14 abr. 2016

Justicia, corrupción, política

Publicado en Clarín, acá

Para examinar el triángulo “justicia”, “corrupción” y “política”, comienzo con dos afirmaciones entre obvias y dogmáticas. Primero, las ideologías no han “muerto,” sino que gozan de excelente salud, tal como se advierte en nuestros debates públicos cotidianos. Segundo, en el ámbito jurídico tienden a predominar ideas más bien conservadoras, tal como se manifiesta en la disposición de los jueces a aplicar penas severas, o a desaplicar derechos sociales constitucionalmente consagrados. Dicho esto, es necesario aclarar inmediatamente otras cosas, también vinculadas con el temario anunciado. 

En primer lugar, el predominio conservador en el ámbito legal es compatible con la existencia de algunos abogados, jueces y fiscales moderados, otros muy reformistas y aún otros muy radicalizados. Esto es decir, el campo legal no está dividido en dos territorios (el de la “derecha” y el de la “izquierda”). En segundo lugar, el conservadurismo dominante en la justicia se distribuye todo a lo largo de la comunidad del derecho. Esto es decir, no es cierto que la agrupación jurídica tal o cual reúna a todos los abogados o magistrados más progresistas; como no es verdad que esos dos hipotéticos campos (la izquierda y la derecha jurídicas) tengan algo que ver con grupos políticos específicos –en el caso de nuestro país, no es cierto que el gobierno anterior estuviera asociado al pensamiento jurídico de avanzada, como no es cierto que el nuevo gobierno esté asociado al pensamiento jurídico reaccionario. Las cosas, nos gusten o no, vienen mucho más mezcladas. En tercer lugar, las decisiones jurídicas más salientes en estos tiempos –en temas muy diversos pero de modo especial, en la actualidad, en los relacionados con la corrupción política- no se explican por razones ideológicas, como algunos se empeñan en señalarnos. No es cierto, en tal sentido, que en nuestros días exista algo así como un “embate jurídico de la derecha” contra los gobiernos “nacional-populares”, o –en el caso de la Argentina- contra el gobierno anterior. El factor “ideología” tiene muy poca fuerza explicativa frente a cuestiones semejantes.

Dada la importancia que ha adquirido el discurso citado –discurso según el cual “estamos frente a un embate jurídico de la derecha contra gobiernos de izquierda”- me gustaría, en lo que sigue, trazar algunas precisiones. Antes que nada, y aunque no me detendré de este punto (del que me he ocupado en otros lados), simplemente negaría una de las principales premisas presentes en dicho discurso, conforme a la cual nos situamos, en la América Latina de los últimos años, ante gobiernos de izquierda, en todos o casi todos los casos. (Lo cierto es que el actual gobierno de Brasil lleva adelante un plan de ajuste lapidario; el de Venezuela hambrea y reprime sin cuidado a buena parte de sus ciudadanos; el de Ecuador tiene, en materia de género, políticas más retrógradas que las del Vaticano; y el que tuvo la Argentina, como varios otros en la región, llevó los niveles de desigualdad económica a los que eran propios de los años 90, “neoliberales”). Por lo demás, no es cierto que esos gobiernos “nacionales y populares” enfrenten –en su conjunto o mayoritariamente- el embate jurídico de “la derecha.” En Ecuador, Bolivia o Venezuela, para tomar algunos casos salientes, el poder judicial tiende a trabajar junto y a favor de los gobiernos presentes: más que de “derecha” o de “izquierda”, se trata de jueces (lamentablemente) funcionales a los gobiernos de turno. Entonces, de qué embate jurídico de la derecha se habla?

