13 nov. 2007

Ahora, Posner sobre (contra) Dworkin




La Universidad de Nueva York (NYU) acaba de publicar un número de homenaje a Ronald Dworkin, en donde muchos de sus amigos-colegas escriben una o dos carillas con pequeñas historias sobre el personaje (entre ellos Thomas Nagel, Thomas Scanlon o Jeremy Waldron). Notablemente, entre los invitados a escribir algo al respecto apareció Richard Posner, citado especialmente por su archirrival Dworkin. Transcribo algunos jugosos párrafos de la, finalmente amistosa, presentación de Posner.

“Me honra que me hayan invitado a hablar en un homenaje a Ronald Dworkin...porque nuestra relación intelectual es fundamentalmente una de antagonismo, y hasta de antipatía.”
“(Estoy en desacuerdo con Dworkin en muchos aspectos, incluyendo) sus distinciones entre principios y políticas, y su insistencia en los primeros sobre las últimas para guiar a los jueces; su propuesta de que fusionemos el derecho constitucional con la filosofía moral; su visión irrealista sobre las capacidades judiciales; su tesis sobre la respuesta correcta.”

“En cuanto a la crítica de Dworkin al pragmatismo (tanto filosófico como legal), él ha utilizado en su descripción términos como “cena de perros,” y “(teoría vacía),” a la vez que me ha bautizado como “bulldog” y como “avestruz” (cubriendo buena parte del terreno en un bestiario)...La diferencia fundamental entre nosotros es que él cree que existe algo así como un razonamiento moral y que el mismo debe guiar a los jueces, mientras que yo, aunque no dudo de que existe algo así como la moralidad que influeye sobre el derecho, creo que el razonamiento moral es simplemente un nombre de fantasía para la disputa política.”...



“Dworkin es por supuesto un polemista con un poder remarcable y con una rudeza distintiva; y si usted tiene alguna duda al respecto, pregúntele a Robert Bork, que todavía está reponiéndose. Yo mismo sentí el látigo de las críticas de Dworkin -en más de una ocasión, pero la más dramática fue cuando hizo una crítica de mi libro sobre el impeachment a Clinton...y me acusó de violar los cánones de la conducta judicial..Fue la única ocasión, en mis 24 aós en la judicatura, en que fui acusado de realizar alguna impropiedad como juez....Pero ésta no es toda la historia de Dworkin como crítico. Un artículo que él escribió hace muchos años criticando duramente mi visión sobre la maximización de la riqueza (“Is Wealth a Value?”), aunque iba más allá de lo necesario, me convenció y me llevó a alterar mi visión al respecto...Agradezco esa crítica. Y los aspectos más constructivos de Dworkin el crítico aparecen en su coloquio sobre derecho y filosofía que preside tanto aquí (en NYU) como en el University College de Londres...la cortesía con que desarrolla sus penetrantes críticas tornan a esas ocasiones memorables, y hacen que uno olvide las heridas de nuestros combates.”

22 comentarios:

Heber Joel dijo...

Jajajaja eso de "cena de perros" estuvo buenisimo. Y en parte compartò con Posner la crìtica que le hace a Dworkin respecto al denominado Juez Hercules. Dworkin parece empeñado en hacernos creer que los jueces cuentan con una capacidad sobrehumana para resolver y encontrar la respuesta correcta en cada caso. Entiendo que eso pueda ser visto tambièn en cierta medida como una provocaciòn, pero en manos de un juez activista que carece de su formaciòn y de su sensibilidad, puede ser a la par que un peligro, una profunda distorsiòn de los valores que rigen el derecho.
Lo que si me parece destemplado, es criticar a Dworkin por su posiciòn en favor de la preeminencia de los principios sobre las directrices. Serìa absurdo aceptar que el Estado puede valorar los derechos a la luz de sus objetivos, salvo claro que Posner haya querido decir otra cosa...
Abrazo

rg dijo...

aun cuando me considero un critico de dw, no le creo ninguna de las criticas a posner. lo de las capacidades sobrehumanas no es asi. el esta tratando de definir lo que deberia hacer un juez, y lo hace con la expectativa de estar describiendo lo que tiende a hacer un buen juez. por eso el ejemplo de la novela en cadena que da dw es bueno. nos viene a decir: cualquiera, puesto a participar en la escritura de una novela en cadena, haria lo mismo. miraria para atras, veria que hay escrito, le buscaria la coherencia a lo escrito, blabla. lucas iba a colgar un video de posner muy bueno, dura como una hora, y sobre el minuto 12 larga unos tremendos disparates sobre como piensa la interpretacion del derecho. frente a ese tipo de ideas, provenientes del centro del establishment (para colmo conservador), lo de dw es un magistral antidoto

Alejandro H dijo...

