23 jun. 2011

Decía Beatrice


Adjunto partes de una nota de B. Sarlo, en La Nación de hoy. Es una buena manera de empezar, o seguir, la discusión sobre la vertiente de híper-presidencialismo exacerbado que ejerce CFK, con su modo de acción cada vez más verticalista; secreto; inaccesible; sólo abierto a la presencia de políticos "propios," empresarios y sindicalistas leales; con un discurso verticalista, de arriba-abajo, que va en una sola dirección; en donde no se escuchan o toleran voces disidentes (siquiera marcando matices de diferencia -que son inmediatamente fulminados, y sus autores castigados). Una modalidad de acción que se distingue por la máxima concentración de la decisión política, máxima concentración de la decisión económica. Para quienes defendemos un control colectivo de la política y de la economía, no se trata de un modelo especialmente atractivo.

Van los fragmentos de la nota sarliana:

Todo está puesto para la campaña de Cristina Kirchner. No sólo la intención de voto que le asignan las encuestas; también el Frente para la Victoria y sus aliados, como Martín Sabbatella, para lo que guste mandar. Y el Estado argentino está a sus órdenes electorales.

Hay algo sin principios en el manejo de la propaganda oficial, algo que lastima la sensibilidad de quienes no son kirchneristas y, seguramente, de algunos partidarios del Gobierno. Hay algo turbio en la maquinaria de publicidad oficial. Afiches de la noche a la mañana, primero con los tres candidatos a jefe de gobierno de Buenos Aires; ahora, con la fórmula beneficiada por la voluntad presidencial, y únicamente por ella...

El Estado se ha puesto al servicio de una agitación electoral que hasta ahora ha pasado por el cuerpo de la Presidenta; por su duelo, por sus invocaciones al Gran Ausente; por el uso irrestricto y agrandado de la primera persona; por la mezquindad, el desprecio y el sarcasmo con que alude a quienes no forman parte de su bando.

El gobernador de Santa Fe, Hermes Binner, se ha convertido en su enemigo porque se atrevió a ser candidato. Apareció como una efigie de estampilla en el acto del 20 de junio en Rosario. Cristina Kirchner no quiso que el gobernador hablara. Si lo hubiera querido, habría enviado instrucciones a los muchachos de La Cámpora para que se callaran mientras Binner decía su discurso. ¿En qué podía perjudicarla que el gobernador hablara? En nada. Fue un acto de caprichosa ocupación total del Monumento a la Bandera y de manejo concentrado del micrófono. Ni medio segundo de cadena nacional para un gobernador; toda la cadena nacional que se le dé la gana para ella misma.

A Cristina Kirchner le gusta el suspenso porque le permite tener a todo el mundo pendiente de su albedrío y no abandonar jamás las decisiones en un campo que no le responda por completo. No tolera la indeterminación, que es una dimensión del presente. Esconde sus decisiones para que sean los otros los que vivan en la indeterminación: el poder manejado desde el secreto...

Con esta puesta en la escena pública de sus emociones, la Presidenta se mostró conocedora de las estéticas televisivas, que hacen brillar el pliegue de lo personal incluso en el acto donde se anuncia "milanesas para todos". Esa simbiosis de lo privado y lo público es una marca a fuego de la cultura actual y Cristina Kirchner descolló en la dosificación exterior de sus sentimientos. Decir esto no implica pasar por alto su duelo, pero, como sucede en las familias más respetables y en las mejores repúblicas, también hay malicia y manipulación. Los candidatos aceptan que las listas de diputados y legisladores les vengan hechas con la firma de la Presidenta; Filmus acepta de buen grado no hablar en el acto donde se presenta como candidato a jefe de gobierno. Todos se abrazan y se necesitan. Y, por ahora, hay una sola jefa.

La nota completa, acá

10 comentarios:

Anónimo dijo...

ay Roberto! lei la nota y es mas para VIVA que para la nacion. Es una nota dirigida a doña rosa, para que se enoje por las infulas de la reina cristina.
La clave la tiene adrian ventura (mismo diario hoy) señalando que se viene una modificiacion constitucional.
Imagino que sobre los males del hiperpresindecialismo no se va a discutir nada.
Victor hugo gonzalez

Max Power! dijo...

