranjera, diría que esa movilización se produce en un país absolutamente autoritario, represivo y dictatorial. Pero no soy extranjera, soy argentina y vivo en argentina.

1º reflexión:
Mi pregunta original es: si no hay libertad, cómo se explica la marcha en sí misma? que no fue ni reprimida ni amenazada, cómo se explica la capacidad de convocatoria a través del uso de redes? redes que no son controladas ni cercenadas por el gobierno. Cómo se explica que no hay prensa libre? si la movilización fue cubierta por todos los medios de comunicación, que la programación de canales, tienen periodistas que hablan a favor o en contra de las medidas del gobierno, que la dirigencia política, en todo su espectro, puede asistir a diversos programas televisivos y/o radiales a expresar libremente sus ideas.

maby dijo...

2º Reflexión:
Obviamente que frente a consignas tan generales, no puedo dejar de estar a favor de las mismas, pero tampoco estoy en contra de los 10 mandamientos cristianos, y eso no me hace estar a favor de la iglesia. Como tampoco estar a favor de las consignas de ayer me hace estar en contra del gobierno. Lo que me parece es que la gente que ayer se movilizó no tuvo el suficiente coraje de tener consignas que apunten a revertir cosas concretas. Si no estás a favor de la mentira, y crees que el Indec dice mentiras, pedí la renuncia de Moreno. Si crees que no hay políticas de seguridad pública, pedí la renuncia de Garré, si crees que el rumbo económico está desguazando al país, pedí la renuncia de Lorenzino, si crees que hay corrupción y ante hechos de opinión pública, como lo es el caso Ciccone, pedí la renuncia de Boudou.,etc,etc, y si sos militante político opositor no te avergüences de serlo y levantá tus banderas. No hay peor militante que el que se esconde detrás de la gente y no tienen el valor de poner la cara a defender sus ideas. Qué triste la oposición política que no puede levantar sus banderas!

3º reflexión
La gente salió a manifestarse a favor de un decálogo de virtudes pero nadie fue capaz de presentar una propuesta concreta. El gobierno, mirará esta marcha sólo como posibles votos perdidos. No hubo una presión concreta para que cambie nada. En el 2001, las cacerolas pedían la renuncia de Cavallo. El gobierno no escuchó, reprimió y perdió.
Lo de ayer, fue una expresión de buenos deseos. Nada concreto. Cero presión. Cero propuesta.
Lo más probable: cero cambios. Nadie gana. Nadie pierde. Fortalecida la democracia? Seguramente. Aunque si en este país no hay libertad, de qué democracia hablan no?

4º Reflexión:
Después de 29 años de democracia, me alegra profundamente que los sectores que ayer se manifestaban no reclamaban ni por más trabajo, ni por viviendas dignas, ni contra el despido de obreros, ni contra el cierre de fábricas, ni a favor del ejercicio de los derechos humanos, ni por la democracia. Se marchó por conceptos generales de virtudes institucionales. Algo cambió en este país. Hemos avanzado.Mal que les pese.



Anónimo dijo...

Estimada Maby: déjame decirte que, por un lado, celebro tu ejercicio argumentativo en torno al significado de la marcha de ayer. No obstante, por el otro, advierto que las mismas contradicciones que vos notás en los manifestantes son perfectamente aplicables a tu argumentación. Decís:
“Ver esa marcha me causó mucha tristeza, en realidad desasosiego ya que si hacía el ejercicio de verla como si fuera una extranjera, diría que esa movilización se produce en un país absolutamente autoritario, represivo y dictatorial”.
Luego de lo cual añadís a modo de 1ª reflexión:
“Mi pregunta original es: si no hay libertad, cómo se explica la marcha en sí misma? que no fue ni reprimida ni amenazada, cómo se explica la capacidad de convocatoria a través del uso de redes?”.
Mi réplica es: si tu ejercicio de ver la marcha como extranjera te llevaría a concluir que esa movilización debe de estar produciéndose en un país autoritario, represivo y dictatorial, en el cual, según la propia definición tuya que a continuación esbozás, no habría lugar para marchas, luego, o bien tu ejercicio imaginativo constituye un non sequitur, o bien es posible que en un país autoritario y represivo (ya no digamos ‘dictatorial’) se comprueben marchas de este tipo.
¿Cuál es mi propia impresión? Que Argentina no es un país dictatorial pero que sí es un país que posee indudables sesgos autoritarios y en el cual también se constatan variadas formas de represión. Así, por ejemplo, si pregunto si está garantizada la libertad de prensa, mi respuesta sería que por supuesto que está garantizada, aunque existen ciertos matices en su ejercicio que sería preferible que no existieran. Y no hablo bajo ningún concepto de Clarín, grupo al que Menem, primero, y Kirchner, después, se encargaron de trasformar en el mayor grupo de medios del país. Hablo fundamentalmente de medidas como el reparto discrecional de las pautas de publicidad oficial o de la negativa de las autoridades gubernamentales a someterse al escrutinio crítico de la prensa, ocultando información pública o evadiendo sistemáticamente las conferencias de prensa. Todos estos son indudables sesgos autoritarios, sesgos que no transforman a la Argentina en una dictadura ni mucho menos.
El Imparcial del Norte

