8 mar. 2015

Aída sobre Nisman

De la siempre sensata ex jueza Aída Kelmemajer, sobre la muerte del fiscal Nisman, acá.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Estimado Roberto,
No veo ningún aporte luminoso en el comentario referido: es algo que ya hemos escuchado o leido una y otra vez. Lo unico que lo vuelve interesante, para aquellos que dan crédito a esa idea, es quien lo dice. Pero el principio de autoridad no convierte en verdad una suposición. Hubiera sido quizás mucho mas interesante que la jueza volviera explícitos los fundamentos de su pensamiento. Tal como aparece (de la nota no podemos saber que otras cosas, si alguna, dijo la jueza) no es mas que parte de una operación política. En este sentido, lo que debe preocuparnos es el reiterado empeño de intereferir o direccionar una investigación en curso, la de la muerte de Nisman. La primera victima de esta batalla ha sido la verdad y los comentarios de esta nota nos llevan mas adentro hacia ese camino que no tiene retorno. Saludos,
Guillermo
Guillermo

Ramiro dijo...

La columna de HV de hoy en los subsuelos del periodismo atraviesa todos los límites de la desvergüenza. Después de descalificar a Raffo y Salcedo por sus antecedentes con Patti y con la bonaerenses, se apoya en ellos (y en sus supuestas muecas desaprobatorias) durante la conferencia de Arroyo S. para desacreditar la inferencia de que no fue suicido. Con el agravante de que el informe en el que se apoya HV es falso, de acuerdo con declaraciones de Arroyo a Perfil porque le cambiaron el último párrafo (le agregaron el "poco probable"). Qué manera de tirar una trayectoria periodística a la basura! A la luz de esta chapucería, tendríamos que repensar la manera que le creíamos en los 90 cuando denunciaba al riojano. Hasta a ese Menem deja bien parado este HV.

Alejandro Kafka dijo...

¿Siempre? No parece muy sensato tirar una conjetura así como así, cómo si se tratara de un hecho comprobado, cuando hay una investigación en curso. En fin.

Anónimo dijo...

Yo soy egresado de Ciencias Exactas. Nunca me interesó el ‘derecho’ en sí mismo más que como expresión de lo político (funcionamiento, dispositivos de la polis). Según los autores que me interesan, lo jurídico es un derivado super-estructural de relaciones de apropiación: materiales (Marx), simbólicas (Bourdieu), de regímenes de verdad (Foucault), de la esfera pública (Habermas), de la impropiedad (Agamben), etc., etc.. He encontrado profesionales del derecho preocupados por estas cuestiones, por ejemplo, Enrique Eduardo Marí, con quien he estudiado, si hablaba de Kelsen lo hacía siempre relacionándolo con el sistema de verdad del positivismo lógico de la escuela de Viena (de lo que sabía tanto como un lógico matemático) y con el sistema político de esa sociedad. Me llama la atención que en este blog esas cuestiones se dejan de lado y las discusiones y comentarios siempre son alrededor de cuestiones formales, sin contar con lo muy teñidas que están de posicionamientos partidarios relacionados con el deber ser. Al respecto, me parece oportuno citar a Foucault: “se trata de ... separar el poder de la verdad de las formas hegemónicas (sociales, económicas, culturales) en el interior de las cuales funciona.” ... “Pero si el intelectual comienza a jugar nuevamente el rol que ha jugado durante 150 años - el de profeta, en relación con lo que ‘debe ser’, con lo que ‘debe tener lugar’ - estos efectos de dominación volverán y tendremos otras ideologías, funcionamiento de la misma manera [traducción mía].” Es decir, por más que quiera demostrar que mi ideología es distinta, más justa, más verdadera, mantendré sus mismos efectos de dominación (si es que, en realidad, quiero cambiarlos y cambiar la injusta sociedad que los genera). ¿Hoy día, el ambiente jurídico académico es tan a-histórico, tan de derecha y tan superficial (sobre todo en el sentido de desplazarse sólo por las superficies superestructurales) que ya no produce intelectuales como Marí (corresponsal de Althusser, Norbert Elias entre muchos otros)? ¿El grado de apropiación ha llegado a tal extremo?

Anónimo dijo...

Roberto es buen exponente de la izquierda jurídica y un buen ejemplo de que no todo es tan derechoso como decís.

Anónimo dijo...

HV deberia explicar con mayor detalle su vinculo con Guiraldes durante la dictadura y dejar de levantar el dedo acusador.

Anónimo dijo...

AKC se postula para la CSJN, y desde ese lugar va a decir lo que le convenga. Siempre tiró para los K, ahora que se están yendo tira para la probable oposición que tomará el poder ejecutivo.

NO me parece lúcida ni interesante.

En fin, mi humilde pensar.
Andrés

Anónimo dijo...

Coincido con Andrés, en cierto modo tan lamentable como Julio Maier, Zaffaroni y Arslanian.

Creo que ninguno de los tres debería ocupar jamás un sitial den la Corte Suprema. Uno ya lo ocupó y fue una vergüenza sin nombre.

No nos perdemos nada.

Saludos,

Anónimo dijo...

¿Izquierda jurídica? No pensé nunca que el cierre en sí mismo del 'derecho' llegara a tal extremo de inventar categorías propias...