4 sep. 2014

Kirchnerismo desatado, kirchnerismo desenmascarado

Gas pimienta contra los manifestantes en Lear, acá; infiltración de las protestas con gendarmes, acá; en defensa de una empresa que mantiene condiciones de trabajo humillantes (el video con la "jaula"-guantánamo donde tienen "apartados" a los delegados es tan increíble que lo publica hasta La Nación sin problemas, acá mismo). Pero consistente con el espionaje de Proyecto X; las presiones de los servicios de inteligencia; la ley antiterrorista.

La reflexión habitual es "se trata de un proyecto con contradicciones, tensiones, hay que dar entonces la pelea interna." Curioso, porque la misma idea es aplicable al PRO o a otras formas  de la derecha (todas producto o alimento del kirchnerismo, valga aclarar), y porque -como en el PRO o esas otras formas- siempre prevalece la vertiente derechista, mientras al ala progre le dan alguna secretaría de pensamiento, para que siga cebando su matecito.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Y junto con eso Capitanich, en su vergonzosa filípica en el congreso, tuvo el tupé de decir que el kirchnerismo había derrotado a la indigencia y a la marginalidad. Asco.

Anónimo dijo...

Puto!

Anónimo dijo...

la pregunta es si en nombre del legítimo derecho a protestar vamos a tolerar cualquier violación al orden público. Creo que la respuesta debe ser no.

Anónimo dijo...

¿Invocación del "órden público"? Dejáselo a Videla eso