19 ene. 2014

Gustave Courbet en la Comuna de París

En la National Gallery de Londres se encuentran obras memorables, de todos los grandes pintores. Pero luego hay cantidad de joyas ocultas, algo invisibles, como esta Naturaleza Muerta con Manzanas y Granadas, de Gustave Courbet (conocido por su pintura sobre "el origen del mundo"). Un gran cuadro con una gran historia detrás: la pintura reproduce algunas de las frutas que sus parientes le llevaban a la prisión, durante los meses que sufriera el encierro por motivo de su activa participación en la Comuna de París. Courbet había provocado la ira de Napoleón III luego de rechazar su nominación para la Legión de Honor. Courbet se convirtió de ese modo, también, en una figura de referencia para la oposición al régimen, y poco después jugó un papel protagónico en la revolucionaria Comuna de París. Durante los días de la Comuna, el pintor quedó a cargo de todos los museos de París. Terminado el momento utópico, Courbet fue condenado a prisión. Más tarde, se auto-exiliaría en Suiza, en donde encontraría su pronta muerte. Las manzanas y granadas -y una cafetera ahí perdida- quedaron por siempre para nosotros.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Genial Robertinho, que lo disfrutes mucho, ni hablar que sos un loco del café.
Buena oportunidad para que nos regales unas fotos de los pubs ingleses

Anónimo dijo...

Hay un pequeño error en el apellido es Courbet.
Genial la anécdota