30 ene. 2012

Algún debate

Vicente Battista (Carta Abierta) y yo respondemos a las mismas preguntas, formuladas desde politicaargentina.com, acá

23 comentarios:

Anónimo dijo...

la comparación con Sofovich es muy buena.

Leonel dijo...

Y Rober? Para cuando la marcha conjunta de tu basismo sindical revolucionario con los que "mataron a Mariano Ferreyra"? Seguro que se trata de un caso de "justicia social" como escribiste (cómo olvidarlo mi amigo!) con el reclamito del cumpa Cirielli, nuestro René Salamanca contemporáneo!!

Anónimo dijo...

esta genete sigue hablando de "rompimiento" con el FMI. Yo no lo puedo creer. La primera respuesta es la reproducción textual del libreto.

Esteban Sarg dijo...

"Cuando se habla de error se está hablando de una falla cometida sobre algo que se ha llevado a cabo"

He leído pocas cosas tan idiotas en mi vida como afirmar que la cuestión de los pueblos originarios y de la megaminería "es una causa pendiente" y no un error: O piensa que los gobernadores y el gobierno nacional son entes pasivos de algún ente sobrenatural desconocido, o tiene que admitir que algo se ha llevado a cabo en materia minera (y productiva) en Argentina en los últimos 8 años.

Creo que lo más fascinante no es que nos tomen por idiotas, sino que se lo crean.

Anónimo dijo...

acá un debate en serio, la tercera posición:
http://www.ips.org.ar/?p=4632

Oxonian dijo...

Cada vez que un apologista del actual gobierno --sea Braga Menéndez en un debate televisivo, la militante inestable sg en el blog de Quintín o Battista en la entrevista citada -- menciona como ejemplo de un defecto del kirchnerismo supuestos "problemas de comunicación" me acuerdo de la respuesta que Mitt Romney ofreció años atrás cuando se le pidió que hiciera una autocrítica honesta: sus principales puntos débiles eran "creer demasiado" en sus ideales y ser "excesivamente generoso" incluso con sus peores enemigos. Como debería ser obvio, estas críticas no son sino elogios encubiertos. Similarmente, cuando los kirchneristas hablan de problemas de comunicación, lo que están diciendo realmente es que las gestiones de Néstor y Cristina han sido tan maravillosas que sólo dificultades a la hora de comunicar semajantes logros pueden explicar que todavía haya sectores disidentes. Lo cual es particularmente curioso cuando se advierte que ningún gobierno democrático en la historia argentina ha tenido tantos medios adictos como el que padecemos desde hace ya casi una década.

Anónimo dijo...

¿Qué opinión te merece la columna que sacó hoy Tatián en Página 12?
Sólo un extracto:
“Kirchnerismo”, según lo pienso, no es principalmente el nombre de un gobierno, sino la palabra que señala una coyuntura en la que es posible, nuevamente, la pregunta por el socialismo –forma de vida colectiva que, también según lo pienso, es lo más alto a lo que una sociedad puede aspirar–. Hay en curso un momento gramsciano en Latinoamérica, por cuanto un conjunto de democracias de contenido popular implementadas conforme una gramática de los derechos, pueden ser experimentadas –sin que nada garantice su deriva– como oportunidades de transición al socialismo según una temporalidad compleja, por fuera de la alternativa Revolución/Reforma que vertebrara de manera dramática la historia del movimiento obrero en el mundo.

Yo no sé adónde iremos a parar pero esta persona es decana de la Facultad de Filosofía de la UNC.

El Imparcial del Norte

rg dijo...

me sorprendio mucho la columna. porque una cosa es que una persona lista defienda al kirchnerismo. pero una muy otra es que lo haga sugiriendo la existencia de una conexion relevante entre kirchnerismo y socialismo. esto me parece asombroso y me deja pasmado

p dijo...

Gracias imparcial, no había tenido el (dis)gusto...
Hay expresiones pedorras, muy pedorras, recontramil pedorras, como diez espacios vacíos, y esta:
"...implementadas conforme una gramática de los derechos".
La intelectualidad bananera que se ha aglutinado en torno al kirchnerismo (y en algun punto lo excede, he de ser honesto) para lo único que sirve es para empaquetar el mismo nivel de idioteces tipo 678 en un paquete mas sofisticado y darselas de comer al consumidor de huevadas refinadas bien en la boca. Esa expresión no dice nada de nada, solo pone en lenguaje atractivo e intelectualoide un elogio barato al gobierno. Punto. No contribuye a que entendamos mejor nada, no explica nada (como una esperaría de un intelectual), solo vende el producto al consumidor de paladar un poco mas refinado... generalmente lector de ese diario. La entrevista al cartaabiertino es del mismo nivel.
Muy flaco favor a la intelectualidad, parece... pareciera como que el perfil público por el que la intelectualidad tanto ha bregado se reduce a ser comunicadores vip. Grosso.

Anónimo dijo...

Lo de VB es bastante ridículo. Lo de Tatián es bastante ridículo. Exageran y quedan desubicados.