Finalmente, y lo que es más relevante para los propósitos de este texto, no es cierto que los jueces que, en nuestro país, toman decisiones que afectan al gobierno anterior, puedan ser identificados como provenientes de, alineados con, o funcionales a “la derecha.” Por un lado, ciertos niveles descomunales o históricamente extraordinarios de corrupción –como los presentes en la Argentina de Kirchner o el Brasil de Lula- tornaron simplemente imposible la posibilidad de ocultarlos: pocas veces, en la contaminada historia de América Latina, los gobiernos se habían entremezclado tanto con el dinero robado. En segundo lugar, la idea –defendida por algunos voceros del gobierno anterior- según la cual el embate contra la corrupción es “funcional a la derecha” resulta abominable, y debe ser desterrada de nuestro discurso público. El hecho es que, el silencio cómplice habido, frente al saqueo predominante, asestó un golpe mortal a la dignidad del discurso de izquierda con que se florearon o disfrazaron gobiernos tales –ese silencio cómplice, si se quiere, es el que resultó “funcional a la derecha.” Finalmente, los jueces y fiscales que hoy encabezan la persecución de los delitos de corrupción más graves no fueron, años atrás, los paladines de un movimiento idéntico. Quisiéramos disponer de magistrados principistas y comprometidos –lo ansiamos, lo necesitamos- pero no los tenemos. Éste es el pobre abanico moral con el que contamos, y es a partir de aquí desde donde debemos reincorporarnos.


26 comentarios:

Anónimo dijo...

Mariano:

La primera pregunta es si un juez de la CIDH puede asesorar juridicamente mientras es juez. La respuesta claramente es no. La segunda es si se puede hacer uso de un titulo académico para mezclar el discurso periodístico y la discusion sobre la calificación juridica de un hecho como sucede hoy en p12. La respuesta es no.

Por otra parte, la renovación jurídica no puede pasar por las ultimas generaciones de abogados, mayoritariamente formados en ser operadores politicas, antes que en principios jurídicos. Sus maestros, por otra parte, tienen una larga trayectoria vicariante, de colaboración en la justicia, heroismo en los setenta convertido luego complicidad en los noventa, o clientelismo en los 2000. Ni hablar del lamentable caso del oportunista Dr. Z.

Tenés razón está todo mezclado, y el espectáculo de ayer, lamentable, es la coronación de todas esas obviedades. Ya no se trata de no ver lo que está oculto, se trata de no querer ver.

Anónimo dijo...

Coincido en que no se puede trazar una franja tan clara entre la "izquierda" y la "derecha" en lo que refiere a jueces, abogados, juristas y demás. Pero creo que el texto puede ser mal leído -sobre todo teniendo en cuenta dónde se publicó- como sugiriendo que los jueces federales que actualmente están disponiendo medidas que salen en los diarios, al no formar parte de un "embate de la derecha", están actuando con cierta independencia (ej. "la JUSTICIA citó a CFK"). Y para evitar dicha lectura -funcional a ciertos intereses políticos, además de ingenua- creo que sería conveniente dejar en claro que tanto el sobreseimiento de Macri a pocos días de su asunción, como la encarcelación de Jaime, la citación a indagatoria de Cristina en la causa de Bonadío y su imputación en la causa de la ruta del dinero K, son medidas políticas, tomadas por operadores políticos -los jueces federales de comodoro py- y que persiguen, y obtienen, efectos políticos.
Tomás

Anónimo dijo...

Mariano, ¿de dónde sacas tus categóricas respuestas negativas?
A mi entender, un juez de la CIDH puede visitar a una ex presidente a su departamento todo lo que le plazca, incluso cuando esta haya sido citada a brindar declaración indagatoria en una causa penal.
Y tu segunda pregunta -y su respuesta- es todavía más incomprensible. ¿Qué problema ves en que alguien escriba en un diario su opinión personal/técnica, valiéndose de su formación y de su conocimiento especial? Mejor dicho, totalmente incomprensible.
Tomás

Anónimo dijo...

¿Está levitando el de la foto?

rg dijo...

tomas de rodillas te pido, para con la idea de funcional a...
mas cuando en el texto sobre subrayo que no es asi, que estos son jueces de...
no de izquierda ni de derecha, sino jueces que estan buscando su oportunidad por razones nada honorables, lo digo explicitamente

Anónimo dijo...

Tomás parece nancy dupla. Antes de entrar en esas discusiones, está claro que lo de la derecha y la izquierda es una tontera reduccionista, que tuvo mucho exito, para la riqueza personal de varios.