Enrique Marí en teoría de las ficciones hace un elogio del Posner que trabaja sobre literatura y derecho contraponiendolo al Posner duro y conservador del análisis económico, pero no se si creerle porque no leí nada al respecto de manos del propio P.

Lucas A. dijo...

Ya estoy. Se viene el aporte del loco de los videos. Lo iba a postear con una pequeña de los libros post 9-11 pero todo bien.

Lamento coincidir con un pensador como Posner, pero pienso que Dworkin le pide "capacidades sobrehumanas" al juez.

Ahora no me gusta Posner, pero en eso coincido. Hay una reseña de Law Empires de Allan Hutchinson (no recuerdo, dónde, AH uno de los Crits de los CLS de la primera o segunda generación) que me gustó mucho como crítica de la teoría dworkiniana de interpretación.

Prefiero la teoría de Dworkin a la de Posner, pero no me gusta Dworkin. Incluso prefiero la de Nino a la de Dworkin, aunque la influencia del segundo sobre el primero me parece evidente. La de Nino me parece menos rígida. Es mi lectura, sé que hay otras posibles. En fin.

Subo el video, sigamos..

rg dijo...

pero como es lucas? terminas de leer, decis "estos resultados no me gustan," y entonces decis no me gusta? si de la teoria de posner saliera democracia deliberativa (y como puede salir cualquier cosa, por que no esto) le dirias que si?
y dale con lo de las capacidades sobre humanas, que tendra que hacer dw para desmentir esto. repito, pensa en el ej de la novela en cadena. vos no harias exactamente lo que el dice que harias y que hay que hacer?

Lucas A. dijo...

He leído texto de Posner, pero no conozco en profundidad la teoría de Posner. Nones ahí.

Ahora, dejando de lado a Posner, no me termina de convencer Dworkin, en las lecturas que tengo. Su novela en cadena es un intento loable, pero no me convence, muy rígida, además de estar pensando en base a los tomos de fallos de una colección de fallos que se pretende integra pero cuya diversidad explota y cuya interpretación dará resultados siempre divergentes.


Tampoco soy un especialista en Dworkin, pero prefiero la teoría de Nino. En lugar de escribir en cadena, sabiendo que tendré que coordinar Dred-Scott, Lochner, Korematsu, los fallos sobre libertad de expresión contra comunistas, con mi criterio (que repasará otros tantos loables casos) y no poder tocar aquellos, eso no me cierra teóricamente.

La tería de Nino de la catedral, aunque puede ser leída en la misma forma, rígida de Dworkin, me parece más flexible. Puedo tirar un par de pilares de la cátedral sin derrumbarla y seguir en la empresa intergeneracional de interpretación constructiva, incluso en la diversidad. Pero no puedo borrar los capítulos de Plessy u otros atroces capítulos de la novela judicial. Sumale a que me dice que hay una respuesta correcta y que concibe a los derechos como cartas de triunfos contramayoritarias, y que el derecho es integridad y más respuestas objetivistas en un mundo de diversidad interpretativa y cultural.

Nuevamente, lo tiro así, no tengo respuesta definitiva, ni correcta 8(ja), pero ante las opciones dadas, prefiero construir catedrales (con todas las restricciones que eso tiene y aceptando el aporte dworkiniano) y no escribir novelas en cadena.

Tal vez construir catedrales es Dworkiniano lo sé, pero creo que no le gustaría que pudiesemos tirar abajo parte de lo ya -por otros- construído porque impide seguir construyendo.

A veces me suena medio E. Burke.

Si pudiese leer a Dworkin más flexible. Pero todos aquellos que me ayudaron a leer a Dworkin reafirmaron sus aspectos conservadores. Conservadores en su teoría interpretativa. Sé que Dworkin es progresista y como académico lo respeto muchísimo.

Lo sé, este post y el de ayer (sobre arquitectura) se unen. En fin, sigamos.

rg dijo...

pero si la catedral es dworkin! (entre otras cosas porque le vamos a rezar ahi). no, en serio. si aceptas catedral, como decis vos, estas adentro, sos dworkin

Lucas A. dijo...

No, no, no. Catedral no es lo mismo que Novela, che. No es tan simple. No cierra así de fácil.

Si vos lees a Nino igual que a Dworkin, como aclaré, seguro. Partido fácil. Pero si aceptás las reglas del juego dworkiniano no podés hacer lo que digo. Destruir para seguir construyendo. Borrar para seguir escribiendo. Eso Dworkin no te lo deja ni "a su mejor luz".

