12 sep. 2009

El juicio original

-
Cerrando una semana curiosa y algo absurda, llena de mucho ruido y sinsentido, vease la nota (acá) del senador Nito Artaza y el episodio AFIP-Clarín, por mencionar sólo dos ejemplos (y mantener la performance de la selección fuera de los ejemplos), no podía sino visitar a los poetas del surrealismo.

Leer a André Breton es leer al poeta que fue expulsando, uno a uno, a sus disidentes dentro del movimiento político y artístico en el que confluían varios de los que hoy se consideran sus principales referentes, como por ejemplo Salvador Dalí o Antonin Artaud. A pesar de ello, esta poesía, traducida por Flora Pizarnik -mejor conocida como Alejandra Pizarnik- y escrita junto a Paul Éluard tiene mucho del aura y encanto que rodea(ba) al movimiento surrealista, ya totalmente absorbido por la poesía contemporánea. Ahí van:

El Juicio Original
de André Breton y Paul Éluard. (Traducción Alejandra Pizarnik).

No leas. Mira las figuras blancas que dibujan los intervalos que separan a las palabras de muchas líneas de los libros, e inspírate en ellas.
Dale a los demás a guardar tu mano.
No te acuestes sobre las murallas.
Retoma la armadura que te has quitado a la edad de la razón.
Pon al orden en su lugar, desarregla las piedras del camino.
Forma tus ojos cerrándolos.
Dale a los sueños que has olvidado, el valor de lo que no conoces.
No prepares las palabras que gritas.
Róbale el sentido al sonido, hay tambores velados hasta en las vestiduras claras.
Habla según la locura que te ha seducido.
Lo que encuentras sólo te pertenece mientras tu mano está tendida.
Hazles la sorpresa de no confundir el futuro del verbo tener, con el pasado del verbo ser.
Al que pida ver el interior de tu mano, muéstrale los planetas no descubiertos en el cielo.
Abstente de lo que tienen la cabeza sobre los hombros.
Regula tu marcha con la de las tormentas.
Mira la flor de la enredadera: no deja oír.

Certidumbre
de Paul Éluard (Trad. Marcelo Ravoni).

Si te hablo es para oírte mejor
Si te oigo estoy seguro de entender

Si sonríes es para invadirme mejor
Si sonríes yo veo el mundo entero

Si te abrazo es para continuarme
Si vivimos todo será placer

Si te dejo nos recordaremos
Y dejándonos nos reencontraremos.
--
Salud!

9 comentarios:

La anonima dijo...

Lucas, me gustaron mas las poesias del sabado pasado, reconozco que nunca habia leido ese tipo de poesias. Me parecieron novedosas. Saludos.

Daniela Arripe dijo...

Lucas, buena eleccion x EL JUICIO ORIGINAL.
Gracias por la belleza de las palabras.
Cuando la mayoria gira sobre el mismo tema, es reconfortable elegir la poesia justa, esa que nunca has leido.
Como un musico que compone sus canciones. Como un escultor que experimenta nuevas tecnicas.
Como quien rompe con las estructuras conocidas y se sumerge en aguas frias.
La belleza. Es too cambiar de sentido. Mas aun cuando la mayoria opta por la seguridad de los caminos recorridos.

Daniela Arripe dijo...

Para conocer, un poeta de la ciudad de La Plata


Disculpas del irascible. Antología.
Néstor Mux
Libros de la talita dorada, 2009
ISBN 978-987-24647-2-1

__
Disculpas del irascible

En intimidad el irascible
entrega y recibe amor.
Afuera, en la realidad,
el irascible, como un derrotado,
grita contra el mundo.
Es posible que sangre por la herida.
Es posible que el amor
salve al irascible.

http://librosdelatalitadorada.blogspot.com/2009/07/nestor-mux-disculpas-del-irascible.html

Daniela Arripe dijo...

Y nunca los musicos podran quitarte nada, tal como dice una publicidad. X q ellos son arte.
Para mi amigo del alma, German P., que tal vez, nunca lea este blog.
Por haber compartido musica, poesia, cine y filosofia. Para UNA su hija. Por el. Que se atrevio a recorrer ciudades olvidadas y desvastadas por la guerra. Llevando como unica proteccion su musica. Por el valor de la osadia. De aventurarse a dormir en la calle, bajo el frio. http://www.youtube.com/watch?v=QENH_FN5Bys&feature=fvw

Anónimo dijo...

Que triste ver que Corrientes que ha dado legisladores brillantes al pais, hoy tenga como representante a personajes como Nito Artaza y Fabian Rios. Como se explica tanta chatura? No tiene uno mas que leer el diario de sesiones la epoca gloriosa de Corrientes cuando dominaba la politica el conservadorismo.

Lucas A. dijo...

Vamos explorando, La anónima, vamos abriendo nuevos libros de poesías y vamos desarrollando nuevas formas de leer. Eso intentamos.

Gracias Daniela siempre por pasar y por las poesías que pintás en estos muros digitales, che.

Sigamos,
Lucas.

mm dijo...

hermosas figuras blancas, hermosas palabras...

dejo un fragmento del libro de ·"La Lógica del sentido" de Deleuze, para mí, extraordinario

.."Y¿Cómo no sentir que nuestra libertad y nuestra efectividad encuentran su lugar, no en lo universal divino ni en la personalidad humana, sino en estas singularidades que son más nuestras que nosotros mismos, más divinas que los dioses, que animan en lo concreto el poema y el aforismo, la revolución permanente y la acción parcial? ¿Qué hay de burocrático en estas máquinas fantásticas que son los pueblos y los poemas? Basta con que nos disipemos un poco, con que sepamos permanecer en la superficie, con que tensemos nuestra piel como un tambor, para que comience la gran política. Una casilla vacía que no es ni para el hombre ni para Dios; singularidades que no pertenecen ni a lo general ni a lo individual ni personales ni universales; todo ello atravesando por circulaciones, ecos, acontecimientos que el hombre nunca habría soñado, ni Dios concebido. Hacer circular la casilla vacía, y hacer hablar a las singularidades pre-individuales
y no personales, en una palabra, producir el sentido, es la tarea de hoy..."

...mm

Wint dijo...

LA PALABRA

Pero ¿qué están hablando esos poetas ahí de la palabra?
Siempre en discusiones de modista:
que si desceñida o apretada...
que si la túnica o que si la casaca...
¡Basta ya! La palabra es un ladrillo. ¿Me oísteis?...
¿Me ha oído usted, Señor Arcipreste?
Un ladrillo. El ladrillo para levantar la Torre... y la
Torre tiene que ser alta... alta... alta...
hasta que no pueda ser más alta.
Hasta que llegue a la última cornisa
de la última ventana
del último sol
y no pueda ser más alta.
Hasta que ya entonces no quede más que un ladrillo solo,
el último ladrillo... la última palabra,
para tirárselo a Dios
con la fuerza de la blasfemia o la plegaria...
y romperle la frente... A ver si dentro de su cráneo
está la Luz... o está la Nada.

León Felipe

Lucas A. dijo...

Gracias MM por Deleuze y gracias Wint por León Felipe! Buena semana!Salut. L.