29 oct. 2015

2 pliegos para la Corte. Y no nos oponemos

La Presidenta habría enviado dos pliegos para completar las vacantes en la Corte Suprema (info a). Su envío es extemporáneo, porque no corresponde que ella controle el nombramiento de dos nuevos jueces, a días de su abandono del poder. Y ello, por una cuestión de lógica constitucional: se espera que los nuevos nombramientos que "naturalmente" corresponda hacer, se vinculen con los cambios políticos y de opinión que con el paso del tiempo se van generando (en este caso, y ya sea que el ganador de las próximas elecciones sea un oficialista o no, la idea es la misma: quien gane es el que debe comandar este proceso de cambio). El pasado no debe controlar al presente.

Sin embargo, una cosa debe quedar en claro: en principio, alguien como yo, opositor al gobierno, no encontraría fuertes motivos para oponerse a ninguno de los dos candidatos (no conozco sus CV en detalle, y ese conocimiento podría inducirme a cambios). Preferiría otros nombres; preferiría una mujer. Pero el hecho es: es tan fácil impulsar el nombramiento de (tal como parece) gente decente; no sometida; bien formada. Con propuestas de este tipo hubiera quedado en claro que muchos no nos oponemos a todo lo que propone el gobierno, por opositores nomás, sino porque entendemos que está haciendo las cosas muy mal. Por ello, si en su momento el gobierno hubiera mandado pliegos de este tipo no nos hubiéramos opuesto. En absoluto: en principio, y críticamente, los hubiéramos apoyado (críticamente, por lo antedicho: preferimos una diversidad de otro tipo). Hubiera sido un apoyo sin mayores dificultades. Cuesta tan poco, si se quiere realmente, encontrar respaldo social, consensuar con los otros a través de medidas, propuestas o candidatos que nadie razonablemente rechazaría.

13 comentarios:

Anónimo dijo...

Queda en evidencia que el candidato anterior era impresentable. No era tan dificil convocar a personas que pueden justificar tanto su trabajo como su formación.
Manuel Zambrana

Anónimo dijo...

Igual y sé no omiten esto, el C.V. dice poco de estas personas. La pregunta que cabe es: qué nivel de independencia tienen? y la respuesta, en base a información y en razón de cómo llegaron a los cargos que actualmente ocupan es: 0. No son independientes del poder político. Lindos C.V. pero honestidad intelectual 0. Son como Zaffaroni estos dos postulados...

Lamentable, tanto o más que la postulación de Carles.

Saludos
Andrés

rg dijo...

no estoy de acuerdo

Anónimo dijo...

Andrés, decís: "La pregunta que cabe es: qué nivel de independencia tienen? y la respuesta, en base a información y en razón de cómo llegaron a los cargos que actualmente ocupan es: 0. "
Tu respuesta, en todo caso, "en base a información" (?) y en "razón de cómo llegaron a los cargos que actualmente ocupan" (llegaron de la misma forma que la mayoría de los jueces del país: http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-284956-2015-10-29.html), no me parece en absoluto concluyente.
En primer lugar, concuerdo con Roberto en que el momento no es oportuno, pero los candidatos, a priori, no son objetables (como sí lo era Carles).
Y luego, respecto de tu punto sobre la independencia, es obvio que el ideal en un sistema republicano es la total independencia del poder judicial respecto de otros poderes, y hay casos en donde la completa sumisión de un candidato a la Corte a un espacio político es motivo de impugnación (pienso en Gils Carbo), pero también es cierto que las nominaciones para la Corte las hace el Ejecutivo y es lógico que se propongan candidatos con los cuales se tiene cierta afinidad ideológica (no es casual que Elena Kagan haya sido propuesta por Obama y Scalia por Reagan), entonces no tiene sentido esperar que exista una suerte de "neutralidad" política o ideológica (sí tiene sentido reclamar independencia e imparcialidad, pero en el caso de estos dos candidatos no pareciera haber indicios de que aquellas estarían comprometidas).

Tomás

Eduardo Reviriego dijo...

Dentro de la lógica del peronismo, que construye más poder a partir de las derrotas, el envío de los pliegos no resulta extemporáneo. Así lo han hecho siempre. A aprontarse para lo que se viene en estos últimos días.

Anónimo dijo...

Proponer candidatos en una coyuntura electiral es una nueva falta de respeto a la ciudadanía. Hoy por hoy debemos concentrarnos nen el debate electoral y no en los fuegos de artirfio que nos tira el gobierno para distraernos. Ojalá no se obtenga el quorum para ello...

Anónimo dijo...

Tomás, creo que coincidimos en lo "general" pero no en el caso "particular" de las propuestas.

Estas personas, sobre todo Sarrabayruse no han tenido ningún margen de independencia (la que vos, yo y la mayoría de las personas pretende). No hablé de idiología, no hablé de afinidad. MAqueda es peronista y es independiente, o por lo menos lo es en niveles aceptables para un juez de la Corte (como órgano político).

Entonces, quiero un Maqueda como mínimo, no un Carlés, ni un Sarrabayruse. Y, con todo respeto, una nota de p12 no refiere nada de la realidad. Solo se ocupa de destacar los candidatos pero no cuentan lo que hace a la "indenpendencia".

Saludos
Andrés

Anónimo dijo...

Dr. Gargarella, con todo respecto, dice que no está de acuerdo pero Sarrabayruse tuvo que "arreglar" para entrar a la Cámara K de casación penal ordinaria. Con todo respeto pero no veo que sea independiente, ni siquiera en su mínima expresión.

Saludos


andres

Anónimo dijo...

El FPV ya empezó con el ajuste en Avellaneda
http://www.elsindical.com.ar/notas/avellaneda-el-intendente-gano-y-ahora-va-por-el-bolsillo-de-los-empleados-municipales/

GerardoD dijo...

La oportunidad de presentación de los pliegos, es absurdamente desajustada.
En cuanto a los candidatos en sí, recordando que Cristina impulsó caprichosamente en su momento a dos impresentables e inidóneos como Carlés y sobre todo Daniel Reposo, estos son, a priori, propuestas aceptables, aunque desde ya existen mejores nombres posibles y surjan cuestiones a discutir luego.

Alberto Bovino dijo...

Roberto: conozco a Eugenio Sarrabayrouse y tiene una excelente formación y, por lo que lo conozco, me parece muy buena persona y un buen juez. No sé a qué se refieren con sus problemas de independencia.

Saludos,

AB

rg dijo...

gracias albertus. lo mismo me dijeron "otras fuentes," así que por eso también dimos respaldo desde acá, más allá de criticar la oportunidad (a días de cambio de poder). abrazo grande

Anónimo dijo...

Sarrabayrouse es a muchos lo que a ti -a mí también aclaro- es Catucci y Riggi.

De esa "indenpendencia" hablamos. Lo que lo conocemos trabajando.

Saludos