12 sep. 2013

La moral socialista (Allende)




Miraba ayer, extasiado una vez más, la extraordinaria película "Salvador Allende," de Patricio Guzmán, y volví a sorprenderme, entre tantas cosas, con las invocaciones permanentes de Allende, a la rectitud de conducta y la moral del socialista. En tiempos en donde criticar la corrupción genera risas y críticas ("honestismo"); en donde se piensa que la defensa de alguna política bien merece pagar el precio de la deshonestidad de los principales funcionarios, Allende predicaba y practicaba lo contrario, en una demostración más (como si fuera necesaria) de que otro mundo político era posible. Aquí, el gobierno y sus aliados se ríen de las cuestiones "morales" y han convertido en acusación e insulto al propio término (la interesante revista Crisis titula su último número "El monstruo de la moral", y vuelve a la carga contra quienes pretenden vincular moral y política: los ridículos de la historia).

Volví a sorprenderme ayer, cuando volví a escuchar a Allende hablando de su gobierno, y haciendo una encendida defensa de sus políticas, subrayando siempre la incondicional rectitud de su gobierno y la moral del pueblo chileno. Le resultaba inconcebible una política que no estuviera basada en una ética. Su política no era la ética, pero hubiera sido nada sin ella. No se trata de reconstruir a Allende como el gobernante de la moral, sino de insistir en que política y conducta deben ir de la mano, y que una cosa sin la otra pierde sentido. 

Es notable que desde el primer minuto hasta (exactamente) el último -sus últimas palabras- el discurso de Allende en la materia fue siempre idéntico a sí mismo. Así, en una de las primeras entrevistas luego del triunfo obtenido sostuvo, por ejemplo:

"En la noche de la victoria, se juntaron 200 000 personas, y no hubo un vidrio roto, no hubo un automóvil dañado, no hubo un adversario nuestro que pudiera decir que lo ofendimos, ni siquiera de palabra...Sobre la base de un gobierno recto, moral, en que no haya privilegios ni granjerías para la minoría, el pueblo va a responder. Ese es el gran aval que tengo yo: la entereza, el patriotismo, y la moral del pueblo chileno."

Y de modo impresionante, mientras caían bombas sobre La Moneda, mientras se incendiaba el palacio de gobierno, mientras terminaba con muerte y dolor su mandato, a instantes de entregar su vida, Allende articuló su último discurso al pueblo (el mejor discurso político de la historia?), y concluyó diciendo: 

"Estas son mis últimas palabras, teniendo la certeza de que el sacrificio no será en vano. Tengo la certeza de que, por lo menos, habrá una sanción moral que castigará la felonía, la cobardía y la traición."

Caía el fuego sobre su cabeza, el enemigo se llevaba su gobierno y su vida, y Allende   moría sin pedir venganza, firme en sus convicciones, con una certeza: "una sanción moral castigará la felonía, la cobardía y la traición" de los enemigos del gobierno justo. El tiempo le dio la razón, la sanción moral para los enemigos llegó, y él, por haber impulsado cambios radicales anclado en un inconmovible principismo, pasó a la historia grande.

13 comentarios:

Andrea dijo...

El dolor es muy grande... de que America latina haya perdido este hombre gigante tan prematuramente, junto con la gran oportunidad de hacer posible en territorio latinoamericano por primera vez un socialismo real, el socialismo real que hasta ahora solo un visionario como allende fue capaz de impulsar y poner en practica... Su perdida es y sera por siempre incalculable y el dolor infinito...

andresvas dijo...

no será posible analizar y criticar si correponde la corrupción de un gobierno y al mismo tiempo el contenido de sus políticas sin mezclar todo, que se yo Alfonsin juzgo a las juntas y lo tenía al Coti Nosiglia, son dos cosas separadas¿no?
Podés ser honesto y estar en contra del aborto, por lo tanto de derechay corrupto y estar en contra, por lo tanto de izquierda y así puede haber mil ejemplos.

rg dijo...

pero es que no se trata de eso, juzgá al gobierno como se te ocurra. se trata, para mí, de reivindicar la vapuleada moral socialista y la moral de la izquierda, que algunos ahora denostan y otros creen que es un puro verso. allende fue un gran ejemplo de como vincular moral y politica de izquierda

andresvas dijo...

pero yo creo que por un momento deberías olvidarte de vincular todo al debate sobre el gobierno e intentar entender qué puede haber de interesante en el argumento sobre el honestismo en su mejor versión y expresado de buena fe, no por alguien que lo quiera usar para tapar la corrupción de nadie.
Como en tantas cosas, se trata de una cuestión de sobre qué asunto se pone más énfasis no en absolutizar un argumento para llevarlo al ridículo. El argumento sobre el honestismo propone que lo que importa para el progreso de la discusión política es la precisión programática e ideológica,la discusión sobre esos contenidos, avanzando en diferenciar las propuestas medidas de esa manera, por oposición a una tendencia muy generalizada en Argentina (y para mí bastante poco política) de diluir todas los debates para reducirlos al tema de la corrupción. Expresado de buena fe ese argumento no apoya la corrupción, ni la banaliza, sino que propone prestar atención al debate programático y de contenidos.
Me parece mejor entonces discutir con ese argumento y no con su caricatura (eso siempre va a ser pan comido), qué piensa el tipo que te habla de la corrupción de cobrar impuestos a los ricos, del aborto,del consumo de drogas, de la relación Iglesia/Estado, de la democracia sindical, etc. (no cito ejemplos de todo esto porque me parece que justamente sería caer en lo que estoy proponiendo que no caigamos).

