16 ago. 2014

La ley antiterrorista debe morir: contra la construcción del enemigo interno

El juez Rafecas acaba de recibir una denuncia oficial en nombre de la ley antiterrorista: el mismo kirchnerismo que creó la inconstitucional ley, está tratando de normalizarla. Mientras el kirchnerismo blando viene, como lo ha hecho siempre, empezando a tomarle el gusto a la medicina amarga de la ley antiterrorista ("si la aplican contra mis enemigos, no debe estar tan mal, no?" "si alguien no acepta la ley aplicada contra los buitres debe ser porque es un buitre"), desde acá la rechazamos incondicionalmente, como lo hemos hecho, siempre, desde los albores de su discusión parlamentaria. Términos como "terrorista" "fascista" o "comunista" no merecen aparecer en nuestro derecho, exceden nuestro lenguaje jurídico, y nos invitan en cambio a navegar por tipos  penales abiertos y, por tanto, inconstitucionales. Hoy, la presidenta puso en marcha el mecanismo, ya bien empleado en otros países de la región: es cuestión de pensar en un enemigo, y asociarlo con el "causar terror en la población." Lo mismo podría decirse de Frankestein, Guillermo Moreno, los piqueteros, y Narciso Ibáñez Menta. Contra la construcción del enemigo interior, esperamos confiados, una vez más, la decisión de Rafecas, llamando a la inconstitucionalidad por su nombre.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

pregunto, RAfecas recibio una denuncia contra el, o para que intervenga contra alguien, pls aclaracion

Anónimo dijo...

Sin duda:
La ley 26734 (Antiterrorista), fue sancionada por recomendación del GAFI (Grupo Acción Financiera Internacional), para combatir al terrorismo internacional, su red de financiamiento y el Lavado de activos provenientes de Actividades ilícitas no tiene no tiene nada que ver con el cierre de empresas, suspensiones y despidos de trabajadores provocados por el desquicio kirchnerista.
Jorge