Cómo lidiamos con su objetivismo y su teoría de la respuesta correcta? No la entiendo y no me cierra pero son procesos independientes no el segundo consecuencia del primero.

rg dijo...

error, error grave. y sobre objetivismo y respuesta correcta, leer su "you better believe it," articulo super dificil pero super importante, aparecido en philosophy and public affairs, en donde el ridiculiza a los que lo asocian con la version objetivista de la respuesta correcta. mas temprano que tarde, hare una revision abitraria de toda la obra de dw

Lucas A. dijo...

Jaja... dale, decime cuál es la interpretación correcta de Dworkin.
El mismo Dworkin diciendo "esta es mi interpretación correcta". Ni el autor puede dar la interpretación correcta de su teoría. Sus textos lo exceden y son una cosa diferente, independiente, de lo que piensa (que es inevitablemente siempre diferente).

Está acá. Que se haya desdicho, matizado, no quiere decir que no lo haya sostenido y defendido.

http://www.nyu.edu/gsas/dept/philo/faculty/dworkin/papers/objectivity.html

En fin. Me gustó igual la idea de sos Dworkin. En todo caso, pensándolo bien, prefiero Dworkin. Andrea Dworkin.

Heber Joel dijo...

Roberto, mencionaste hace un rato el ej. d la novela como una forma de replicar la objeción que algunos le hacen a Dworkin, sobre el tema este de la "respuesta correcta". Entiendo a que te refieres cuando dices que en otras circunstancias cualquiera haría lo mismo (miraría hacia atrás y buscaría seguir coherentemente), sin embargo no sé hasta que punto ese seguir adelante de fornma coherente sea algo tan rigido. Es decir, si lo entendemos como seguir adelante de manera reflexiva y racional (como propone por ejemplo Alexy, o los teoricos de la argumentación) vaya y pase, pero si se refiere a seguir a delante "de una única manera" sin que quepa un matiz distinto, una vuelta en U, una pequeña voltereta, entonces pienso que Dworkin exageraba, en que se distinguiría en tal caso de la tesis del objetivismo interpretativo del formalismo decimonónico?

rg dijo...

no, tiene toda la simpleza y complejidad de participar en la escritura de una novela en cadena. recibes un capitulo, miras atras, ves "que dijo esta gente," tratas de reconocer el sentido (una novela policial, un panfleto comico?), tratas de ver hacia donde van, reconoces quien "no entendio de que iba la novela" (y escribio como si el thriller fuera un romance), buscas la mejor continuacion posible...claro, todo ello tiene matices miles, pero la idea es "todos, naturalmente, estamos inclinados a hacer ese tipo de operaciones" (en otros terminos, "no me digan a mi que pido un razonamiento complicado, cuando pido lo que todos estan inclinados a hacer, aunque no todos llevan a cabo responsablemente")

Heber Joel dijo...

Ok con ese punto. Sin embargo, eso no deja fuera la discusión aspectos tan complicados como la diversidad, el pluralismo, o el hecho innegable de la deliberación interna. En otras palabras, predicar la práctica constitucional, como diría Nino, o la Constitución histórica, como diría José León Barandiaran, un jurista peruano de aquellos,no es un asunto baladí. Es un asunto que supone llegar a acuerdos acerca de qué es lo permitido, qué es lo moralmente aceptabnle, y eso (eso¡)resulta no sólo un despróposito cuando es decidido a priori por los jueces, sino que resulta una predica contramayoritaria, que cuando no se ajusta a una tesis garantista puede provocar un reemplazo injusto del poder deliberante.

rg dijo...

heber, realmente no creo que dw vaya por ahi. el ejercicio es el de la novela en cadena, que apunta a "encontrarle sentido a lo mejor que hemos tratado de decir hasta aca," lo cual no es obvio, no es facil, etc. Pero aleja la idea de que es una tarea reservada a genios, o que demanda jueces con capacidades extraordinarias, o que no es susceptible de dudas y divergencias (por mas que podamos estar animados con el ideal de que "hay una continuacion posible de esta historia que es la mejor de todas, aunque nos cueste encontrarla porque ninguno de nosotros es un hercules")

Rex dijo...

Gracias RG por el posting.

La verdad que esta bien pobre esa "critica" de Posner (el fragmento que pusiste en el blog), hace agua por todos lados pero en fin voy a tratar de leer mas sobre el fin de semana el texto completo.

Como es eso de que el "razonamiento moral" es un "nombre de fantasia"? Acaso el derecho como la moralidad no se inscriben en la logica del "deber ser"

Eso de la "Catedral" de Nino no lo conocia pero puede ser porque Nino nunca me intereso si es como decian en Argentina que era un marxista a sueldo de Alfonsin. Tambien habria ver de que pilares se tira, hay algunos pilares que si la derrumbarian. Por eso Dworkin no puede ser flexible.

