9 feb. 2016

Macrismo y Kirchnerismo


Cuando el verano va llegando a su fin, y también con él, la fase de encantamiento que todo nuevo gobierno genera, la conflictividad social comienza a tomar fuerza. Resulta entonces particularmente importante prepararse para resistir la encerrona (o la extorsión) a la que puedan querer someternos algunas de las fuerzas políticas predominantes. 

Por un lado, el kirchnerismo residual se empeña en hacernos creer que los problemas surgidos en estas últimas semanas resultan la contracara de dignidades propias del viejo gobierno. Para empezar por aquí: las críticas al nuevo gobierno no importan reivindicación alguna del gobierno anterior. Tomemos, para ilustrar lo dicho, cuatro de las políticas más inactractivas impulsadas por la nueva administración. Primero, las recientes alzas tarifarias no nos refieren a la pericia sino, más bien, a la irracionalidad con que el kirchnerismo manejara la política energética. Asimismo, los masivos despidos impuestos por la coalición Cambiemos no nos remiten a las virtuosas políticas de empleo propias del kirchnerismo, sino más bien al descontrol (que luego de la derrota electoral pareció trocar en cínica venganza) con que el gobierno anterior administró el empleo público. En tercer lugar, la inclinación que muestra el actual Presidente a tomar decisiones a través de decretos no se contrapone con el compromiso institucionalista del kirchnerismo, sino con un previo gobierno que hizo y deshizo jurídicamente a su antojo (ya sea nombrando jueces en comisión, ya sea imposibilitando la discusión parlamentaria, ya sea alegando una “emergencia económica” que durante años le permitió disponer de partidas millonarias con virtual independencia del Congreso). Finalmente, la “política represiva” vinculada con el macrismo no contrasta con las fuerzas policiales autocontenidas del kirchnerismo, sino que (todavía) empalidece cuando se la compara con las 22 muertes producidas durante situaciones de protesta social, entre el 2003 y el 2015, o las miles de muertes ocurridas por casos de “gatillo fácil” en los años del kirchnerismo (gatillo fácil que implicó en esos años más de 3000 muertes, según CORREPI).

Por otro lado, y junto con lo anterior, tampoco resulta aceptable que el macrismo nos induzca a leer sus políticas en las 4 áreas referidas como contracara o necesaria respuesta frente a las sinrazones propias de lo que fuera el kirchnerismo. Más bien, sus acciones en tales ámbitos nos mueven a pensar en la presencia de “vicios”, amenazas o graves riesgos que anidan en la nueva mecánica de gobierno. 

Primero, la política de aumentos tarifarios nos llama la atención sobre la presencia de grupos de peso, dentro del gobierno, que promueven un tipo de decisionismo económico ya conocido –grupos de economistas que miran con desdén a todo lo que tenga que ver con política, alentados por la idea de que “a la gente sólo le importa la performance económica”. Segundo, el aumento de los despidos en el sector público hace sonar las alarmas acerca de la influencia de actores, en el gobierno, demasiado afines al fundamentalismo nozickeano del “Estado Mínimo”. Tercero, la falta de prejuicios para “gobernar por decreto si hiciera falta,” nos avisa acerca de la pretensión de algunos de sobreactuar un cierto anti-institucionalismo, como forma de “mostrar autoridad” frente a sectores que la demandan. 

En sentido similar, y finalmente, la disposición gubernamental a responder a las protestas sociales con balas de goma, nos habla no sólo de un gobierno interesado en subrayar su interés en la disciplina social, sino sobre todo acerca del terror gubernamental a aparecer débil frente al electorado (el fantasma de De la Rúa otra vez).

En todo caso, la buena noticia de estos tiempos es que ha quedado en claro de qué modo la política argentina no se dividía en dos opciones únicas y excluyentes; que las invectivas frente al kirchnerismo en absoluto significaban alineamiento con el macrismo; o que la crítica al nuevo gobierno tiene muy poco que ver con la reivindicación del pobre gobierno anterior.



33 comentarios:

Juan Pablo dijo...