PD: Estamos en el boom de la "gramática" en el ambiente intelectual, en su momento fue "imaginarios". Perdónenme la crudeza pero: Que pelotudez.

Leonel dijo...

P, RG, Imparcial: todos muy vivos, muy pistolas, muy superados con Tatián. ¿No nos podemos reir de tu creencia, garga, de que el Chipi Castillo encabece una rebelión obrera entonces? Que Altamira represente a las clases trabajadoras?
Para el marxismo analítico y el socialismo decimonónico y ortodoxo que cargan, seguramente las palabras de Tatián son para dejarlos "pasmados". Pero si estamos hablando de un tipo que estudió con José Aricó, que leyó toda su obra y la de los gramscianos argentinos como pocos, que es el principal heredero teórico de Oscar del Barco, un poco más de respeto al menos. Hablan de los cegados que estarían todos los intelectuales que simpatizan con el gobierno (y los ponen en la misma bolsa, cuando es evidente que hay abismales diferencias, como las hay entre Aurora y Plataforma, obviamente). Pero es a ustedes a quienes el antikirchnerismo les impide pensar, les impide dialogar, siquiera respetar al otro.
Pregúntenle a Claudia Hilb, a Eduardo Grüner, o (ya no se puede, una pena) a León Rozitchner qué piensan de Diego Tatián, incluso sobre esa columna. Nunca se expresarían del modo soberbio y vergonzoso en que lo hacen acá.

rg dijo...

leonel, pero el asombro es el primer paso frente a la discusion. por que lo tomas como falta de respeto? claro que me deja pasmado que alguien quiera justificar al kirchnerismo como socialismo, pero no creo que ese sea -ni para el que lo afirma ni para mi que me asombro- el fin, sino el comienzo de una discusion. menos obediencia debida leonel, el kirchnerismo malacostumbro a la gente, y sobre todo a la intelectualidad: antes de criticar, primero hay que arrodillarse, pedir perdon, dar las gracias y hacerse la senial de la cruz

Eduardo dijo...

A Andrés Gide, gran defensor de Stalin, le bastó un viajecito a la URSS, para entender de que hablaban los comunistas cuando hablaban del socialismo. Puede que a Tatián le convenga realizar un viaje por el "país profundo", como les gusta decir a los algunos "progresistas", para ver si el kirchnerismo refiere al socialismo o a otra cosa. Todo ello con el respeto que siempre le he tenido a este autor, con aportes interesantes sobre nuestra realidad, por lo menos hasta el conflicto con el campo, a partir del cual la ideología parece haberlo enceguecido, como a muchos otros.

gracia dijo...

"La instalación de la mentira en el centro de la escena pública es algo inaceptable"...

excelente Robert llamando a las cosas por su nombre , desenmascarando la mentira del gobierno k ..

si los medios hubieran informado realmente lo q han robado y mentido los k otra hubiese sido la historia..

todavia no entiendo porq no lo hicieron ...miedo?, complicidad?, extorsion? quien sabe ... un poco de todo eso seguramente

p dijo...

Escuchame una cosita, Leonel:
Si yo soy académico e hice cosas grosas en el pasado (supongamos, ni me interesa discutir si es el caso o no) y escribo una pelotudez importante en un journal, me hacen mierda sin miramientos. Si escribo una gansada en el diario oficialista pravda/12 con lenguaje intelectualoide disfrazando la movida que describí en mi post anterior (ser comunicadores vip)... ¿que pretendo? ¿no ser criticado, no poner en juego mi prestigio profesional? Eso es lo que estás sugiriendo, querido. Por ende, tu concepción de la academia como bronce encumbrado me provoca nauseas: es parte del mismo jueguito barato al que se prende la "intelectualidad política" (k-ampliada, por decirlo de algún modo)... hablan desde el púlpito: "uy, soy un re-intelectual, me llamo horacio gonzalez, o foster, la tengo re-larga y te vendo este circo de pavadas en lenguaje sofisticado y no me podés decir nada porque si me criticás no me entendiste... yo discuto con otros como yo, entre nosotros nos entendemos, vos... vos directamente creeme".

Antes, los intelectuales queríamos participar en política para ilustrar a los decisores, marcándoles un rumbo; queríamos decir qué es lo que había que hacer. La administración alfonsín tuvo varios casos de este tipo; incluso la de menem, con todo lo que uno puede criticarles de servicialismo y no compartir sus ideas de fondo. Yo no soy anti-k, ni en pedo, soy anti-intelectuales-de-la-era-K, si no podés vivir sin etiquetar a la gente en 3 palabras. Estos pibes actúan ex-post-facto, el gobierno les da la sustancia y no hay críticas de su parte (reales, hay chamuyo de asuntos pendientes), son comunicadores vip, en vez de 6-7-8, son 8-9-10... esa es la crítica que no te da el cuero para responder, porque le esquivas el bulto feo y me mostráis el CV de tatián... grosso... si criticar frases huecoides como las que incluye él es ser "pistola", entonces soy una .45

Anónimo dijo...

Tatián escribió una estupidez, su pasado no lo exime de esas cosas, como lo prueba lo escrito.

