14 mar. 2015

Viaje a la izquierda del derecho penal, 5. Duff/Democracia

Hoy me tocaba exponer a mí. Presenté algo sobre el valor de democratizar el derecho penal. Se trata, sostuve, de un área que debe ser más firmemente sujeta a la democratización -y no, como suele sostenerse, más impermeable a ella- justamente, por lo que está en juego: el uso de la coerción estatal en su peor forma.

Presenté algunos argumentos sobre por qué y hasta dónde llevar adelante esa democratización (en la creación, aplicación e interpretación del derecho penal).
Y luego elogié/critiqué el trabajo de Duff, al que considero, por un lado, ejemplar y pionero, en cuanto a la apertura que ha mostrado a la cuestión de la democratización, pero también ilustrativo, en cuanto a las resistencias que muestra al respecto. Sostuve, entonces, que su trabajo -como el de tantos de nosotros- tiene "dos almas": una liberal y una democrática. Y (le) dije que era hora que asumiera a fondo las consecuencias de su compromiso con el polo democrático (lo cual no implica echar por la borda los compromisos liberales, pero sí correrlos de lado en cuanto a los frenos innecesarios que hoy impone frente al proyecto democrático: control judicial; definición de los delitos; discurso sobre la "mala in se"; resistencia a la revisión colectiva de las decisiones en materia criminal, etc.). Duff aceptó la descripción que hacía de su trabajo, y discutimos luego sobre el "hasta dónde llegar" con la apertura democrática. Notable el modo en que el derecho penal, aún en sus mejores voces, no se anima a abrir las puertas en la materia. Pero grandes pasos adelante también¡

p.d.: en la foto, con don Antonio Duff y don JLMartí

2 comentarios:

Alejandro Haimovich dijo...

Roberto, hay algun modo de ver los trabajos presentados? salute!

FJQ dijo...

Espectacular