Anónimo dijo...

Disculpa Roberto, no dudo de tu honestidad, y comparto tu visión sobre este tema. Sólo digo que yo resaltaría con mayúsculas que, aunque no corresponda hablar de "embate de la derecha", todas estas medidas judiciales deben verse como decisiones políticas que lejos están de la deseada independencia judicial -más allá de que no pretendo victimizar a quienes hoy están en la mira de ese poder, porque ellos mismos también lo aprovecharon cuando el viento corrió a su favor (p ej con Oyarbide).
Tomás

Anónimo dijo...

interrumpo el debate con un comentario verdaderamente sustantivo: el signo de interrogación ya no se abre en castellano? ;-)

Anónimo dijo...

No comparto tu nihilismo judicial, hay muchisimos jueces honrados y creo que son la amplia mayoria, trabajan en malas condiciones, abarrotados de causas, etc. Es facil decir que el poder judicial es mayoritariamente conservador, catolico, masculino y otras cosas que vos siempre mencionas pero para mi la mayoria de los jueces y fiscales son ni mas ni menos que laburantes.

Anónimo dijo...

"...Quisiéramos disponer de magistrados principistas y comprometidos –lo ansiamos, lo necesitamos- pero no los tenemos..." Me parece que esa es la cuestión (que fue siempre esa), y nuestra completa incapacidad de proveernos, o demandar eficazmente, la solución.
Andrea

Anónimo dijo...

No se quien pregunto si e de la foto está levitando. No, no está levitando, debajo de las flores hay una plataforma y debajo de la túnica una sillita. El santón obviamente quiere hacer creer que levita y por su puesto siempre hay alguien dispuesto a creerse cualquiera.
Como muchas de las historias del peronismo, viene muy bien el ejemplo. Creoq ue aceptamos que en este país que está en los últimos bajos fondos de transparencia la corrupcion está en todas partes. Y es esperable en todos los niveles institucionales. Eso lo puedo entender y por su puesto condenar.
repito la corrupcion como hecho asilado, como iniciativa individual la puedo llegar a encuadrar entender y de ninguna manera invalida los progresos que haya hecho la agrupación política que contenga al corrupto. Ejemplos a montones. Lo que no puedo aceptar y pongo un énfasis muy enfático en esto es la corrupción sistémica. La corrupción incorporada al modelo político como un eslabón necesario de la acción política.
No te lo puedo aceptar aunque veladamente detrás de la frasecita "sos funcional" está esta presunción. Es la sillita debajo del gurú chanta. No amigos kirchneristas. A mi esa no.
Si vos o cualquiera me dicen que la caja de la corrupción es necesaria porque si no sos un idealista estrellado contra la realidad , sos trosko o sos un/a idealista extraviado/a estás en una vereda peligrosa, la misma vereda delos capitalistas.Es muy tramposo esto. Y supone que no hay otra motivación posible que el animo de lucro. REplantéense esto mirandose al espejo y preguntensé quien se cree esto aparte de ustedes los directos interesados. Porque realmetne nadie quiere más de esto. A pesar de Aranguren. A pesar del tarifazo y de todo lo que hay detrás.
No tomás no es lo mismo Oyharbide que Bonadío, aunque te quierás colar en estas y en todas. No es lo mismo la banelco que el 20% de cada licitación en coima o querer quedarse con una porcion de ypf a traves de esquenazy. El nivel de corrupcion desbordó incluso a esta justicia con minúsculas como bien señal a la nota. Nada mas, saludos.
m.c.

Rodrigo Manuel Herrero Rosas dijo...

