17 ago. 2014

ERL, discusión

Buen anota de don Eduardo Rivera L, acá, sobre las dificultades de discutir, en la Argentina k

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Se murió Bacqué

Anónimo dijo...

Aunque comparto la que creo que es la intención de la nota (mayor tolerancia hacia los que sostienen posiciones con las que disentimos), creo que el argumento principal -tal y como lo entiendo-, no es defendible.

En efecto, ERL afirma que una visión dicotómica de la política implica que veamos a los que sostienen posiciones con las cuales disentimos como malos o tontos. Esta inferencia no me parece que sea verdadera.

Piénsese en la más extrema de las visiones dicotómicas de la política, la distinción amigo/enemigo de Carl Schmitt.

Aún así, Schmitt dice que "el enemigo" no tiene por qué ser éticamente malo, estéticamente feo o, mucho menos, estúpido.

Se trata de un criterio propio del campo político:

"Pues bien, la distinción política específica, aquella a la que pueden reconducirse todas las
acciones y motivos políticos, es la distinción de amigo y enemigo. Lo que ésta proporciona
no es desde luego una definición exhaustiva de lo político, ni una descripción de su
contenido, pero sí una determinación de su concepto en el sentido de un criterio. En la
medida en que no deriva de otros criterios, esa distinción se corresponde en el dominio
de lo político con los criterios relativamente autónomos que proporcionan distinciones
como la del bien y el mal en lo moral, la de belleza y fealdad en lo estético, etc. Es desde
luego una distinción autónoma, pero no en el sentido de definir por sí misma un nuevo
campo de la realidad, sino en el sentido de que ni se funda en una o varias de esas otras
distinciones ni se la puede reconducir a ellas."

Saludos,
CV