8 abr. 2009

Reflexiones después de un fallo histórico


De la amiga Natalia S., sobre el fallo contra Fujimori

Hoy la sala penal especial le ha dado un fallo condenatorio a Alberto Fujimori. Lo ha sentenciado a 25 años de pena privativa de la libertad, la pena máxima por cuatro de las causas por las que fue extraditado de Chile. Los jueces lo encontraron culpable de ser el autor mediato del homicidio calificado, es decir, el asesinato de veinticinco personas, de ser el autor mediato de lesiones graves de cuatro personas y del secuestro agravado de dos personas. Para algunos esto no es mucho, considerando el elevado número de víctimas de la violencia vivida en el Perú. Otros arguyen que ése era un precio más que justo, ya que a cambio de unas cuantas muertes se terminó con el terrorismo. Para mí, lo importante de hoy es que la justicia peruana, no la justicia internacional o la interamericana, sino la peruana falló que estos delitos constituyen crímenes contra la Humanidad en el Derecho Internacional Penal.

No soy abogada, en parte por haber crecido durante un tiempo en que el derecho fue desprestigiado de tal forma que llegó a parecerme una rama de estudio poco indicada para quienes buscaban la justicia. Crecí en un país donde la democracia existía sólo para algunos, para quienes vivían en las zonas que no eran de emergencia, un país deshecho por el terrorismo y la hiperinflación, donde, al tiempo que yo crecía, los espacios iban siendo copados poco a poco por ese limbo legal donde la constitución no valía. Mis primeros recuerdos políticos fueron las elecciones de 1980 cuando regresó la democracia, la matanza de los periodistas en 1983, y la creciente desazón ante la imposibilidad de terminar con un grupo que, inicialmente se pensó era no solo pequeño sino que estaba muy aislado. Recuerdo conversaciones vagas sobre abusos a los derechos humanos, pero todo era muy abstracto, dicho en voz muy baja durante los apagones cada vez más frecuentes, esas largas noches oscuras en que la luz eléctrica se cortaba y sentíamos todos que las zonas de emergencia estaban cada vez más cerca.

Las elecciones que llevaron a Alan García al poder la primera vez quedan frescas en mi memoria, recuerdo como en la tele pusieron un retrato sin cara y como ésta iba apareciendo cuando iban llegando los resultados. En el momento no entendí que significaba la llegada del APRA al poder, pero al poco tiempo se esclareció lo que quería decir populismo. No tenía edad para ir a votar cuando los miembros de mesa eran resguardados por miembros del ejército, cuando todos temían por su vida. Ya para entonces las noticias de las matanzas no eran raras, incluso las llegamos a ver muy de cerca cuando se amotinaron los terroristas en las cárceles. Ya para entonces en Lima había toque de queda, nadie podía circular después de media noche y la ciudad estaba cubierta de tanques y soldados. Para fines de los ochenta la sensación de hartazgo era incontenible, el miedo y la desazón interminables.

No pude votar en 1990 por cuestión de días. El padrón electoral se cerró dos semanas antes de mi cumpleaños. Me tocó ser espectadora del último proceso llevado acabo con la constitución de 1979. Ya universitaria viví la campaña de modo intenso con una sensación de asco permanente; el triunfalismo anticipado de Vargas Llosa siempre me pareció peligroso. Al principio, cuando salió Fujimori al ruedo, junto con el candidato del grupo religioso que tenía como símbolo el pescadito, fue el candidato del chiste. Se le veía gracioso en su tractor prometiendo honestidad, trabajo y progreso. Cuando quedó claro que arrasaría simplemente porque prometía todo lo que evidentemente era imposible e inviable dejó de ser gracioso y se convirtió en una realidad que no hemos podido evadir en estos últimos veinte años. El día que fue electo me sentí profundamente triste, no por la derrota de su rival, quien contribuyó bastante a su victoria, sino porque me quedó claro en ese momento que una gran mayoría de peruanos no tenía ningún deseo de enfrentarse con la verdad y que prefería un candidato que les mentía de la manera mas descarada.

