6 ago. 2014

3 películas

Las últimas tres grandes películas que vi son tres pequeñas películas, curiosamente exóticas por su proveniencia

1) Siete cajas (acá), la gran película paraguaya
2) La mirada del hijo (acá), rumana de enorme altura y grandes actuaciones
3) La bicicleta verde (acá), primera película de una mujer, en Arabia Saudita (y de las poquísimas películas hechas en ese país)

Aplauso para las tres

foto: extraordinaria actriz rumana, Luminita Gheorghiu

3 comentarios:

Santiago Mollis dijo...

Viste "Lore"?
Buenas actuaciones y buenas imágenes, aunque siento que el hilo se pierde por momentos.

saludos

Anónimo dijo...

Siete cajas me pareció la mejor película que vi en mucho pero mucho pero mucho tiempo. La amé y quiero comprarla para atesorarla

Ricardo F. dijo...

Roberto, algunas críticas que explican por qué “La mirada del hijo” nos es tan próxima:

“...un film que a pesar de provenir de una cinematografía y un paisaje tan lejanos parece, sin embargo, tener tanto que ver con la realidad argentina, casi como si se tratara de un espejo deformante.”
“...el film de Netzer también se suma al ácido retrato de su país, de sus antecesores. Pero si en aquellos títulos el acento estaba puesto en las capas más desprotegidas de su sociedad, ahora en cambio el foco está puesto en los nuevos ricos, que se manejan hoy como si todavía fueran los miembros más encumbrados del régimen de ayer, porque siguen teniendo la misma impunidad. Antes se la daba el poder y ahora el dinero...”
http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/espectaculos/5-32069-2014-04-30.html

“Retrato de una madre coraje incomprendida con causa –el perfil de Cornelia no es ni mucho menos inocente-, MADRE E HIJO sacude definitivamente por la premura implacable y el pálpito artero con el que está impuesta su lóbrega profundidad trágica. Tensa, áspera y humanísima, la película concluye revelándose como una milimétrica reflexión sobre la posesión de ese veneno tan preciado llamado poder.”
http://musiczine.es/cine-y-tv/peliculas/6384-madre-e-hijo-de-calin-peter-netzer

Para Luminita G., bien merecidos todos los elogios.

Resalto una opinión del director:
¿Esta relación entre madre e hijo es específica de Rumanía?
Según mi experiencia, que no es más que eso, la mía, la posesividad de los padres en relación a sus hijos es muy fuerte en los países europeos que pertenecieron al bloque comunista. Sin duda, este fenómeno es más habitual en Rumanía que en Alemania, donde viví unos doce años y la educación que reciben los hijos es muy diferente.
http://www.cineuropa.org/it.aspx?t=interview&l=es&did=233118

Alexander Sokurov, en Cuestiones sobre el Cine –y obviamente a través su filmografía– habla del rol preponderante de la madre –y del papel más que secundario del padre– en la sociedad rusa.

Saludos