M.C. conoce al dedillo el "nivel de corrupción". ¿Sabés quién es Macri y cómo hizo su fortuna? ¿De dónde sale que el kirchnerismo es mucho más corrupto? ¿De las tapas de los diarios? ¿De algo tan vaporoso como la "percepción ciudadana de corrupción"? La margaritastolbizerización de la discusión política oooootra vez.
El economista y asesor de PRO, Carlos Melconian, cumplió un rol clave en la estatización de la deuda privada en dólares ideada por el entonces presidente del Banco Central, Domingo Cavallo, en 1982. Desde el Departamento de Deuda Externa firmó y envió al directorio un informe donde sugirió anular la investigación de deuda privada contraída a comienzos de los ochenta y permitió que empresas locales, entre las que se contaba SOCMA, pudieran licuar activos en más de 6000 mil millones de dólares.
Se estima que 514 empresas, con deudas de entre cuatro y mil millones de dólares, se beneficiaron del erario público.
En febrero, el Banco Central realizó dos allanamientos a cuevas en el barrio porteño de Palermo donde encontró habilitaciones para operar como "casas de cambios" emitidos por la Agencia Gubernamental de Control, dependiente de la Dirección General de Habilitaciones, del Ministerio de Justicia y Seguridad, a cargo de Guillermo Montenegro.
Los locales no sólo no entregaban tickets de las operaciones. Tampoco informaba de sus movimientos a la AFIP y al BCRA.
En octubre de 2002, el juez Juan José Mahdjoubian decidió procesarlo junto al titular de la Asociación del Fútbol Argentino, Julio Grondona por administración fraudulenta en la compra de los sistemas de video para controlar la seguridad en los estadios.
El magistrado sospechaba el pago de sobreprecios en la contratación del club de la Ribera: Boca pagó US$ 1.214.730, mientras que otros clubes como River pagaron un monto apenas superior al medio millón de dólares. En junio de 2003, Mahdjoubian lo sobreseyó. Dos años después, el magistrado también fue destituido.
En 2001 quedó procesado por contrabando después de que se probara el cobro de reintegros por exportaciones e importaciones de autopartes de la empresa Sevel al Uruguay en 1993.
Sevel cobraba reembolsos por exportaciones y realizaba las importaciones con un arancel diferencial del por ciento, además de beneficiarse con el sistema de importación compensada a partir de los automotores exportados.
Completo acá: http://www.eldestapeweb.com/los-7-casos-corrupcion-que-salpican-macri-n9659

Anónimo dijo...

Ha sido tanta la corrupcion K que nadie sabe cuánta plata se robaron. Han transformado a Menem en un nene de pecho.

Anónimo dijo...

Herrero Rosas es indignante lo que contás acerca de cómo hizo la fortuna Macri. Es realmente preocupante que el gobierno de Menem haya tolerado eso. Bah, capáz que fue una cuestión de "política económica" del menemismo. Pero tal como lo contás parece claro que el gobierno menemista actuó de manera manifiestamente ilegal, es un delito lo cometió el gobierno menemista, como puede ser que pasen cosas así? Menem debería estar preso. Cómo puede ser que ningún gobierno no haya hecho nada por correrlo del Senado e, incluso, lo haya tenido como aliado a nivel parlamentario.
Que Menem haya llegado ahí por el voto popular no impide que las instituciones ejerzan los mecanismos legales para destituirlo, sino miren el caso de Patti (no pretendo comparar lo que hizo Menem con lo que hizo Patti, los dos hicieron lo pero que se podía hacer en su tiempo. Patti torturó en tiempos de dictadura y Menem destrozo el país en tiempos de democracia). Es decir, lo que cada uno de ellos hizo es suficiente para sacarlos del parlamento.
Por otro lado es curioso oir criticar desde el kirchnerismo a la patria contratista, cuando el mejor amigo (Lázaro Baez) de sus referentes es quien más se benefició con la obra pública.
De todos modos, tanto M como CFK hicieron su fortuna de manera ilegal (que ninguno de los dos esté condenado por eso parece no ser necesario para reconocer lo que a simple vista se ve). Así que discutir a partir de quién está más sucio no nos lleva a ninguna parte.
Un abrazo
BG

Anónimo dijo...

