5 feb. 2016

La Constitución de Esparta III. Comunión y división

Como era habitual en la época, en Esparta también la ciudadanía estaba reservada para unos pocos. En este caso, los ciudadanos eran los los homoioi o iguales, quienes recibían al nacer una porción igual de tierra (que -dato interesante- permanecía como propiedad del estado y no de los particulares). Más allá de dicha minoría aparecían los periecos o habitantes de la periferia, que eran libres pero que carecían de derechos políticos; y recién luego los ilotas, que eran aquellos reclutados como prisioneros de guerra, y que actuaban como siervos carentes de todo tipo de derechos políticos. Los ilotas trabajaban la tierra, propiedad de los homoioi, y se quedaban con los frutos de aquella, luego de descontada la proporción que se le asignaba a los iguales. 

Los iguales, que eran los que gozaban de plenos derechos políticos y estaban liberados de todo trabajo manual o agrícola, eran considerados buenos ciudadanos en la medida en que cumplían con su entrenamiento y deberes militares, eran educados de acuerdo con las pautas definidas por el Estado, y compartían con los demás ciudadanos las tareas colectivas, que incluían por ejemplo la preparación de comida en los comedores públicos. Conviene notar que dentro del rígido y jerárquico esquema reinante, el estatus de las mujeres era, comparativamente mejor que en muchos otros lugares de la antigüedad. Ellas gozaban de niveles de libertad mayores que en otros sitios, pudiendo educarse, divorciarse, heredar y posee tierra. 

Con el tiempo, arreglos como los referidos resultarían erosionados. Sin embargo, el ideal igualitario espartano que animaba la organización social –más allá de la fuerte estratificación social existente- sostendría su fuerza, y la asociación del gobierno espartano con la austeridad, la disciplina, la virtud pública o el rechazo de la ostentación (1) -temas todos ellos relevantes dentro del paradigma clásico republicano- se mantendrían intactos. 

La conclusión de este repaso no es que un proyecto republicano futuro debe ser espartano, ni que el proyecto espartano fue adecuada o modélicamente republicano, ni que el republicanismo sólo puede ser posible en condiciones como las presentes en Esparta (comunidades pequeñas, o políticamente activas, o estratificadas, o con servidumbre, etc.). Más bien, la revisión sirve, por un lado, para entender por qué Esparta se convirtió en un punto de referencia dentro de los estudios históricos y filosófico-políticos sobre el republicanismo (se encuentran allí muchos elementos habitualmente asociados con el republicanismo); sirve también para pensar críticamente sobre atractivos y riesgos posibles (no necesarios, no únicos) que pueden vincularse con una política republicana; como sirve para reconocer una manera de pensar la vida política que hoy resulta inhabitual (i.e., el modo en que priorizaban la formación y el carácter, o el modo en que vinculaban economía con política y cultura, etc.). Finalmente, todo lo dicho nos ayuda a refinar (en un ida y vuelta del tipo "equilibrio reflexivo") nuestro entendimiento acerca de lo que debería ser el republicanismo. Se trata de un modo de pensar mejor lo que podemos llamar el ideal republicano.


(1). La ciudad, por tanto, no fue adornada con palacios u ornamentos, como Atenas u otras ciudades de la época. De allí que Thucydides sostuviera, de modo célebre, que si un día Esparta fuera a ser destruida, nadie podría imaginar, a juzgar por los restos de sus edificios, el poderío que alguna vez llegara a tener la ciudad –lo opuesto a lo que, según él, ocurriría para el caso en que Atenas fuera la ciudad destruida.

6 comentarios:

julieta eme dijo...

muy bueno.

fahirsch dijo...

No entiendo como las mujeres podían poseer o heredar tierra si la misma era del Estado y se le entregaba a los iguales al nacer.

Un aparte: muchas gracias por estas notas

Anónimo dijo...

Tucidides tenía razón, hoy esparta no es más que un monton de ruinas y atenas es lo que es...

Anónimo dijo...

Con animo de polemizar feminista me fui a buscar la vida de las mujeres en esparta. y oh! sorpresa! Me entero que la señora de la casa se podía traer un amante más joven sin dar explicaciones a naides. También se podía traer un señor ya casado para que la visite regularmente y la agasaje sin mas que notificarle al que te dije....

Ejem...
Donde hay que firmar ?

m.c.

Eduardo Reviriego dijo...

Comentando a Tucídides, Werner Jaeger escribe que "Los espartanos creen ser ahora los representantes del derecho contra el poder y la arbitrariedad. Pero si llegaran a aniquilar a Atenas y a ser los herederos de su imperio, cambiaría de pronto la simpatía de Grecia, puesto que la fuerza solo cambia de dueño, pero no cambian sus manifestaciones, sus métodos y sus efectos. En los primeros días de la guerra, la opinión pública veía en Atenas la encarnación de la tiranía y en Esparta el asilo de la libertad. A Tucídides esto le parece muy natural en aquellas circunstancias. Pero no ve en estos papeles, que la historia ha atribuido a cada uno de los estados, la manifestación de cualidades morales permanentes, sino funciones que cambiarían de pronto, ante la mirada asombrada de los espectadores, si algún día la fuerza cambiara de dueño. Aquí habla evidentemente la voz de la gran experiencia del dominio tiránico de Esparta sobre Grecia, después de la caída de Atenas." (Paideia. FCE. Mexico. 1985. Página 357.
Parece fácil ser republicano con los propios, cuando aparecen los otros, ya no lo es tanto. ¿Será siempre así y en todos lados?

Anónimo dijo...

Hablando seriamente. Esparta era un estado esclavista. Cabe preguntarse si una república se puede sustentar sin la explotacion. Veamos los estados modernos como., por dar un ejemplo los países nórdicos. La fuerza económica ha sustituído a la fuerza física peros sigue siendo fuerza es decir la capacidad de despojarte aunque no lo quieras.
Discusion aparte. Pero el caso es el mismo, son iguales entre ellos y fronteras afuerason ilotas.
Volviendo a esparta mi hipótesis de que la separación de los niños del elemento materno tan temprano en la vida solo puede generar comportamientos psicopáticos la veo confirmada en esto:
Cada año les declaraban la guerra a los ilotas - para que los asesinatos no fueran considerados tales- y los jovenes iniciaticos eran enviados a los campos a robar alimentos y matar tantos ilotas como pudieran. Mas cruel aun, si los ilotas peleaban una guerra los liberaban sin embargo se dice en este articulo de la wiki, que 2000 ilotas declarados libres se esfumaron en el aire (murieron) y se cree que fueron asesinados por esta práctica.
Aparte de que los flagelaban publicamente como parte de un ritual etcétera. Mejor no seguir buscando.

m.c.