rg dijo...

es que lo del honestismo me parece una pena. lo único que me interesa de la cuestión es reivindicar una tradición de izquierda de cambio político y moral. todo lo demás, en este momento, me interesa poco, me suena mentiroso. no lo digo por vos, y acepto que haya gente que repudia el discurso anticorrupción

andresvas dijo...

1)no hay como construir una tradición de izquierda sin (una costosísima) precisión programática, hacer un Resto del Mundo anticorrupción es lo más lejano a poder llegar alguna vez a eso.
2)fijate que el que empezó (que yo recuerde) con la idea del honestismo es Caparrós que a)está lejos de ser corrupto, procorrupto /tapacorruptos, y es además un tipo que reivindica ser de izquierda y obviamente está lejos de ser k.

rg dijo...

pero es que me parece que así no interesa pensar la cuestión. así lo plantea el poder "a ver cómo (y si son capaces) de construir la alternativa". yo nunca voy a construir nada políticamente, mucho menos un partido, siempre voy a estar en partidos minoritarios y perdidosos, ni me planteo cuál es la forma de construir la alternativa ganadora. sí me interesa, en cambio, insistir en que la idea de que hacer política inundado en la corrupción no me interesa en absoluto, y que la izquierda, en algunos casos, trató de hacer otra cosa, y era interesante plantearlo así

andresvas dijo...

supongo que desde un partido, desde tu cátedra desde una ONG desde un grupo de presión o desde donde fuere, te interesa promover y alentar la toma de conciencia sobre tus ideas y valores para que se pongan en práctica. Nuevamente estás asimilando honestismo a justificación de la corrupción,todo bien si pensás eso, yo creo que es más interesante pensarlo como una manera de pensar las cosas que también, como vos, pretende,al menos en los que actúan con buena fe, desde donde fuera promover la puesta en práctica de un programa de izquierda, que no piensa que para eso haya que ser corrupto o avalar la corrupción, pero que es más efectivo (y claramente más costoso políticamente)promover que se transparente la definición programática y no su dilución en el océano anticorrupción donde nada cualquiera. Insisto con esto porque sigo viendo que sólo podés verlo como una propuesta de "hacer política inundado en corrupción" que volviendo a mi punto inicial, es discutir con la caricatura (de nuevo, pan comido) y no con la mejor versión del argumento,lo que me parecería mucho más interesante, en particular porque frecuentemente vos proponés alentar el debate de las cuestiones del modo más amplio y fundamentado posible y acá te quedás con la caricatura.
¿Quién te va a decir que sí quiere hacer política inundado en corrupción?, ya te contestaste con tu propia formulación. Hacé la prueba, fijate cuántos candidatos proponen acabar con la corrupción (todos) y cuántos proponen permitir el consumo de drogas, fiscalizar la situación en las cárceles, reformar ganancias o aumentar aportes patronales, permitir el aborto, etc. (muy poquitos aunque sea una sóla de esas cosas). Creo que por ahí pasa una mejor versión del argumento del honestismo que vos insistís en caricaturizar.


















rg dijo...

creo que a alguna gente (no a vos) lanata se le cruza en la garganta, e inventa cualquier cosa para desacreditar a quienes los molestan desde ese lugar , llamese carrio , lanata o quien sea, una es loca, la otra vendido. y que se maten entre ellos. el kirchnerismo me repudrio, por eso el recuerdo de allende y su idealismo me atraen, me ayudan a salir un poco de la discusion boba de acá. escucho "mediatiico" o "republicano" y cambio de canal, están locos

martha dijo...