Anónimo dijo...

Pero además, Leonel, ¿quién le faltó el respeto a Tatián? Si vamos al caso, entonces hace rato que Tatián viene faltando el respeto en sus columnas. Por ejemplo, esto dijo hace un tiempo refiriéndose a un conocido periodista cordobés: "A juzgar por un artículo –canchero, sobrador, irrespetuoso- aparecido ayer (4 de abril) en La Voz del Interior, el “profesor e investigador en Ciencia Política de la Universidad Empresarial Siglo XXI” Claudio Fantini, leyó la revista Noticias. Y tres o cuatro días después hizo un refrito para La Voz…, pero introdujo un añadido con el que aún no contaban los periodistas que Fontevecchia mandó a infiltrarse en la asamblea de Carta Abierta: el cuerpo muerto de Alfonsín".
Si te detenés a analizar, el tono burlón que emplea Tatián al referirse a Fantini resulta mucho más ofensivo que cualquier de las cosas que nosotros hayamos podido decir aquí sobre Tatián. De todos modos, lo que vos no pareces entender, Leonel, es que nada de esto importa a la hora de debatir ideas. Proponerse debatir es aceptar que más de un exabrupto pueda surgir en el camino. De eso se trata precisamente el intercambio de ideas y eso es lo que debe esperar Tatián desde el mismo momento en que publica en un diario de tirada nacional, como bien te lo recuerda un blogger.
Por otro lado, ¿y a mí qué con que Tatián sea el heredero gramsciano de Oscar del Barco? La mejor manera de evitar debatir ideas, es hacer precisamente lo que estás haciendo vos: sacar a relucir un curriculum. El discurso actual de Tatián no se sostiene y puedo citarte más de un viejo argumento de Tatián (del viejo Tatián, claro está), pero también de cualquier otro, incluido O. del Barco, para demostrártelo.

Anónimo dijo...

fantini: dejá de defenderte en anónimos encubiertos. con el resto, todos fanáticos superados socialistas, se ve que hay poco diálogo, ya que con gente que escribe estupideces (como uds dicen de tatián) no vale la pena hablar. genios!

gracia dijo...

estos intelectuales k se escudan en citas eruditas, curriculums y teorias estramboticas porq en el fondo saben bien q en un debate real sobre cosas concretas no le pueden ganar ni a doña rosa

igual creo q no hay q detenerse tanto en las personas, distraen de lo importante , q es el verdadero debate sobre falencias del goberno k

sino es como señalar la luna y quedarse mirando el dedo

Anónimo dijo...

Dios mío encima de una defensa absurda de un escrito torpe se persigue con que anda Fantini en el anonimato.
No sé si Tatián escribe estupideces, esto que escribió es una estupidez, y cualquier persona con un poco de honestidad intelectual y menos fanatismo sabría reconocerlo, incluso él mismo luego de un par de años podrá leer esto con un gesto de incredulidad.

Anónimo dijo...

Contra aquellos intelectuales que se escudaban en expresiones por el estilo de las que tanto disfrutan emplear gente como Tatián o Forster ("implementadas según una gramática de los derechos", etc., etc.), Karl Popper supo decir lo siguiente:
“Todo intelectual tiene una responsabilidad muy especial. Tiene el privilegio y la oportunidad de estudiar. A cambio, él le debe a la sociedad el compromiso de representar los productos de su estudio en el modo más simple, claro y modesto que pueda. Lo peor que pueden hacer los intelectuales -el pecado capital- es intentar erigirse en grandes profetas por encima de los demás seres humanos e intentar impresionarlos con filosofías enredadas. Quien no puede hablar con sencillez y claridad debería quedarse callado hasta que pueda hacerlo” (fragmento extraído de ‘Contra las grandes palabras’).

El Imparcial del Norte

Eduardo dijo...

No está de más recordar el "Manifiesto de los intelectuales". publicado en "Le Monde" el 4 de julio de 1973, entre cuyas propuestas existe esta: "5. Sea cual sea la parte del mundo donde se encuentre, el campo en que uno esté comprometido, decir la verdad (decir, al menos, lo que uno humildemente cree que es la verdad)es la tarea principal del intelectual. Debe hacerlo sin orgullo mesiánico, independientemente de todos los poderes y, si es necesario, contra ello, sea cual sea el nombre que éstos se den (independientemente de las modas, los conformismos, las demagogias). No hay momento en que el intelectual esté justificado para pasar de la crítica a la apologética. No hay César individual o colectivo que merezca la adhesión de todos. El ideal de una sociedad justa no es el de una sociedad sin conflicto (no hay fin de la historia), sino de una sociedad donde aquellos que contestan pueden, a su vez, cuando llegan al poder, ser contestados; de una sociedad donde la crítica sea libre y soberana, y la apologética inútil." Conf. Winock, Michel. El siglo de los intelectuales. Edhasa. Barcelona. 2010. págs.927/931.-

Trabajos en Barranquilla dijo...

Gracias por compartirnos tan buena publicación, excelentes las argumentaciones planteadas.