Hola Rodrigo, bueno mirá, he intentado adquirir información a través de la inmanencia absoluta pero la verdad que no me sale bien, no me va a quedar mas remedio que leer los diarios. Pero me extraña mucho de vos graduado en comunicaciones como referis, que me digás que hoy por hoy no es confiable informarse por los medios. Los medios actualmente son totalmente porosos y no hay manera de sostener una mentira por mucho tiempo. Tarde o temprano se filtrar'a. Mis fuentes: twitter donde tengo apuntado a muchos kirchneristas, dos kirchenristas furiosos muy cercanos uno de los cuales tuvo la decencia de admitir la corrupcion sistémica y los retornos del kirchnerismo. Hoy agregué le monde.
De todos modos tal vez yo no me expliqué del todo bien. Te repito, el funcionario que accede a la politica y trata de enriquecerse individuamente es lamentable. Pero la asociacion ilicita ya es otra categoría.
La corrupcion sistémica, incorporada al modo de hacer política como modo de hacer caja para las extorsiones coimas, "escapes al exterior" como el mismo feinman k confesara en aquel memorable reportaje... La corrupcion como el botín debido por los esfuerzos de campaña eso es intolerable. Sea peronista o sea lo que sea.
Vos podés seguir negando serialmente pero eso no te ayuda ni ayuda a tu movimiento porque los desacredita ante la sociedad. Por ejemplo la instruccion a Casanello para que no deje salir a Baez a riesgo que termine de fugar el dinero que se robó, que pertenece a niños escuelas y hospitales.... eso está. Vos podés decir que no existe porque lo dijo clarín pero. TAmbién podés decir que Boudou es un patriota.
QUe se yo.
Saludos
m.c.

Eduardo dijo...

Me mata como los Kirchneristas saben al dedillo todos los hechos de corrupción de Macri. Pero no saben nada o dicen: "La justicia no probo nada", "Eso lo verá la justicia", de todos los casos de corrupción del anterior gobierno. Que incluso fueron denunciados por gente que trabajaba con ese gobierno.
Memoria selectiva le dicen, pero q memoriosos parecen a la hora de seleccionar.
Para mí, Este gobierno es una bosta, y el anterior una bosta peor. Escucharlos cansa.

fahirsch dijo...

Si los que pretenden que los gobiernos sean honestos son considerados "honestistas", ¿cómo se denominan los calificadores?

Anónimo dijo...

MC

Me parece que descarriás largo cuando coincidís en la idea de que hubo una corrupción sistémica del kirchnerismo como también sostiene RG. Escucho esa música todos los días desde hace años y por mucho que la repitan, una y otra vez, con mas y mas énfasis ahora, está muy lejos de ser un hecho palmario excepto para aquellos que necesitan sostener su discurso sobre esa base. Por supuesto, ni el kirchnerismo ha sido un grupo de santos ni tampoco -a mi modesto juicio- ha excedido la media de corrupción que obligadamente roza a quien detenta el poder. Estimo que, dada la pobre naturaleza humana, la convivencia (el rozamiento) con ciertos niveles de corrupción es una condición intrínseca al ejercicio del poder a escala nacional, provincial o aún municipal (ya decía Perón que "... estoy para llevarlos a todos, buenos y malos. Porque si quiero llevar sólo a los buenos me voy a quedar con muy poquitos"). Es triste pero es así...
Dicho esto no creo que haya ninguna base, excepto la insistente campaña de desprestigio, que indique que el kirchnerismo excedió esa media. RG una y otra vez nos brinda ejemplos de corrupción K: como he mencionado varias veces me parece que la evidencia ofrecida al respecto es extremadamente débil (ej. suele sostener que la campaña de CK y JC del 2007 se financió con fondos provenientes del narcotráfico: la realidad hasta donde yo sé es que a) entre los numerosos aportantes hubo unos pocos aportes de bajo monto de origen dudoso, eventualmente vinculados con el lavado de dinero y en un caso puntual con alguien ligado a un narcotraficante y b) no hay ninguna evidencia de que CK podía estar, siquiera lejanamente, al tanto de los mismos pero si que debían estarlo los apoderados de la misma. El recorrido entre estos hechos y la supuesta corrupción de CK en esa causa es muy grande como para ser saltado a la ligera).
Por otro lado, descreo que, como se sostiene en la entrada original, hoy haya mas hechos de corrupción que veinte años atrás: solo ocurre que ahora es muchisimo mas fácil detectarlos y difundir su existencia. Agrego: en el caso de Brasil y Argentina existe un interés directo en amplificar infinitamente los casos de corrupción como un modo de desprestigiar a gobiernos que han efectuado políticas mucho mas autónomas del poder central que los que los precedieron.
Finalmente, insisto en lo dicho en otros momentos, pensar que la corrupción es la vara única, o siquiera la mas importante,con que debe medirse el èxito de un gobierno es errar fiero.

