7 feb. 2016

Sanders

Nuestro candidato avanza. Si va hacia la derrota, será derrota de las dulces
(algo sobre él, acá)

5 comentarios:

Miguel dijo...

Siempre en el lugar correcto, Roberto. Aunque gane aunque pierda...

Anónimo dijo...

Por una cuestión estratégica prefiero a Hillary. Es la única que le puede hacer fuerza, a nivel nacional, a cualquier candidato republicano, incluyendo al fascismo de Trump.

Pablo M dijo...

Me habia olvidado del blog! Dejo un mensaje que ya postee en otro lado sobre Sanders-Clinton. La contienda demócrata a creado un tremendo debate en USA, sobre si "ser feminista" implica votar a Hillary. El debate se ha ido empobreciendo para caer en el lugar mucho mas discutible "si se puede ser mujer y no votar a Hillary" por cuestiones de género. Creo que aún desde una optica feminista (que no puede ser la mia, básicamente por desconocer el tema) se me ocurre un aporte. Un enfoque apropiadamente feminista deberia considerar el impacto de una eventual Presidencia de Hillary, como un avance feminista no sólo en USA sino especialmente en el resto del mundo no solo en el desarrollado. En esto es crucial un análisis profundo de un tema que se ha llamado "The Hillary Doctrine" (ver Wiki). Es un novedoso enfoque propuesto por HC a la politica internacional de USA. En resumen es “It was no coincidence that the places where women's lives were most undervalued largely lined up with the parts of the world most plagued by instability, conflict, extremism, and poverty. This was a point lost on many of the men working across Washington's foreign policy establishment, but over the years I came to view it as one of the most compelling arguments for why standing up for women and girls was not just the right thing to do but also smart and strategic… .the correlation was undeniable, and a growing body of research showed that improving conditions for women helped resolve conflicts and stabilize societies". Entonces relaciona el tema de derechos de la mujer no solo con DDHH sino intimamente vinculado a la "seguridad de USA" (y "del mundo" como es usual que el Imperio vea sus propios intereses). La "doctrina" ha generado un creciente debate y hasta la creacion de un sitio dedicado a estadisticas para estimular el estudio cuantitativo de "la causalidad". Aparte hago una breve critica http://www.womanstats.org/ Continuará...

Pablo M dijo...

Continuacion: El problema clave que veo es uno tipico de estos estudios de "correlaciones" 1) La mayoria de los research que muestran en el Stats Project no son estadísticos 2) Los pocos con estudios empíricos tienen el tipico problema de las correlaciones estadisticas: el de la causalidad. ¿La desigualdad de genero genera inestabilidad politica y amenazas a la seguridad mundial (lease nacional de USA)? o es al reves: La inestabilidad politica y las intervenciones sean militares o no (por ej. Libia) empeora la condición de la mujer. Creo que la "Doctrina Hillary" tiene serios problemas con esto. En general la vinculación de temas de DDHH con Seguridad Nacional no se llevan muy bien. Genera problemas varios de doble estandar ("invadir Iraq por la democracia del pueblo iraquí") y a puntos "ciegos". Y HC no tiene un historial especialmente pacifista. Bueno hasta aca llego. Hay bastante escrito sobre el tema y el debate continua. Pero vuelvo al principio: Entiendo que ser verdaderamente feminista implica tener en cuenta el bienestar de las mujeres en el mundo, especialmente el mas pobre. Si como pienso la "doctrina H" parte de un presupuesto errado, sus consecuencias pueden ser desvastadoras. Para analizar. Disculpen lo extenso, pero este medio no es el mas indicado, pero lxs amigxs de Roberto Gargarella son lo mas cerca que tengo a un publico que se pueda interesar. Como no voy a ocuparme mas del asunto, lo dejo en manos de lxs que saben. Perdon si es un disparate Emoticón wink, estoy dispuesto a retractarme si me convencen.

Pablo M dijo...

Epa, me encuentro con un curioso antecedente en un buen paper, parece que "La Doctrina Hillary" tiene su hermana mayor: Laura Bush expressed in public the belief that, “The fight against terrorism is also a fight for the rights and dignity of women . . . The brutal oppression of women is a central goal of the terrorists”
(2001). En "Walking a Fine Line: Addressing Issues of Gender with WomanStats"