Interesante. Yo sigo pensando que hemos de terminar con este presidencialismo nefasto. Un parlamentarismo 'aggiornado' puede ser la mejor vía para terminar con los caudillismos institucionales. Un abrazo, Roberto!

Anónimo dijo...

Porque las decisiones de alianzas y candidaturas en otras fuerzas son decididas en asamblea. Por nombrar a candidatos simpatizados en este blog, no sabia que Altamira y Solanas eran poco personalistas...

sl dijo...

Suscribo su crítica a la publicidad oficial, y al abuso de los espacios de comunicación pública. Como siempre, escribe bien, pero siento que las frases célebres borgesianas con las que intenta sorprender no son muy efectivas: "no tolera la indeterminación, que es una dimensión del presente". Como frase filosófica, por cierto, no la comparto. De hecho la historia de la filosofía ha gastado ríos de tinta tratando de explicar la paradoja de porqué somos libres pese a que la experiencia del presente está atravesada por las categorías a priori de la causalidad. En fin.

Anónimo dijo...

Pobre Beatrice!!!
No encontró el proletariado británico para hacer la pura revolución mao-marxista-leninista-guevarista y decidió que el peronismo incorregible es el culpable de que el protagonista de la historia no se asuma como tal.
Qué se le va a hacer, este nazifasciojapocorpopochavocastropopulismo nos lleva a la catástrofe!!!
Que la República de los Soviets nos libre y guarde!!!!
Conmigo no Beatrice, conmigo no!!!
Abrazo de gol de River que los necesitamos como Ricardito necesita votos (no importa qué piensen, el pragmatismo blanco vale, el de los negros peronistas, no)
Ernesto

Anónimo dijo...

mezcla de público-privado, totalmente, no es novedad, no es original aunque sea beatrice. Pero los demás ribetes de la nota son de un chismerío que necesitan del tipo de traducción política que se hace en la introducción. Sarlo tensa tanto la cuerda que se queda afuera del debate, así como lo reclamaba.
además, no era que había que reparar en la psicología de carrió? ahora vamos por la psico de cristina?

Anónimo dijo...

Escribite algo sobre el desalojo de los docentes de Santa Cruz, Garga. Abrazo

Anónimo dijo...

Che Llach, poeta peronista de peron si el Kirchnerismo es la etapa superior del gorilismo la izquierda de Gargarella que es?

andresvas dijo...

Roberto, sos un hombre piadoso, la parte que publicaste de la nota está razonablemente bien (aunque siempre sólo un rengloncito a todas las porquerías del Pro para legitimarse de cara a toda una nota entera que va para el otro lado). Ahora todo lo que sigue de la nota que no pusiste en el post(sobre Filmus y TN) se inscribe en la tradición de la más abyecta propaganda al mejor estilo Apold, plagada de chicanas medias verdades y omisiones (además de infinitas pavadas prepolíticas al estilo Filmus debe ir a debatir a TN porque ¡¡¡lo trataron bien hace dos semanas!!. Confirma que el problema no está en un (mefistofélico) lado emisor del mal absoluto sino en todo un sistema de poder que funciona así, ¿o no es propaganda siniestra llenar los programas de TV y radio con publicidad del Gobierno de la Ciudad, tener a la mayoría de los periodistas comprados diciéndole Mauricio haciéndole chistecitos de Riquelme, etc.etc. Es una nota sobre mal uso de publicidad, propaganda e igualdad gobierno/oposición, no se puede hablar sólo de una parte, el propio recorte es una manipulación de la verdad. Y por favor no digamos que es un pobre gobernador local de la intendencia de Charata Chaco, es parte del núcleo del principal poder opositor lo que hace totalmente pertinente y necesario que se hable del asunto si se pretende analizar el problema en su conjunto.

Anónimo dijo...

tenia razon victor hugo gonzalez al decir que sobre los males del hiperpresidencialismo no se hiba a discutir nada.
victor hugo gonzalez