Pepe

JERRY dijo...

Me parecen muy ajustados a la realidad los dos primeros párrafos del artículo.
En relación al resto, si creo que hay un embate contra el anterior gobierno, que ciertamente, y ahí acuerdo con vos, de izquierda, nada tuvo.

Es innegable que hay un Poder Judicial mayoritariamente conservador, que privilegia el Status Quo, y que se sintío tocado por el intento de reforma de la justicia kirchnerista, sin que esto implique un juicio de valor ponderativo del mismo.
la causa judicial por las operaciones con dolar futuro, carece de rigor.Aun cuando se concluyera que hubo delito, estimo no se podría avanzar hacia la titular del Ejecutivo.Pero si deberían imputarse a las actuales autoridades. Veamos...suponiendo que no tenían conocimiento de la operatoria y valores pactados, lo cual no es así, ya que la denuncia original, se presenta el 30 de octubre, se pudo segmentar la devaluación en tramos,esperando el vencimiento de plazos, para evitar una erogación al EStado de , sostienen, 50 millones de dólares..

Rodrigo Manuel Herrero Rosas dijo...

Yo no niego nada M.C., yo sostengo que Macri NO ES MENOS CORRUPTO. Sostengo que la corrupción no invalida un proceso político, porque si lo hiciera Macri no podría ser presidente. Y además sostengo que la discusión sobre la corrupción aparece siempre desde que tengo memoria. Mirá la campaña de Fernando "Helicóptero" De la Rúa. Ponían a una nena en guardapolvo y la hacían reflexionar: "¿Qué necesita la Argentina?". "Y, un presidente que no sea corrupto?". A mí el paradigma del Estado corrupto como justificación del implemento despiadado de políticas neoliberales me tiene un poco podrido. Acá el spot:
https://www.youtube.com/watch?v=jCWbs24znsU

Lo mío no es una "defensa de la corrupción K", sino un llamado a discutir de política de un modo menos "margaritastolbizeriano".

También me cansa esa vieja tradición argentina de, como decía un conocido K: "confundir las limitaciones de la condición humana con las intenciones peronistas. El peronismo, bajo esa luz impiadosa, inventó la ambición, el ansia y las luchas de poder, el verticalismo, las bolsas de gatos, el discurso hegemónico, las crisis de sucesión. Hasta el ´45, esas patologías no formaban parte de nuestra sociedad mansa y respetuosa, que resolvía sus conflictos con la civilidad de un cantón suizo". Ustedes lean en mis comentarios lo que tengan ganas, pero a mí me parecen bastante claros.

Eduardo Reviriego dijo...

Los negacionistas debería leer este fallo:
http://www.telam.com.ar/notas/201604/143327-baez-seguira-preso.html

Anónimo dijo...