Los muertos de los que habla Correpi no son "del kirchnerismo". Vos redactás eso como si el tiro se lo hubiera dado poco menos que CFK y NK. Es muy pobre exponer una cuestión grave en esos términos de antikirchnerista emocional.

rg dijo...

mas alla de que el paralelismo con macri igual se mantiene por la misma razon, si agregaria que nestor y cristina se especializar en terceriarizar los disparos, en efecto

Eduardo Reviriego dijo...

RG:
¿Entre los muertos incluyes a las víctimas de la adulteración de remedios oncológicos, el negocio de los kirchneristas Zanola, Lorenzo, Capaccioli y otros actores de la década (bien) ganada?

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con casi todo salvo con el tema tarifas. Vos has viajado por todo el mundo, las tarifas argentinas (sobre todos las de la región metropolitana) son ridículamente bajas y fomentan el despilfarro absurdo de energía (algo que debería preocupar a cualquier persona que se diga de izquierda). Y es hora de hacer algo parecido con el agua, que la tarifa depende del consumo a ver si los argentinos nos acostumbramos a no desperdiciarla de forma grosera. Obviamente, hay que tener una tarifa social para la gente con menos recursos, pero que el resto pague lo que tenga que pagar.

Zuleika dijo...

Un nuevo intento para dejar mi comentario.
RG siempre te leo, se nota que sos una persona con muchísimo conocimiento, también te percibo como un poco arrogante, sin embargo cuando te ví en un programa de television (creo que 678), me pareciste un tipo simple y muy agradable.
Sobre el tema de empleo del estado durante la gestión kichnerista, entiendo que hubieron irregularidades. Como trabajadora del estado de la CABA y de la pcia de Buenos Aires, noto estamos bajo la lupa, cuestionados. El discurso de que todo lo que sea estatal es ineficiente, que es un gasto inneCsario por parte del estado vuelve...
Ñoquis, acomodos y todo lo que sigue hay en todas las gestiones, el tema es que en esta supuesta limpieza cae cualquiera. Venganza? No lo sé. Esperemos que esto no sea una caza de brujas...

Zuleika
DNI 23678555

Juan Pablo dijo...

Es genial, ni "kirchnerismo residual" ni "macrismo". La defensa del quilombo que están haciendo vendrá de... ¿De Massa, el que acompaña a Macri a Davos y hace una oposición a medida? No, vendrá de los comentaristas de este blog, que son LA RESISTENCIA.

Anónimo dijo...

No, Juan Pablo. La resistencia seguramente vendrá de la mano de líderes sociales progresistas e indiscutidos como Julio De Vido, Juan Cabandié o Máximo Kirchner, atrincherándose, como la poca cosa que son, en un despacho de la Cámara de Diputados. Los kirchneristas han hecho un daño fenomenal en diversos planos. Por ello deberían llamarse un poco a silencio.

Juan Pablo dijo...

¿Y cuál es entonces la oposición que le pensás plantear al gobierno de Macri, que tiene no sólo medios hegemónicos a su disposición sino capital, la provincia de Buenos Aires y la presidencia de la Nación? La ceocracia tiembla ante la probidad moral de RG y sus comentaristas. Yo en cambio creo que contra un tanque y aviones con misiles, un moralmente probo con cinco amigos no le hace ni cosquillas. Necesitás oposición política enmarcada en un proyecto político con vocación de mayorías. De lo contrario es: el kirchnerismo debe "llamarse a silencio" y "bajar la cabeza" y "confesar sus pecados", mientras Macri y Massa (la oposición ideal elegida por Macri) transfieren la riqueza a los que más tienen, aumentan tarifas y endeudan otra vez al país. Está todo lindo el posteo de RG, lo banco a full. Incluso me tomo unos mates con él. Pero yo quiero que exista una oposición política porque este muchacho es de terror.

Anónimo dijo...

