6 feb. 2008

Regando recuerdos

Los primeros dos libros de derecho constitucional que compré, corrían fines de los años 90, valían 1 peso cada uno. Eran dos extraordinarios y bastante clásicos libros. Los encontré en la Librería Hernandez -El Libertador de la muy libresca y mágica calle Corrientes (Corrientes y Talcahuano) de Buenos Aires (no Liechtenstein)

Uno era publicado por Eudeba y tenía lo mejor del derecho constitucional -con proyecciones a la Ciencia Política-de los 80s y de la actualidad (cuando los hoy profesores titulares, jueces, políticos y figuras claves de la institucionalidad argentina eran sólo jovenes promesas abiertas dado que sus futuros estaban inciertos). Ese es uno de mis trofeos más preciados en mi biblioteca. Libro que generó que abriese y buscase muchos otros. Quizás, casi todos los demás. El otro era un libro clásico, de un autor que tomó notoriedad durante el primer peronismo, un revisionista -en el sentido de especialista- de Alberdi nacido en Santiago del Estero. El libro era sobre J.B. Alberdi, en efecto, editado (en 1950 aprox) por Fondo Cultura Económico.

Después de esa compra todo cambió, nada fue lo mismo. Todos los libros me resultaban caros.

La cuestión, en este nuevo intento, es superar la mera nostalgia. No sólo rememoro aquellos buenos y viejos tiempos cuando se podía comprar "El Futuro de la Revolución Liberal" de Bruce Ackerman, editado por Ariel (Buenos Aires/Barcelona, no recuerdo) a dos pesos, sino que la inauguración de este espacio (irremediablemente irregular pero que simplmente acontecerá de tanto en tanto) está pensada para homenajear aquel pasado. Un pasado en el que se podían comprar buenos, malos, discutibles, odiosos, pésimos, clásicos, excelentes, apasionantes; todo tipo de libros a precios de amigo, bien razonables.

Las reglas del juego son las siguientes. Lo que quiero evitar es que se entienda lo que viene como recomendaciones, consensos tácitos y preferencias preconfiguradas. Nada más lejos. Lo que haré no es recomendar libros sino señalar su existencia o su presencia inusual en las mesas de saldo y ofertas. Incluso de libros cuyos contenidos uno puede criticar. Ejemplos pueden ser una buena edición tapa dura de Capitalismo, Socialismo y Democracia de Schumpeter y/o Los Derechos en Serio de Dworkin. Dado que estas oportunidades tienen una muy caprichosa existencia y continuidad, incluso ubicación, hay que saber de ellas para aprovecharlas.

Lindo es empezar con estas colecciones de esta editorial incomparable. En dos coleccion clásicas de libros que siempre estuvieron a un buen precio, se puede conseguir,

Colección: Los Fundamentos de las Ciencias del Hombre.

- Ihering, de Arnoldo Siperman (se habló por ahí de Siperman),
- Radicales y Peronistas, El Congreso Nacional entre 1983 y 1989 (clásico!!!) de Liliana de Riz,
- Democracia y estado de bienestar, de Osvaldo Guariglia, María Julia Bertomeu, Graciela Vidiella.
- La Filosofía y el filosofar, de Guillermo Obiols y Eduardo Rabossi (comps)
- Derecho Natural y sociología, del gran Andrés Rosler.
- Teoría social y herméutica, de Adrian Scribano.
- De mujer a género, Teoría, interpretación y práctica feminista en las ciencias sociales, Cangiano-Dubois (comps)
- La racionalidad en política y en ciencias sociales, de José Fernando García.
- Teorías Jurídicas Alternativas, de Carlos María Cárcova.

Muchos de ellos estaban más de una vez, por eso la recomendación también. La colección tiene varios más, uno de Schuster sobre Epistemología, otro de Vasilachis sobre Métodos cuali-cuanti, y muchísimos más en una colección de más de 100 números, no sé si alguno de ellos están ahí.

De la colección Biblioteca Política Argentina:
- Derecho búrgues y derecho obrero, de Joaquín Coca.
- Momentos Institucionales y Modelos constitucioanles de Mario D. Serrafero.

Hay muchos más pero mi mirada siempre fue selectiva en esta última colección, al igual que mi memoria (estaban, creo recordar, los libros de Palermo-Cavarozzi, Bortnik sobre la Constitución, Godio sobre la Internacional Socialista, otro sobre constituciones de papel, algunos sobre educación) y esos son los que tengo a mano/en mente en este momento.

De ambas colecciones hay libros que no sólo son buenos libros sino reales reliquias y algunas extrañezas. Son dos colecciones que pertenecen a una etapa editorial dorada, según tengo entendido. Centro Editor de América Latina tiene excelentes libros -en colecciones- que he encontrado a precio de saldo, realmente imperdibles.

Están todos estos (varios repetidos incluso) y los que estoy omitiendo a un módico precio de 4 pesos en Librería "La Porteña" Juramento 1705 (Juramento y la vía). Hay que pararse en puntas de pie (por su ubicación en la librería), pasarles un poquito de alcohol y quedan como si lo hubieses comprado hace diez/veinte años pero hoy.

PD: Aprovechando, sin poder afirmar que continúen los ejemplares que vi en diciembre ahí, estaba el libro de Jorge Dotti sobre Rousseau en Corrientes (pegado al C.C. Rojas -nueva librería) a tres escaseantes monedas. Chequear también la sección Law there. En fin. La seguimos....

2 comentarios:

Rex dijo...

Gracias Lucas por las recomendaciones.

Que en la Argentina los libros estan carisimos, ninguna duda. Hace un tiempo encargue la "Teoria de la Constitucion" de Schmitt no para mi sino para donarlo a la biblioteca de la New School para los estudiantes que no pueden leer aleman y me costo $250 -tambien a precio de amigos - en la Libreria Huemul a quienes conozco desde hace años.

Aqui en New York la mayor parte de mi bliblioteca proviene de Strand Bookstore, los consigo a un precio regalado gracias al acceso que me permiten a un lugar reservado que ellos tienen para los investigadores.

Lamentablemente los 90 no se van a repetir.

Lucas A. dijo...

Rex, algunas cositas.

Y) Efectivamente es caro Schmitt a ese precio. De Huemul recuerdo dos cosas, preguntar por una versión usada de "Sociología Política" de Julien Freund y obtener una respuesta un precio tan altísimo. Y otra, es que según me contaron que es tan peculiar esa librería que no tiene nada Marx o de Hannah Arendt, extrañísimo!

X) Como intenté dejar en claro. No son recomendaciones, en todo caso, serán anuncios, aviso, cosas así. Me parece que en algún caso podría operar como una recomendación pero no en todas.

Z) Realmente pienso que las etapas doradas de las editoriales y de libros no fue durante los noventa sino en tiempo atrás, sesentas y ochentas estimo, cuando libros excelentes se vendían al público general a un precio accesible. Al menos eso es lo que parece. Tal vez me equivoque. La editorial Hachette me parece otra con una línea editorial interesante en tiempos pasados.

Sigamos,
Lucas.