Lucas A. dijo...

Rex: En serio. No podés prestarle atención a todo lo que se dijo. Especialmente si son cosas como es "se dice que era un marxista a sueldo de Alfonsín".

Por ejemplo, mirá lo que pensaba T.Nagel, B. Williams y el mismísimo R. Dworkin.

Carlos Nino was a publicly engaged intellectual of rare integrity and brilliance. In his dedication to human rights, the rule of law, and constitutional legitimacy he combined passion with wisdom and analytic clarity. His inexhaustible courage in fighting to restore decency to his nation provides a model for others working in the wake of dictatorship. We are fortunate to have in his writings a record of his remarkable thought and experience.
Thomas Nagel

Carlos Nino was an extraordinary combination of theoretical philosopher, practical statesman, and heroic patriot. His work engages and repays attention at all three levels.
Ronald Dworkin

Carlos Nino was a brave man and an admirable philosopher who did his country notable service on the basis of a robust belief in liberal political values and universal human rights. His philosophy argues clearly and strongly for a foundation of the values which were expressed in his life.
Bernard Williams


No creo que haya existido otra influencia que la del propio Nino en esas percepciones. Ni el comunismo, ni el alfonsinismo, ni nada. Sólo Nino.

Dale una oportunidad a la catedral de Nino y la seguimos. Sigamos...

Heber Joel dijo...

Aclaración hecha Roberto, comparto la conclusión arribada.

Rex:

¿cómo esta eso de que Nino era un marxista a sueldo de Alfonsin? Creo que las ideas se combaten con ideas, y no con epitetos descalificantes y además profundamente errados como es el caso. Quien haya leido a Nino sabe de su honestidad intelectual, y de lo mucho que ha aportado a la crítica legal en la última década. Nada más alejado de lo que tú dices que un libro como Constitución de la democracioa deliberativa, todo una joya, para quien sepa ser objetivo.

Heber Joel dijo...

Lucas

Estas seguro que eso de la catedral es Nino? te lo pregunto porque recuerdo haber leido el mismo ejemplo (el de la catedral) en algún libro de Dworkin. No estoy seguro pero se me hace que es más bien de ahí de donde toma Nino el ejemplo.
Saludos

Heber Joel

Lucas A. dijo...

Mirá, mi conocimiento siempre a través de sus libros y artículos. No leí todo de Dworkin, así que puede ser que lo mencione o puede que no. Otro sabrá aclararlo.

Muchas/os me han discutido que la Catedral es lo mismo que Dworkin. Nunca lo he entendido como "el ejemplo es de Dworkin" sino está en la misma línea. Pienso que sí y no. Son parecido pero no idénticos.

Nino dice en CDD (el libro que citaste) pág.. 51 "Uso la analogía de la construcción de una catedral para explicar este punto" y sigue. Menciona la catedral de Colonia, Estrasburgo, o la Sagrada Familia.

No sé si es De Nino, aunque antes de tu pregunta lo hubiese afirmado. Ahora me hacés dudar.

Tiene otro ejemplo con las tejas creo, pero ese no sé dónde lo leí. No lo recuerdo. Sigamos.

Gustavo Arballo dijo...

¿Alguien leyó "el bluff Dworkin" de Enrique P. Haba? ¿Qué piensan de las críticas que le hace?

rg dijo...

1) un texto que reivindica el no-saber desde el titulo, ya empieza mal
2) las críticas son malas
3) el autor se nego a leer dworkin mas alla de su primer libro!!!!
te acordas que hace unos dias ponia unos consejos de rawls sobre como leer a algun autor tomandoselo en serio? haba hace exactamente todo lo que rawls desaconsejaria: lo lee prejuiciadamente, parcialmente, leyendolo siempre a su peor luz. muy mal! un 2 para haba, y que no vuelva en marzo que estamos cerrados

Gustavo Arballo dijo...

Robert.

Más o menos lo que pienso, en su momento lo dejé de leer porque era evidente la mala fe y el prejuicio.

Usa un modus operandi canallesco, no le importa el Derecho ni nada, lo que quiere demostrar es que todos son giles y él el único que se da cuenta de la estafa.

Bueno, mi plan sería revisitarlo in its best light, si cabe -aún la mala lectura que él hace de Dworkin puede disparar alguna idea no obvia.

Off topic, ya está empezando una nueva edición de la semana de Lon Chaney en filmoteca (Canal 7, 1.30 hs.). Véanlo o háganselo grabar, muy especialmente "El hombre sin brazos" que va el jueves.