17 sep. 2014

Apoyo a Insfrán: lo que realmente importa

Podría amonestarlo en público; decirle que nunca más -nunca más- ose tocar a las comunidades Qom; señalarle sutil pero claramente que levante las intrusiones y persecuciones desde los servicios de inteligencia locales; amenazarlo con restricciones presupuestarias (como lo han hecho cientos de veces con Scioli o Binner), pero en nombre de causas justas, obligatorias (asegurar los derechos de los que están sin vivienda, los derechos de los que atienden escuelas precarias). Pero no, como siempre en estos diez años, nueva visita, nuevo apoyo incondicional al represor Insfrán, y desmentida pública de todas las críticas que recibe: a reírse junto a quien reprime, persigue y mata. Así se construye miseria; así se recortan derechos en el país de los derechos; así se fortalecen los dueños de la tierra. Una gran imagen de lo que significaron 10 años de kirchnerismo: todo lo demás es cuento.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Ya no se oculta mas el afano, ahora se muestran juntos, cual barrabravas, como diciendo mirá que somos peligrosos, somos la mafia, esto es cosa nostra

Eduardo Reviriego dijo...

Da la idea de que Cristina no se tragó el acto de La Cámpora, y sale a buscar votos sosteniendo a un impresentable señor feudal, aunque dicen que en la Edad Media los vasallos no lo pasaban tan mal como en Formosa.

Anónimo dijo...

Lo que muchos no advierten es que se esta mandando un mensaje a apenas una semana del informe de PPT, "no se metan con nosotros porque les va a ir mal." El incendio a la camioneta del Concejal fue todo un mensaje en ese sentido. Así se manejan los códigos mafiosos. Tampoco hay que olvidarse que Insfran es un gigante con pies de barro. Su imperio se caerá como un castillo de naipes el dia que un futuro gobierno decida investigar la corrupcion. Son varias provincias donde estan instalados estos feudos familiares que cuentan con mucho poder, cuentas millonarias en el exterior, etc y la protección de todos los poderes. La democracia sin frenos se convierte en totalitarismo.

Gustavo

Hector Copelli dijo...

Excelente los comentarios que enfatizan acerca del feudalismo. Gracias a Dios que tenemos las provincias grandes (Bs As.; Córdoba; C A B A.; Sta Fe, Mendoza) que no son feudales como las demás. Por otra parte es de notar que las dos presidencias más notables en los últimos 25 años (Menem y Kirchner) salieron de provincias con baja densidad de población. Según mi entender esas provincias pequeñas son fábricas de señores feudales que luego pretenden trasladar sus malas costumbres al estado nacional.

fahirsch dijo...

En las elecciones provinciales de 2013 el partido Justicialista se presentó con dos listas para elegir 15 diputados provinciales. Una de ellas tenía 51 sublemas. Leyeron bien: 51 sublemas de listas idénticas para elegir 15 cargos.