¿Cómo puede ser que después de siglos y siglos todavía pueda echarse mano de la moneda y los impuestos para cambiar la realidad social? Creo que Gargarella hace una interpretación política que ya está ocurriendo en los hechos: la oposición está golpeada, el fpv se fracturó. Decir que la devaluación, la quita de retenciones a los 7000 tipos más ricos del país, el aumento de los impuestos, los despidos de empleados públicos y la detención de Sala es consecuencia de la herencia k, eso es no analizar nada ni a ninguno de los dos gobiernos. Y eso es sobre todo analizar la realidad desde el punto de vista de lo instituido, de la élite y desde el punto de vista gubernamental/oficial. Eso no es analizar la realidad mirando al pueblo, al laburante y a las personas.

mm dijo...

bueno, a ver Juan Pablo, si estás de acuerdo con el post, entonces no entiendo cuál es tu punto. se trata de no caer en lecturas trágicas: ni añorar el kirchnerismo ni abrazarse al macrismo. más bien de mantener una posición crítica en ambos casos y sortear esas encerronas a a las que nos ha habituado la política tradicional: lo existente o el abismo.

Anónimo dijo...

criticar a macri no es defender a cristina, y defender algunas politicas de macri no significa ser macrista, darle mas tiempo tampoco. Eso es tan cierto como la intencion de los K de mantener su kiosko, ante la perdida de fondos, proveniente del clientelismo del que vivian y aun viven.

Anónimo dijo...

todos pueden criticar, incluso los kirchneristas como juan pablo, el problema es que a los ultimos ya nadie los toma en serio.

Lucio Cincinato dijo...

Juan Pablo, fijate como explicas que Lázaro BAEZ se esté fundiendo a dos meses de haber dejado el gobierno CFK. 10 años alquilando habitaciones en los Hoteles de Cristi y Maxi Kirchner y hoy no puede pagar los sueldos.

Anónimo dijo...

No creo que haya comparación posible entre las políticas instrumentadas durante la gestión anterior y esta. La presidencia de Kirchner comenzó de modo muy virtuoso. Basten algunos ejemplos: relanzamiento por vía democrática de la corte suprema de justicia, política sostenida de desendeudamiento, ganancia de la autonomía del país en términos prácticos y mas aún simbólicos, posicionamineto del país donde debe estar: en Latinoamerica; impulso a los juicios por delitos de lesa humanidad, aumento sostenido del indice de distribución de la riqueza, promoción de leyes de protección a ciertas minorías, etc. El gobierno de Macri y allegados, empieza por el otro lado: su idea no es llegar a esa virtud sino anularla. De modo preciso, su credo -como lo exponen diariamente en boca de cada funcionario- es el opuesto en todo lo que acabo de mencionar. Baste ver como votaron en el parlamento cuando eran oposición y cada una de sus políticas ahora: no nos han engañado siempre fueron esto. La expectativa de que este gobierno genere un solo hecho socialmente positivo es muy baja por lo que no se le pide nada positivo, solo que no destruya lo que bien o mal logró construir el gobierno anterior. Eso es lo contrario de lo que se le pedía (y aún se le pide) al kirchnerismo. Puedo entender que un gobierno tras varios años (12) de estar sometido al imperio de la "real politik" gire progresivamente a la derecha (notando aún que muchisimo menos, incomparablemente menos, que donde ya está Macri). Entiendo de igual modo, que un gobierno que comienza instrumentando (como el actual) políticas de derecha o ultraderecha solo puede terminar aún mas a la derecha...es la historia la que lo dice, no yo. La comparación resulta por lo tanto, a mi juicio, bastante maniquea y poco ajustada a la historia y a la realidad del país. Por otro lado, a que viene la comparación: cuál es el punto que se pretende demostrar?. Acaso estamos justificando los desastres que está haciendo CAMBIEMOS a través del aserto de que todas las fuerzas con expectativa de poder son los mismo?. Y no, la historia ya demostró de forma clara, que no son lo mismo.

rg dijo...

me parece un analisis equivocado. se te podria decir, sin faltar a la verdad, que empezó de un modo y terminó financiado por el narcotráfico, con decenas de muertos en protesta social más allá de la retórica, con sus principales funcionarios (todos: desde boudou a de vido, jaime, etc.) procesados por corrupción, y otros (la propia presidenta) involucrada en negocios de lavado de dinero, etc etc.

Eduardo Reviriego dijo...

