21 ene. 2014

Ken Loach: Nostalgia del 45, con los pies en la fuente

No conocía este nuevo film del gran cineasta socialista Ken Loach, "El espíritu del 45,"al que accedí a través del notable BFI, el instituto de cine nacional. El film está destinado a revivir el período soñado por Loach, es decir el que siguió al final de la guerra, es decir aquel en donde todos "estaban imbuidos del espíritu según el que todo era posible." Entonces, contra todos los pronósticos, el Partido Laborista ganó las elecciones con una plataforma y un discurso firmemente socialistas. Curioso: nostalgia del 45, y las primeras imágenes de la película son de los festejos (post-bélicos) de masas de  mujeres y hombres desposeídos, mojando sus pies en la fuente.

Tempranamente se lo escucha al gran George Lansbury, del Partido Laborista (antes de la victoria de su partido, y poniendo los puntos sobre las íes, blanco sobre negro): "Lo que realmente importa es quién controla la industria, y quién controla el resultado de la industria. Y nada es peor que el sistema bancario: pasando papelitos de uno a otro no se hace dinero, no se genera riqueza. Es hora de cerrar filas, de empezar a marchar hacia el futuro, para hacer una nueva Jerusalem, en esta Inglaterra de tierras verdes y placenteras." Nunca más la vuelta atrás a la miseria y la explotación de los años 30¡

Hay baile, música y festejos por doquier, con la victoria del laborismo, que nacionalizaría la economía, construiría cientos de miles de viviendas, y levantaría un impresionante -inigualado- sistema de salud a nivel nacional (volveré pronto sobre el gran personaje de la época: Aneurin Bevan, responsable del sistema de salud, y líder de las facciones más izquierdistas del Laborismo). Julian Tudor grita que se termina el tiempo en donde todo es "por los ricos y para los ricos." El Laborismo promete terminar con esa situación en donde "se concentra demasiado poder económico en demasiadas pocas manos." Y en buena medida es así. El film es nostálgico, optimista, vital: es posible volver a un tiempo en donde cada uno pensaba en el otro, en donde cada uno cuidaba del otro como si fuera su hermano.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

no tiene nada que ver pero sé que podés dar una mano con esto http://comunidadlaprimavera.blogspot.com.ar/2014/01/denunciamos-que-la-provincia-de-formosa.html

Gonzalo dijo...

Profesor:

Algún dato, alguna bibliografía, algo, para volver sobre Bevan y el inigualable sistema de salud británico?

Saludos desde Chile