24 sep. 2014

J.F.Díaz: Pequeños milagros

Hace muchísimos años, con la vuelta de la democracia, y cuando el país empezaba a salir de su pacatería represiva, un joven amigo trabajaba como musicalizador en una radio perdida, en un horario inhóspito -alrededor de la medianoche- en un programa de muy baja audiencia. Mi amigo llevaba adelante su tarea con gran alegría, convencido de lo que hacía, y comprometido con su trabajo: básicamente, pasaba los discos que necesitaba o le requería el conductor del programa. Sin embargo, de tanto en tanto, en los vacíos que el conductor no llenaba, en los huecos en que la programación le dejaba margen para la improvisación, él "metía un disquito" raro, inesperado, algún tema hermoso e inusual para la radio, para ese programa. Podía poner, por caso, Vete de Mí, cantado por Virgilio Expósito- y esa tarea subrepticia, casi clandestina, lo hacía feliz. Mi amigo pensaba -y me lo decía seguro de lo que decía- que de ese modo ayudaba a cambiar al país, a mejorar de una vez por todas nuestra democracia. Venía entonces y me comentaba: "No sabés anoche lo que hice" -había llegado a intercalar, no sé, Cantata de Puente Amarillos, de Pescado Rabioso- y me revelaba su travesura festejando íntimamente, radiante por fuera. Como en el poema Los Justos, él era de esas personas que, sin saberlo, estaban salvando al mundo.

Me acordaba de esta historia hoy, mientras volvía a toparme, por azar, con el programa de Jorge Fernández Díaz -escritor, editorialista dominical de La Nación, férreo antikirchnerista- en Radio Mitre, de 9 a 12 de la noche, Sentimientos Encontrados. Es la segunda vez que lo escucho y me encuentro una vez más con lo mismo, y no lo puedo creer: JFD se pone a leer un artículo, una historia, un cuento, y pasa el tiempo, media hora, una hora, y sigue leyendo. Radio Mitre, Fernández Díaz, 9 de la noche, y se escucha a alguien leyendo, leyendo bien, con linda música de fondo, y no entran las propagandas, y la voz es suave, y la historia es vital, verdadera. Cuánto se agradece¡ Un pequeño milagro¡

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Jorge FD.

Anónimo dijo...

estimado roberto. Prefiero ponerme a hablar de las bondades de la interrupcion del embarazo ante la liga de madres -y padres- por la vida, del opus dei, antes que criticarte una (recientemente descubierta) preferencia personal. Y hacerme cargo de las furibundas réplicas luego.
Sin embargo haré una Excepción con JFD.
Sí es cierto, tiene un programa interesante en la mitre a cierta hora después que termina el insufrible (no me acuerdo como..¡Eliaschev!) pero que lo escucho igual porque ahora el tato yang lo hace más palatable,...Más bien lo dejo ahí haciendo ruido mientras termino mi trabajo mis documentos en la compu etc.
Y sí, JFD tiene algo lindo después de esa hora, creo que se ha reivindicado ante algo, creo que decidió pagar alguna cuenta de su karma mientras tenga tiempo e intentó algo,...que mas o menos...mas o menos... Puede ser aunque nunca terminé de escuchar ninguno de sus cuentos (aunque no tengan publicidad)... no volví me parece...o mejor dicho, huí luego que insistiera en otra de sus interminables retahilas de consejos sobre el amor (le dicen doctor amor btw) con un sabor tan apolillado que me recuerdan esos canapés de una fiesta que ocurrió hace tanto tiempo y dejan una sensación de tristeza y melancolía por vese así escuchando esas guías para ser feliz en diez pasos y peor si las comenta un rabino que estudia psicología (exactamente como ahora en la misma radio buitre: Huí por su puesto)
En fin, si dieran una guía por ejemplo de cómo ser infeliz --y vivir con eso-- o cómo arruinarse la vida en cinco minutos, y que valga la pena, o cómo evadirse escaparse de 10 maneras glamorosas de diez cosas de las que necesitas escapar tal vez... pero no, el Dr. Amor insiste.
Así que por eso no lo escucho.
Saludos

Fron dijo...

Coincido con vos. He visto otros pequeños milagros en radio y tv, que duran hasta que llegan las mediciones de rating, y les levantan el programa. Tu comentario ayuda a que sean más quienes lo descubran y lo escuchen, y asi permitan preservar estos espacios

Anónimo dijo...

...y además, diría yo, lo lindo de descubrir esas joyitas por la radio, es sentirse complice ¿no? La radio tiene esa magia,...que no tienen otros medios...Pero insisto lo del Dr Amor no me da como para milagro, a mi particularmente- y justo ahora debate con la dra EROS si los hombres hacen felices a las mujeres.
Ahora yo me pregunto: loco por que esa manía por enseñarnos a ser felices?
En estos momentos JFD levanta la punteria: "guia cinematográfica para corazones destrozados", ayer vi una de esas, --antes del atardecer.-- buena, la recomiendo.
Vuelvo a lo mío ¿porque esa manía? No digo que no sea fantástico ser feliz en un momento, o ser feliz con alguien, eso mejor aún, lo que jode, lo que jode de verdad es cuando eso se vuelve un imperativo.

PD: corrijo, no que eliaschev sea insufrible sino que es demasiado derechoso, eso nomás

Anónimo dijo...

JFD no merece ni un minuto de mi paciencia. Un tipo que le chupa las medias a su jefe Lanata todas las mañanas sin ni una contradicción es alguien que no merece mi respeto
saludos
Ro

rg dijo...

te equivocás: es buenísimo escuchar a alguien leer, bien, calmo, buenos textos, sin publicidad. vos hacés política de prontuario, tendrás muchos amigos en la side que te acostumbraron a eso

Anónimo dijo...

jajaja! amigos de la Side? política de prontuario? anotate esa frase que la dijiste vos y te la voy a pasar todos los días cuando vos haces política de prontuario. Nada más que hablar, suficiente (eso si, tené la amabilidad y la coherencia de publicarme)

rg dijo...

jaja, me anunciás que vas a seguir acumulando datos para el prontuario, buenísimo. distinguí: tiene sentido decirle a quien va a usar la coerción o los recursos comunes -milani, berni- que no tienen antecedentes para estar donde están, pero me parece una idiotez descalificar el hecho de que alguien lee poesía o un cuento porque saluda a lanata o mira tn

Anónimo dijo...

Diálogo de locos?
... no this is Sparta
...no this is argenta
... nos veremos en el infierno del 2015
...con otro gobierno peronista