3 feb. 2014

Banalizarlo todo


Mempo G. concluye su paupérrimo “análisis” político de hoy (aca), con uno de los párrafos más ingenuos y/o malintencionados de los últimos tiempos, sugiriendo que cualquier movimiento por fuera del kirchnerismo, volverá a traer una versión radicalizada del menemismo, y listo. Dice M.P.:

 “Todo eso deja en claro lo que no dicen: que si se hacen del poder este país volverá a las privatizaciones y tercerizaciones, ilícitos sin prensa, corrupción silenciada (que es peor que la que hoy al menos llega a los tribunales), entrega del patrimonio y eliminación de los subsidios de contención social. Y obviamente intentarán revertir la política de derechos humanos”.

 Como si la historia se repitiera a tontas y a locas; como si las fuerzas sociales no contaran; como si todos fuéramos zombies que adormecidos seguimos lo que dicen los medios; como si la política de derechos humanos se pudiera suprimir sin más, luego de más de treinta años de lucha contra la impunidad; como si el kirchnerismo no fuera lo que es, ni estuviera aliado con quienes está; como si en la época de las privatizaciones enloquecidas los Kirchner hubieran estado del otro lado; como si en los tiempos de la entrega neoliberal la prensa no hubiera denunciado al menemismo todos los días; como si hoy los tribunales tuvieran libertad para avanzar en las causas contra la corrupción; como si hoy el patrimonio estuviera en manos nacionales; como si hoy algún partido fuera tan suicida como para recortar los módicos subsidios sociales que existen. Hace mucho que no veía 4 líneas de análisis tan lamentables.    

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Es la desesperación que en los amanuenses de palacio produce el fin de ciclo y la pérdida de los beneficios que el régimen les otorga. Me imagino que el conflicto psíquico por el cual deben atravesar es enorme. Por lo demás, son palabras de desesperación que ya no asustan a nadie.

rg dijo...

si, pero no quisiera reducirlo a eso

l.t.m. dijo...

Yo he leído el artículo de Mempo Giardinelli y quiero llamar la atención sobre un punto.Me alarma cuando dice que desde el gobierno "critican a los productores agrarios que retienen millones de toneladas de soja, pero no reabren la Junta Nacional de Granos, que durante muchos años fue el organismo regulador de las exportaciones granarias y hoy pondría en su lugar a más de un chúcaro"
He visto este reclamo por todas partes y anoche en el canal de cable de America un vocero un tal Lopez con gesto de fruicción anunciando que Capitanich les daba un ultimatum a las exportadoras.

Esto es grave porque es obvio que el gobierno no nacionalizará el comercio exterior, no tiene capacidad para hacerlo no tiene la logística y jamás podría conseguir los precios de éstas. Tampoco puede incautar a los productores, no con sus funcionarios corruptos a la cabeza.

Pero no me extrañaría nada pero nada que crease una instancia entre las cerealeras y los productores para que éstos estén obligados a liquidarle el grano al gobierno. Y ellos negociar con las exportadoras corruptamente obvio. Etchegaray está deseperado por agarrar este bocado y presiona para ello.

Si esto se hace se arruinaría el mercado de futuros de granos y un delicado equilibrio que existe, entre corredores productores molinos exportadores etc. Que no será el mejor pero el gobierno metido allí solo significaría la ruina para el agro para los pequeños y medianos productores.

Resultaría en un gran negocio para las exportadoras que nada mas tendran que arreglar a un par (o mas de funcionarios) y beneficiarse. EL gobierno nunca jamás enfrentó a los poderosos siempre les entregó a los más débiles.
El gobierno se aseguraría que le liquiden las divisas porque los pequeños no tienen capacidad de resistir ni de acopiar mucho tiempo.

Aetndiendo a la historia de corruptela y el deleite por la burocracia de este gobierno ya no me sorprendería nada. El peronismo le hizo mucho daño al país dejándolo sin energía si encima de ésto arruina a los pequeños productores creo que sí vamos a una confrontación segura.

Espero que mis simples especulaciones no encuentren ningún reflejo en la realidad

Anónimo dijo...

