15 sep. 2013

Hilb, otra vez

Muy buen reportaje da Claudia Hilb, acá. Por ejemplo:


"Cuando habla [Adolfo] Scilingo, lo condenan a mil y pico de años de prisión en España; acá, para mi estupor, todo el mundo aplaude, y yo me digo: "Después de esto no va a hablar más nadie". ¡Se entiende que no vaya a hablar nadie más! En condiciones en las que hablar no representa ningún beneficio para los perpetradores, y sólo puede aumentar su riesgo de ser inculpados, es casi imposible que se produzcan otras confesiones como la de Scilingo. Lo cual, por otra parte, tiende a reforzar el discurso monolítico, plagado de clisés e ideologemas, por parte de los agentes del terror estatal, y a evitar toda posibilidad de que también de ese lado aparezcan grietas en el discurso. A mí el discurso "oficial" de justificación del terror de Estado no me interesa para nada; pero sí me interesa el resquebrajamiento de ese discurso, y que aparezcan voces que nos permitan entender."

3 comentarios:

Hurtado dijo...

Muy bien Hilb una vez más.

Sin embargo, y a pesar de entender hacia donde va, la violencia actual en el conurbano es esencialmente política.

ccmartha dijo...

Es muy extraño el discurso de Claudia. Propone a los perpetradores como los poseederes de la verdad, la cual preservan, y resguardan de la luz publica. A las víctimas como responsables al menos parciales de la voluntad de los perpetradores (de haber cometido los crimenes de lesa humanidad). Y como obstaculizadores de la verdad al no permitir "arrepentirse" a los victimarios mediante la confesion publica de sus culpas.

Realmente. Es muy extraño. Nos invita a imaginar en este reportaje y en el otro documento ( del seminario 2.0 en este foro sesion 1 youtube dos adjuntos) el "resquebrajamiento del discurso cristalizado" con una pequeña dosis o una dosis mas o menos interesante del jarabe de la impunidad. Y luego el arrepentimiento. Porque los victimarios son como bebes que necesitan que nosotros los facilitemos para que ellos puedan hacer ese proceso de arrepentimiento.

>La tortura los linchamientos las ejecuciones sumarias tienen antecedentes mucho mas atrás de la violencia de los 70, los guerrilleros deberian responder por sus crímenes pero no les pidan que respondan por los crímenes del estado (tal como HC."Que asuman su responsabilidad en el horror q vino" según sus palabras )

La información negociada para la obtención de un bien mayor-la identidad de un nieto-esta perfecto, pero la verdad fáctica es la que sale de una investigación judicial no de la confesion publica de los pecados de nadie.

Sería excesivo que diga ese tipo de confesiones me remite a Torquemada. Excesivo sí, pero los inquisidores también querían salvar el alma del condenado. Pero no excesivo compararlo con la imagen eternizada en la tapa de la naranja mecánica. El delincuente con sus ojos abiertos, pinzados para contemplar la verdad de sus crímenes.

El delincuente amarrado a esa silla nos causa horror y compasión. Demasiado lejano pero yo diría que no tanto. Todo parte de una postura filosófica que supone que nosotros tenemos derecho a acceder a la conciencia del condenado.

Anónimo dijo...

La jueza Servini pide la detención de cuatro españoles por torturas en el régimen de Franco

¿Que tul? ¿Como leer este noticia desde el caso scilingo?