estimado Rodrigo te voy a puntuar unas cositas, porque con todo no puedo. EN primer lugar el razonamiento no es un vagón ciego que sigue estúpidamente una pauta que le es ajena y que le marca por donde ir qué pénsar y no es capaz de tomar ninguna decision sobre su rumbo a seguir. Penoso que uses el término "descarrilar" que traiciona tu concepción del mundo, y de lo que es pensar o defender una posición.
Más penosa aún tu concepción de la "naturaleza humana" suponiendo que hay una tal naturaleza. Sabías que es un concepto muy caro a la Iglesia para justificar todas sus políticas retrógradas misóginas y cargdas de prejuicios?
Las pruebas de la corrupción sistémica deben ser palmarias? Sabías cuanto tardó la Iglesia en reconocer que Galileo tenía razón? Cuando aparecieron las pruebas palmarias de las fotos satelitales. Pero no creo que incluso en ese caso te satisfaría la prueba porque seguramente dirías que las fotos son una invasión a la privacidad, o que son un burdo montaje. Te aclaro, la iglesia aún cree en Adan y Eva como origen de la especie humana hasta que no aparezcan pruebas palmarias de lo contrario.
Acerca de tu desprecio del margaritastolbizeriano, lamentable por cierto porque Margarita es una de las pocas personas que respeto en este país, te reafirmo la reflexion más que iluminada de rg. Aquí lo único funcional a la derecha ha sido el silencio, perdoname la expresión: alcahuete de los intelectuales autoproclamados progresistas.
Y más que lamentable tu prédica del derrotismo y de la resignación, nada más reaccionario, nada más conservador "y, la naturaleza humana siempre fue así, eso no se puede cambiar" Siempre fue así: aguantemos miremos la escudilla que tenemos enfrente si está medio llena o medio vacía no cuestionemos no preguntemos y sobre todo no descarrilemos. Por las dudas unas orejeras para no pensar lo que no se debe.

Saludos Rodrigo. QUe pena que muchos no compartamos tu vision.

m.c.

Rodrigo Manuel Herrero Rosas dijo...

Estás leyendo mal M.C. Yo no dije "la naturaleza humana es así, no se puede cambiar y hay que resignarse"; sino que me molestaba que muchos toman la parte por el todo y le adjudican al kirchnerismo y al peronismo males que están extendidos en buena parte de nuestra sociedad. El tradicional prejuicio "gorila", digamos. Entre dos gobiernos similarmente corruptos, yo combato a uno "neoliberaloide" que deja un peor país: aumenta la deuda externa, el desempleo, ni es más republicano, ni menos corrupto, etc. Digamos que en general desarma lo bueno o más o menos bueno y profundiza lo malo. Podría argumentar a fondo lo que digo. La prueba de lo que digo está en que muchos antikirchneristas emocionales tienen más ganas de ver a CFK presa que de defender las políticas del gobierno que votaron hace pocos meses. Esa demonización de CFK es funcional al macrismo. No me preocupa por CFK (que sabrá defenderse y tendrá muchos recursos para hacerlo), sino por el apoyo a las políticas del macrismo (que sé que dejarán un peor país para las mayorías). La demonización hace que muchos digan, como los comentaristas de este blog: "prefiero votar a cualquiera que saque a estos corruptos". Votaron a cualquiera. Ese cualquiera es peor. Que no lo vayan a admitir nunca lo entiendo, pero para mí es peor.

Anónimo dijo...

MC,

Primero una aclaración: una persona es Rodrigo y otra soy yo (Pepe). No le quiero endilgar a Rodrigo ninguna responsabilidad por lo que yo he dicho. Que a veces coincida con él no nos convierte en una identidad.

Voy a tus dichos: equiparar la búsqueda de la verdad (Galileo,los satelites) con el trajinar político me resulta intelectualmente muy poco feliz. En todo caso y como bien enseñó Galileo debemos desconfiar de lo evidente y basar nuestras afirmaciones en hechos debidamente fundados que suelen desafiar al discurso dominante: sería bueno repasar los "discorsi" y extraer sus enseñanzas últimas en vez de quedarnos en superficie. Te invito entonces a que desconfíes de lo que parece evidente, de lo que una y otra vez escuchás, a que lo tamices y vayas a las fuentes.


Respecto de la "naturaleza humana": la misma es solo una categoría de pensamiento al menos para mí, de la que llegado el caso podemos desprendernos. Resulta, en su correlato con la realidad material, de la interacción entre lo que somos biologicamente y el ambiente que nos rodea por lo que no es algo estático, como es muy obvio. Pero a la vez es solo parcialmente moldeable, como también es muy obvio. Creo que la historia ilustra bastante claramente que no debemos pedirle a la "naturaleza humana" lo que ella no puede dar (te podria hablar de la Revolución Francesa o de la Revolución Rusa, por poner dos ejemplos salientes y añadir el conocido aserto de que las únicas revoluciones que triunfan son las que no acceden al poder..."la revolución es un sueño eterno"). Por el contrario, debemos tener en cuenta esa naturaleza para, sobre su base, poder construir una sociedad mas justa. Eso no es derrotismo: es consciencia de la realidad. Yo soy optimista, no respecto de la "naturaleza humana" sino de la posibilidad de construir una sociedad mejor.