Soy psicologa lo he dicho mucho en otros posts y lo vuelvo a recalcar ahora, me doy cuenta que mi matriz conceptual es muy distinta de todos aqui y es como si "pensara en otro idioma" Cuando me hablan de discurso ideología o lo que sea solo pienso en discurso manifiesto y eso solo me mueve a pensar en cual es el discurso latente. No podría escuchar aunque quisiera el discurso de nadie sin tener la oreja pegada en lo que "hay por debajo" Nadie dirá nunca Vivamos inundados de corrupción, pero qué es lo que no dicen? Que es lo que está flotando cuando un puntero te invita a sumarse a su proyecto para la victoria? Lo que te dice es que te sumes a esa fuerza política que luches por la victoria de ese grupo y luego ese grupo se encargara de hacer avanzar tu proyecto personal que incluye a ver, por decir algo, tu cuatro por cuatro tu casa de fin de semana tus viajes profesionales, tus contratos tipo coto de caza para que tengas tu estudio funcionando a full y consigas prestigio. Y un cierto margen de impunidad para que hagas eso ya que claro los contratos las licitaciones deben estar un poco inlcinaditas para que sean para los nuestros y no para los otros.
Entonces que es un político en esta máquina humana? Un soldado una fuerza de choque que va a dar una batalla para obtener un botin y en ese botin esta el logro personal los beneficios personales. La ideología es una excusa la única finalidad es el logro del poder.
Frente para la victoria es eso, no es frente para la igualdad ni para la justicia ni para la resurreccion de Mahoma es frente para que ganemos y luego repartamos.
Muchachos y chicas, no me vengan con el verso de la revolucion que no significa nada no significo nada nunca. Segun mi humilde punto de vista claro.
Entonces para mi los valores, (para mi gusto Valores) no son cualquier verdura no es un plus innecesario del combo ideologico. Los valores humanos son la base de esto.
Cuales son tus valores de vida que esta al tope? la 4x4? la jefatura de catedra? Exito y reconocimiento y money mucha money? No hablemos mas no me vengas con el verso de la emancipacion y de la liberacion.
Si tus valores incluyen rescatar a otro ser parte de un nosotros inclusivo, si tus valores significan caminar pro la calle y no ver un tipo tirado en la vereda aunuqe llegues a tu casa y te espere una maquina vieja de cafe con un pan duro en la heladera... Si esta primero el otro antes que vos y tu proyecto y tus cositas entonces hablemos de ideologia.
No es secundario cuales son tus valoers es algo nuclear, o atómico. Qué se yo. Saludos

andresvas dijo...

pero estaba tratando de discutir el argumento, no de hacer catarsis, ya sabemos que los ladrones son ladrones y que todos juntos es una asociación ilícita,¿qué nos agrega repetir por millonésima vez eso?

cc.martha dijo...

Es lo que trato de explicar andresvas: para mi carece totalmente de sentido la discusión de argumentos sin considerar las motivaciones y los objetivos no manifiestos del grupo social que esta intentando acceder al poder. No estoy repitiendo que este mal que los ladrones roben (hace falta aclararlo?).
Si una agrupación XYZ te pone un anzuelo con la frase "sumate para que ganemos [...]porque despues que ganemos todo lo demás viene solo" Frase textual escuchada por mi en una Unidad Basica. Entonces explicame que sentido tiene que discutamos o trasparentemos ninguna ideología. Si todas las acciones u omisiones de esta agrupación social estan apuntadas al logro de ganar las elecciones, y las motivaciones individuales de sus actores son prioritariamente individuales.
Eso yo no lo puedo observar claro esta.: no podes meter un escaner en la conciencia de cada uno pero podes observar su comportamiento y sacar conclusiones. Cuando negocias las leyes Blumberg, cuando implementas un proyecto X, cuando todo y absolutamente todo lo que haces tiene una finalidad electoral y solo electoral porque primero es ganar para luego la promocion el ascenso social y los beneficios a lo que el proyecto político esta absolutamente supeditado y no queda el minimo margen para nada mas. Entonces de que ideologia hablamos? Que sentido tiene hablar de ideologías? Hablemos primero de valores. Cuales son tus valores personales a la hora de hacerme una propuesta política?
Primero eso. Después lo demás.
Si me decís yo quiero mi progreso pero subsidiariamente un proyecto politico entonces no me hagan perder el tiempo: queres tu progreso como lo quiere Grobocopatel. Si me decis : para mi la republica es un orden superior a lo demas o la libertad o la igualdad o cualquiera sean tus valores entonces hablemos del marco ideologico que va a realizar esos valores personales que sustentas.... sino estamos perdiendo el tiempo. Estamos realizando un futil ejercicio intelectual.
En cuanto a lo de Caparros a su Honestismo yo le debo replicar Cualquierismo. Largas cualquiera por un Diario porque suena bien y por hay alguno te aplaude.

cc.martha dijo...

Por otra parte y en una reflexión posterior me doy cuenta que esta postura, la de denunciar el 'honestismo' tiene una base filosófica -bha toda lo tiene en realidad- que es la misma de la corriente neoliberal, que supone que la suma de egoísmos individuales puede llevar al bien común de todos.
En este sentido me animo a pensar que el neoliberalismo ganó una batalla cultural en algunas cabecitas que se dicen neoprogresistas y no saben que son fieles seguidores de Adam Smith.
Por eso me sorprende esa actitud de tachar -sacar- los valores "de lo que realmente importa en el juego político" como aquellos en la facultad que tachaban la mitad de las fotocopias diciendo esto esto no esto no, hasta aqui..... y que se digan progresistas...asi de una sin detenerse a pensar lo que estan largando por un medio de comunicacion. O sea, decir cualquiera y pretender que los demas lo acepten como la gran revelación.