Se podrá comparar o no, pero lo cierto es como dice doña Hebe (*): Cristina ha sido y sigue siendo la conductora de los kirchneristas, y los conducirá a todos a la cárcel.
(*)http://www.perfil.com/politica/Hebe-de-Bonafini-le-escribio-una-carta-a-Cristina-Sos-nuestra-legitima-conductora-20160210-0034.html

Anónimo dijo...

Roberto,

1) Creo que es lícito sostener que el inicio de uno y otro gobierno, donde los compromisos impuestos por el ejercicio del poder son aún tenues, han sido diametralmente distintos. 2) No creo que la existencia de hechos de corrupción defina de modo integral un gobierno; si bien forman parte de su estructura y lo condicionan en sumo grado (ej Jaime, Schiavi). 3) Si comparás con los tres gobiernos anteriores al de Kirchner (ponderando claro está por el número de años de cada uno) el número de muertos en situaciones de protesta social creo que fue considerablemente mas bajo durante las presidencias de Nestor y Cristina Kirchner (me gustaría ver una estadística confiable, seguro el CELS o Perez Esquivel cuentan con ella); dicho ésto creo que éste fue un punto flojo del kirchnerismo, donde o le faltó la voluntad o no supo controlar las fuerzas(o ambas cosas como lo ilustran los acuartelamientos de no hace tanto) y finalmente las dejó actuar a su aire (Milani, etc). 4) lo del financiamiento por el narcotráfico no me parece que tenga ningún sustento.
En todo caso, en tu enumeración me dás la razón: todas esos puntos los reconoces como claudicaciones y se las reclamás al kirchnerismo por que lo estimás (o estimaste) capaz de eventualmente actuar de modo diferente. Le pedís que sea paradigma de una virtud que acaso tuvo y perdió (o no conservó enteramente: creo que de todos los gobiernos democráticos que recuerdo -y mi memoria se remonta a Campora- fue el que mejor la conservó, por supuesto no en la medida en que uno lo hubiera deseado). A Macri no le pedís nada, no hay expectativa posible con él, excepto la de que concluya a término su mandato sin generar grandes daños económicos e institucionales (lo que parece absolutamente improbable). Se descuenta que habrá (hay ya) corrupción por que la hubo en el gobierno de la ciudad y por que todo muestra que la hay en dos frentes: a través de la adopción de políticas que favorecen a sus propios integrantes (ej. Burayle y las retenciones, por poner solo un ejemplo, podés buscar otros en cualquier área del gobierno y los encontrás) y por el tráfico de influencias. Ya se sabe que reprimeron antes y que reprimen ahora (sobran ejemplos). Las posibles conexiones con redes de trata de personas no pueden descartarse (recordá la denuncia de la Alameda contra Michetti y la famosa foto de Macri con Martins...), el tiempo dirá si esto es o no cierto, espero que nó pués sino estamos mucho mas en el horno de lo que creemos. Y ETC, ETC, ETC donde en los etc podés poner despidos masivos e indiscrimnados, un grado no desdeñable de persecución política, y todos los otros que ya conocemos. Insisto, recién entran...Cual es su virtud inicial??

rg dijo...

no es cierto. menem en diez anios tuvo dos muertos, y duhalde igual. el kirchnerismo una veintena. y la corrupcion no fue, como decia pagina, episodica, sino estructural (hotesur es una buena muestra de como circulaba el dinero) es decir, se organizaba el estado, y sus licitaciones y proyectos, para robar, y no que de cada proyecto se sacaba una tajadita. era estructural y definitorio. en todo caso, sobre el tema expectativas iniciales, en efecto, nestor puso la vara muy alta, y el mismo la violentó, cuando al anio se abrazó con los caciques de provincia que habia tratado como mafiosos al comienzo, y con los barones del conurbano a los que habia denunciado, y tiró por la ventana la politica transversal que habia prometido apenas unos meses antes. asi que, en efecto, dejó en claro qué estaba bien y qué era un horror en la política argentina, y él mismo se desdijo a los pocos meses, haciendo lo contrario de lo que había repudiado como lo peor, sin que nadie lo forzara a decirlo

Anónimo dijo...

los k creen que cuanto mas escriben mas los toman en serio, y es al reves, les recuerdo su lider espiritural maximo, y juez de la patria, Zaffaroni, escribio un articulo llamado: "un nazi en la patagonia" refiriendose a su otro supremo lider, Nestor.... si, claro, el nazi de ocasion era nestor, por entonces.

