26 nov. 2007

Escuchar a Cesar Vallejo



Excelentes links para escucharlo al propio Vallejo leyendo sus poesias.

http://palabravirtual.com/index.php?ir=ver_poema1.php&pid=339

http://palabravirtual.com/index.php?ir=ver_poema1.php&pid=11348

http://palabravirtual.com/index.php?ir=ver_poema1.php&pid=8587

http://palabravirtual.com/index.php?ir=ver_poema1.php&pid=341

6 comentarios:

Heber Joel dijo...

El gran Cesar Vallejo. Y pensar que en su día hubieron quienes decían que Trilce -su obra mayor- no era sino un amaneramiento producto de cierto decadentismo vanguardista.

Vallejo fue incomprendido incluso entre nosotros, los peruanos. Murió en Paris pobre y alejado de sus amigos.

Siempre es una alegría, pese a todo, oir nuevamente su voz.

rg dijo...

bien, si hay cosas que consideras que valga la pena sumar a este pequenio homenaje, adelante

Heber Joel dijo...

No, creo que lo de los poemas esta muy bien. Habrìa muchas anecdotas que contar eso sì. Vallejo fue un poeta muy sufrido. Imaginate no màs las que tuvo que pasar: ser poeta en un pueblo rural (Santiago de Chuco), y luego, desarrollarse en un medio tan hóstil. En fin, a eso sumale su experiencia política (fue apresado más de una vez por defender ideas socialistas), su pobreza, sus peleas con escritores de otras latitudes (su polemica con Huidobro es de antología), su experiencia en Europa, su amistad con los escritores de la generación del 29, etc, etc, y claro su miseria -en el sentido más lato del término- en Paris. De esa época provienen sus premonitorios versos: Me morire en Paris con lluvia y aguacero, un día del cual, tengo ya el recuerdo.

rg dijo...

ah, que buena esta ultima. la del aguacero. la voy a buscar

Heber Joel dijo...

El poema al que hacía alusión es Piedra negra sobre una piedra blanca, y esta en su poemario: Poemas Humanos. Los versos en mención son los siguientes:

"Me moriré en París con aguacero,
un día del cual tengo ya el recuerdo.
Me moriré en París y no me corro
tal vez un jueves, como es hoy, de otoño.

Jueves será, porque hoy, jueves, que proso
estos versos, los húmeros me he puesto
a la mala y, jamás como hoy, me he vuelto,
con todo mi camino, a verme solo.

César Vallejo ha muerto, le pegaban
todos sin que él les haga nada;
le daban duro con un palo y duro

también con una soga; son testigos
los días jueves y los huesos húmeros,
la soledad, la lluvia, los caminos..."

rg dijo...

ah, que bien, mil gracias heber