Anónimo dijo...

en rta a Maby:

1ro.- hasta las dictaduras mas represivas dejan las grandes manifestaciones, Ocurrio en los ultimos años del proceso con las convocatorias a los paros generales.
Tambien en esa epoca se publicaba la revista humor con crueles burlas a los jerarcas militares. Nunca lei a ninguno jactandose de lo democraticos que eran por permitir la salida de esa revista.... Hasta en eso CFK los supero
2do. La verdad que hay que tener coraje para pedir revertir cosas concretas tal como usted dice. Porque la ley antiterrorista es tazativa: cualquiera que presione al gobierno para que haga o deje de hacer determinada accion puede caerle este tipo de calificacion y la condenas que no son menores....

Anónimo dijo...

Rg me parece que hasta a vos te dio un poco de miedito lo del 8N
saludos
Rodro

Alejandro Kafka dijo...

¿Y desde cuándo las conferencias de prensa son parámetro para medir el autoritarismo existente o no en un país?

¿Y cómo debería ser la distribución de pauta oficial? ¿Más al que más rating tiene? ¿Más al que más ejemplares puede editar? ¿Menos al "más débil"?

rg dijo...

kafka, tranquilo que la pauta sobre como distribuir la pauta ya la dio la corte en dos casos. el mas reciente el de perfil. pasa que el ejecutivo la viola sistematicamente, como viola todo fallo en contra.

rodro, la ley de medios me provoca risa mas que miedo. pobres de ustedes que ven que ahi se juega el gran partido democratico, mientras dictan la ley antiterrorista y pactan con la barrick gold y chevron

Anónimo dijo...

¿Desde cuándo, Alejando Kafka? Desde que las conferencias son conferencias y la prensa es prensa. Es sencillo. Tomá dos gobiernos: el gobierno A y el gobierno B. Supongamos que ambos gobiernos compartan las características 1 (el jefe de ministros baja una vez por mes al congreso), 2 (existe una ley de acceso a la información pública que se aplica a todos por igual) y 3 (el valor de la pauta oficial para todos los medios representa el 3% de sus ingresos, por ej.). Sin embargo, mientras el gobierno A estima conveniente que su presidente y sus ministros den una conferencia de prensa cada dos meses, sometiéndose al escrutinio crítico de los periodistas, el gobierno B lo estima inconveniente, por lo que reemplaza las conferencias de prensa con cadenas nacionales en las que sólo habla una sola persona. Suponiendo que en cualquier otra característica ambos gobiernos sean iguales, y que lo mismo fuera el caso considerando la sociedad a la que estos gobiernos presiden, ¿cuál de los dos gobiernos te parecería menos autoritario y transparente? Yo creo que no hay dudas. Espero que vos me des una respuesta honesta que resulte coherente con el planteo que acabo de formularte.
Saludos,

El Imparcial del Norte

GerardoD dijo...

Parece mentira que quieran manipular el tema de la pauta oficial -ya zanjado por la Corte, pero todavía sin acatamiento estricto del PEN-, como si fuera una cuestión del más débil. Es tan díficil darse cuenta (o se hacen los distraidos) que las empresas de medios que dependan en gran parte de lo abonado por el gobierno, van a tender a ser serviles, obsecuentes y reflejos excluyentes de "la" verdad oficial? Más aun si esos pagos son totalmente discrecionales y carecen de un sistema objetivo o al menos permanente de adjudicación?