Lo unico que revela el supuesto criticismo del discurso K es que aun no les ofrecieron nada, para poder acomodarse, como siempre hacen. Espero que sigan asi, sigan kriticos fiel a su estilo, porque eso es la mejor muestra de que afortunadamente nadie los hace participar de nada.

Mario.

Anónimo dijo...

los k creen que cuanto mas escriben mas los toman en serio, y es al reves, les recuerdo su lider espiritural maximo, y juez de la patria, Zaffaroni, escribio un articulo llamado: "un nazi en la patagonia" refiriendose a su otro supremo lider, Nestor.... si, claro, el nazi de ocasion era nestor, por entonces.

Lo unico que revela el supuesto criticismo del discurso K es que aun no les ofrecieron nada, para poder acomodarse, como siempre hacen. Espero que sigan asi, sigan kriticos fiel a su estilo, porque eso es la mejor muestra de que afortunadamente nadie los hace participar de nada.

Mario.

Raúl C. dijo...

20 y 21 de diciembre, De la Rúa: 39 muertos en protestas sociales en solo 2 días.

Anónimo dijo...

ahora cuentan muertos para ver quien gana, que triste todo muchachos. Mario

Anónimo dijo...

Aqui dejo la nota de Maier del dia de ayer, donde explica claramente quienes son los buenos, y quienes son los malos, desde su comoda posicion de abuelo gaga. Brillante teorico politico diran sus alcahuetes.... si alguien quiere a este hombre, internenlo.

http://www.pagina12.com.ar/diario/contratapa/13-292118-2016-02-10.html

rg dijo...

vengo teniendo posiciones totalmente criticas a las de maier, pero no comparto para nada esa forma de hablar de el. intimamente, si, preferiria que no hable de politica, porque creo que hace analisis muy vulnerables

Anónimo dijo...

La cita de maier se basa en la falacia de que porque es una figura destacada de un ambito del derecho penal, debe ser entendida como opinion calificada cada barbaridad que dice en cualquier otro ambito, en este caso, politico. Lo problematico no es solo que opine sin saber nada de nada, sino que desde esa posicion denigre a cualquiera que lo discuta.
Peor es el caso de Zaffaroni usando su cartel juridico para hacer carrera politica, y su carrera politica para hacer carrera juridica y asi sucesivamente.
La soberbia de Maier solo tan comparable con la de Zaffaroni. Algun credito tiene en eso de no acomodarse tanto como el ultimo.
Algun dia habria que preguntarse si existe algun tipo de responsabilidad por decir cualquier cosa invocando una supuesta autoridad inexistente. Jose.

Anónimo dijo...

Así que para Maier ser solidario significa subsidiar los servicios públicos a los ricos. La izquierda argentina tiene tantas pero tantas contradicciones. Algún día la izquierda entenderá la noción de recursos escasos y comprenderá que lo que se gasta en subsidiar a los ricos o el fútbol para todos tiene un impacto en otros gastos muchísimos más básicos.

Anónimo dijo...

Ni Maier ni Zaffaroni son de izquierda. Son contradictorios, el ultimo bate records de "ubicacion estrategica y funcional al poder", pero ninguno de los dos es de izquierda. Maier era radical (aunque se ganaba la vida defendiendo peronistas) y Zaffaroni va para donde le conviene. Pero de izquierda no son, ni lo rozan.

Anónimo dijo...

Maier vive en una ensoñación peligrosa que le impide valorar correctamente el mundo en el que vive. Lo digo con todo el dolor dado que su tratado de derecho procesal penal nos constituyó como estudiantes de derecho, a mí y a varias generaciones.
Está cegado y llega a límites impropios de una mente privilegiada como la suya. Una pena.

Anónimo dijo...

un exceso en valoracion lleva a que uno se sorprenda cuando lee a maier o a zaffaroni. El problema no es sin embargo unicamente la idealización (lo que ya habla mucho y mal de nosotros), sino también de la contra-cara de esa idealización, el abuso de autoridad.