Finalmente tan funcional a la "derecha" (s?) como el silencio, lo es el desprestigiar, sin basamento real, a quienes se oponen al discurso dominante. Y si, ahí las pruebas tienen que ser muy claras, lo otro se llama prejuzgar. Eso es lo que Galileo nos pedía que no hicieramos.

Saludos,

Pepe

Anónimo dijo...

Hola Pepe, antes que nada aclarar, no quiero fatigar al dueño de este blog con una discusión pero creo que este punto es crítico y me voy a empeñar en defenderlo. Referido al tema corrupcion.

Acepto el convite de no pensar en "naturaleza humana" pensemos mejor en sociedades como organismos vivos dotados de un comportamiento inteligente capaces de aprender y capitalizar ese aprendizaje en mejores condiciones de vida. El sustrato biológico no tiene mucho más que ver con el resultado final, que el caso del el silicio y las leyes físicas de electricidad y magnetismo con una computadora. No niego lo biológico, pero no lo entronicemos. Convengamos que pensar en un individuo aislado es una abstracción sin base en lo real. Hablemos mejor de sociedades, valores cultura.

Discutamos después si es bueno o no para una sociedad el latrocinio sistémico y planificado a través de coimas y de botin debido para los vencedores. Lo que te digo ahora es que flaco favor le hacen a su movimiento negando lo que empieza a surgir a través de innumerables indicios. No necesitamos pruebas palmarias. Necesitamos pruebas. A secas, pruebas suficientes por sí mismas para acreditar lo que está ocurriendo. Porque si tu postura , ya que invocaste a Galileo, no es falsable, no hay manera de demostrar su error, tu postura no es científica, es una especulacion encerrada en sí misma. Digo que no es falsable porque si te traigo una prueba decis que no hay condena, si te traigo una condena decís que está motivada en una persecución política, que no es objetiva. En que circunstancias te puedo probar entonces la corrupci'on?

No creo que pensemos aisladamene como individuos creo que pensamos colectivamente porque si no no se entiende que la irracionalidad individual genere una sociedad compleja y tecnologica. Y creo que esta sociedad cree y eligió desterrar una práctica que parasita y desangra todos los esfuerzos por salir de la miseria extendida, que es el latrocinio organizado de las clases dirigentes. Sí te admito que en ese camino lo de Macri es un retroceso, como muy bien marca Maristella, un retroceso en políticas sociales y a un costo terrible de mayor intemperie social a los sectores más vulnerables. Pero es también desde esos sectores que se castigó al kirchnerismo. Pensar que los que votaron lo hicieron engañados es subestimar a la sociedad.

nada mas eso
m.c.

diegojadan dijo...

Estimado Roberto, siempre es grato leerte, comparto casi todas tus apreciaciones (en especial lo que dices sobre el gobierno ecuatoriano), lo único que me sonó mal es lo de necesitar "jueces principistas", porque esos los tenemos y muchos en nuestro país y por decirse principistas deciden cualquier cosa; aunque hasta hace unos años yo también quería jueces "no positivistas", resulta que por cómo resultaron las cosas luego de que la Constitución de Montecristi empoderó a los jueces y les brindó innumerables herramientas para saltarse las leyes y decidir solo con base en principios, muchos añoramos los jueces que antes de acudir a los principios leían la ley y respetaban a los legisladores. Ciertamente el legislativo casi siempre se caracterizó por reflejar los intereses de las élites, sin embargo, en otros casos habíamos desarrollado en leyes, por ejemplo, los derechos de niñez y adolescencia, mujeres, que ahora, atendiendo a los principios constitucionales se difuminan en abstracciones arbitrarias, antojadizas e interesadas. Saludos desde Ecuador.