RG: Honestamente, no sé por qué te molestás en replicar a Mempo. Mempo es un buen escritor, nada más que eso. Como analista político, siempre dejó muchísimo que desear. Y cuando digo "siempre", quiero decir "aún antes de este gobierno". Recuerdo, por ejemplo, cuando iba al programa de Grondona y criticaba al menemismo. Aunque en ese momento uno compartía el objeto de crítica, no había forma de que compartiera los argumentos que vertía Mempo, que eran tan ingenuos como los que vierte ahora. Claro, ahora ni siquiera comparte uno el objeto de alabanza. Pero no nos confundamos, la ingenuidad política de Mempo es la misma que lo llevó a apoyar a la Alianza...

El Imparcial del Norte

rg dijo...

tenes razon

Eduardo Reviriego dijo...

Mempo se equivoca, y feo. Para asustar a la gente no es necesario invocar los fantasmas del pasado. Es suficiente para abrir bien los ojos, y observar lo que ahora está sucediendo, y no precisamente por culpa de los malos.

juan dijo...

ademas agregaria....como si este gobierno hubiera hecho algo con los desaguisados que cometio MENEM...seguimos pagando peajes en rutas destruidas,donde unos puestitos recaudan vaya uno a saber para quien y que nunca se dignaron a construir las obligatorias colectoras, ademas de tener tarifas alejadas a lo que la ley dispone....seguimos hasta hace solo unos meses(siendo estos gobierno ya hace 11 años) con ferrocarriles destruidos, desinvertidos, peligrosos, costosisimos para el estado(mas que antes de privatizarlos)y con mucho menos kilometros de servicio y muchos menos empleados, seguimos soportando la mala calidad que implica la tercerizacion en todo tipo de empresas de servicios publicos y los empleados de esa politica sufriendo la baja calidad laboral,seguimos con una caja de jubilaciones saqueada solo para satisfacer la necesidad del gobierno de comprar voluntades,seguimos soportando una YPF vaciada y en proceso de vaciamisnto futuro, seguimos y seguimos

Alejandro Kafka dijo...

Claro, RG, no lo reducirías a eso ("la desesperación de los amanuenses"); lo reducís directamente a que MP es un ingenuo. Menos mal, ya que dudabas en tu acusación primera entre la ingenuidad y la mala intención que le cabría.

Pero más bien esa duda le cabe a tu afirmación de que en su nota MP está "sugiriendo que cualquier movimiento por fuera del kirchnerismo, volverá a traer una versión radicalizada del menemismo, y listo". Y es tuyo, sólo tuyo, el empleo de la palabra "cualquier", completamente ajena a lo que está haciendo referencia Giardinelli.

La historia no se repetirá a tontas y a locas, pero sus actores se reinventan y perfeccionan, para bien y para mal.

Anónimo dijo...

Se crítica a Mempo por abstracto y... Qué contenido concreto refiere la expresión "sin tener en cuenta las fuerzas sociales". Su artículo es claro se refiere a los que especulan y a los medios de comunicación que los apoyan y a los políticos que conceden. Pero es poco antikirchnerista siquiera mencionar a los poderes facticos (¿carecerá esto también de contenido?)

andresvas dijo...

"como si en los tiempos de la entrega neoliberal la prensa no hubiera denunciado al menemismo todos los días".
Me parece que en ese tiempo la prensa no denunciaba nada relevante vinculado a lo que vos llamás entrega neoliberal, sino más bien casos de corrupción más o menos pintorescos,o criminales como la explosión de Río Tercero pero no precisamente la citada entrega neoliberal. Lo de Giardinelli es disparatado, por eso ni me detengo a comentarlo,me interesaba esto

rg dijo...

andres, tu problema entonces es con el, que habla de "ilicitos sin prensa y corrupcion silenciada." durante el menemismo eso se denunciaba toooodos los dias.

GerardoD dijo...

Mempo no es tan ingenuo. O si lo es, para mantener viva su ingenuidad, miente a mansalva para inventarse argumentos falsos. "Corrupción silenciada" durante el menemismo? Justamente algo que no se puede negar fue la amplia difusión periodística y cotidanas denuncias contra los múltiples actos de corrupción del menemismo. Esa sola pero flagrante mentira es suficiente para invalidar prestarle alguna seriedad a la lectura del artículo de Mempo