Anónimo dijo...

Dice Maier: "Creo que, sin perjuicio de la coherencia, los detalles y los porcentajes, las formas de pensar y los modos de vivir pueden reducirse a dos tendencias: la solidaridad vs. el egoísmo"...

Y continua: "....más allá de la cordura, más allá de la historia, de la lectura de algunos libros, más allá de la dislexia, más allá de los insultos, de la vuelta de d'alessandro, de la milanesa que comí hoy....en fin, más allá de cualquier racionalidad... que hay dos mundos, uno que me gusta, y el otro, lleno de gente mala leche...

bueh....

Sandris.

Anónimo dijo...

Planteado asi tan maniqueamente como lo hace maier es una locura. Decir que hay buenos o malos no ayuda a entender el prblema, pasamos de un enfoque racional a uno emocional y alli se termina la discucsion.
Prefiero pensar en que hay una política que promete un paraiso de consumo al final de algún camino de virtud, luego de la venida de algún mesias redentor que nos lleve por ese camino de desarrollo.... Pero para mi esa promesa es y será siempre un esquema ponzi. Que alguno se haya sacado el quini6 no prueba que haya que jugar al quini6.
La otra política que yo pretendo vender (y que sigo) es que mientras esperamos la tercera venida del mesias redentor del mercado. Mientras tanto quienes vivimos aqui, el 75% o el 95% que estamos fuera de la cofradía de iguales (nunca mas oportuno el post de rg sobre los espartanos) y que no pertenecemos a la casta de ilotas liberados, lease mujeres emancipadas por ser empresarias o abogadas exitosas,. lease hijos de obreros que "lucharon" por el mercado y ganaron su libertad y ya no hacen los trabajos reservados a los no iguales, lease maradona mesi o alguna bataclana por hay, que gano en ese mercado.
El resto los que estamos de este lado aspiramos a un estado que trabaje por la comunidad de "no iguales". Espacios públicos de recreación de reunión, como fue un gran acierto del kirchnerismo, tecnópolis, el centro cultural kirchner. EL contratar artistas para dar entrada libre. Las fiestas populares como la del bicentenario que costaron cero pesos la entrada. etc.
Todas las medidas necesarias para dar un acceso a la vivienda publica, como se hizo en inglaterra por ejemplo o la salud publica de inglaterra por ejemplo. O el esquema de impuestos de los países nórdicos por ejemplo, donde te sale mas caro los impuestos por un televisor led que comprarlo.
EN fin, muchas medidas que encaro este gobierno y parte del discurso también, lo penoso es que en los hechos todo se transformara, en ultima instancia en un reparto de unas migajas a los excluidos y la tajada mas gorda a los que "estan dentro" los que no lo necesitan. Se ha gastado en subsidio a sectores pudientes varias veces lo sque se gasto en la asignacion.
Se transformo lo meritorio en un discurso hipócrita en suma.
En fin el tema es largo y me fui...a cualquier lado
Saludos
m.c.

Raúl C. dijo...

Al anónimo de 3:31 pm.

rg enumeró muertos de Menem, Duhalde y Kirchner. Agregué los que faltaban.

Usted protestó solamente cuando yo puse lo que faltaba. Debe pensar que eran muertos clase B.

Anónimo dijo...

¿Cómo puede ser que después de siglos y siglos todavía pueda echarse mano de la moneda y los impuestos para cambiar la realidad social? Antes se hacía con la cruz, más adelante con la espada, luego con un pacto entre la cruz y la espada y ¿ahora? Creo que al hiperpresidencialismo hay que sumarle un poder judicial ciego a la democracia, ciego, es decir, con un lenguaje donde democracia significa algo que no conocen las mayorías y que solo usan en los pactos entre los jueces y el presidente de la nación.
¿Cómo puede ser que después de siglos y siglos todavía pueda echarse mano de la moneda y los impuestos para cambiar la realidad social? Antes se hacía con la cruz, más adelante con la espada, luego con un pacto entre la cruz y la espada y ¿ahora? Con la cruz, la espada y la ceguera.