20 oct. 2015

Micro-crónicas neocelandesas 1: El hombre sin martes

Vengo a Wellington por un congreso sobre constitucionalismo, poblado de buenos amigos. Salgo de la Argentina, en un viaje larguísimo, el lunes a las 6 de la tarde. Unas 19 horas después, entre escalas y descensos momentáneos, llego a destino. Sin embargo, todos mis informantes insisten en que estamos en miércoles. No puede ser, si salí el lunes. Si estuve en el aire apenas medio día. Se esfumó el martes. Que el gracioso me lo devuelva ya, así nos reímos todos.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

te fuiste para no votar el domingo. Mal ahi

rg dijo...

por el contrario. vuelvo antes para poder votar. los prejuicios matan

fahirsch dijo...

Volviendo en la dirección inversa, como Phileas Fogg, lo va a recuperar [al martes perdido]

julieta eme dijo...

wow muy loco.

lo único que conozco de ese país es la película What We Do in the Shadows.

https://www.youtube.com/watch?v=Cv568AzZ-i8

muy buena!