En los veintiún meses que duró la democracia con Fujimori, el deterioro de la situación fue patente. Sus primeros actos de gobierno fueron hacer todo lo que había dicho en la campaña que no haría. La derecha aplaudió con fuerza. Estos fueron los tiempos del grupo Colina, de la matanza de Barrios Altos. En los primeros meses de 1992 la situación se hizo cada vez más compleja con el enfrentamiento entre el ejecutivo y el congreso. El cinco de abril tiene mucho más sentido en retrospectiva que en aquel momento, a pesar de que en la facultad de Historia los profesores nos dieron ese lunes clases magistrales sobre el terrible pasado republicano y lo poco novedoso que era aquello. La violencia creció aún más: otra vez toque de queda, esta vez a las diez de la noche. La guerra ya estaba encima nuestro, no había donde esconderse, las bombas eran cosa de todos los días. No importaba, nada importaba, total podíamos morir el próximo día, así como murieron los nueve estudiantes y el profesor de la Universidad Guzmán Valle de la Cantuta, porque una noche los fueron a buscar y los acusaron de senderistas.

Tuve la suerte de que a mí nadie me viniera a buscar, la suerte de nunca estar en el lugar equivocado en el momento equivocado, pero eso fue todo. Fue simplemente una cuestión de suerte. Hoy el tribunal ha dejado en claro que ninguna de las víctimas tenía vínculos con Sendero Luminoso. Eso es algo que no hay que dejar de resaltar: eran inocentes, y por eso mismo sus deudos recibirían reparaciones monetarias de parte de Fujimori, no del Estado, sino de quien la corte considera el autor mediato de los hechos. Hoy hemos recordado paso a paso cada uno de los 247 hechos que han sido probados durante el juicio. Oír a la relatora recitarlos por casi dos horas nos hizo revivir casi veinte años, presentado las acciones del ex presidente una a una, sin dejar espacio para las dudas. Eso es lo que se ha probado en la sala penal especial, los jueces se han pronunciado.

La hija de Fujimori, hoy candidata presidencial, también se ha pronunciado, para ella la lectura de la sentencia no ha sido más que una venganza política. Esto a pesar de que no se ha juzgado a su padre por los múltiples crímenes contra la democracia. Por eso no lo extraditó Chile. Chile no lo extraditó por haber cerrado el Congreso ni por haber destruido el orden constitucional; no se le juzgó por el extraño proceso que llevó al Congreso Constituyente Democrático – la primera vez en la que pude votar y las opciones eran el reloj, la escoba, o el representante de Batman. No se le leyó sentencia por haber puesto en efecto una constitución a su medida que le permitía una muy discutible reelección. Tampoco se le siguió juicio por la cuestionada ley de interpretación auténtica que le permitió una aún más cuestionable re-reelección en el 2000, en la que hizo trampa cuando probablemente no la hubiera necesitado, porque su régimen había estrangulado la libertad de prensa con una corrupción difícil de imaginar. Ni siquiera se le juzgará por los múltiples delitos de corrupción e enriquecimiento ilícito, porque por un voto no se le extraditó por eso. No, esos juicios están por venir. El juicio de la historia recién comienza, y se construye hoy desde las bases del fallo de los jueces San Martín Castro, Prado Saldarriaga y Príncipe Trujillo.

Natalia Sobrevilla Perea
7 abril 2009

26 comentarios:

rg dijo...

muy lindo natalia, queremos mas cuando tengas!

eduardo hernando nieto dijo...

tendrias que leer el fallo para poder comentar, la motivacion factica es muy pobre, lo cual lleva a pensar que se trata de un fallo "ideologico". A Fujimori se le condena por ser un "dictador" en un estado de emergencia, y tantos los liberales de izquierda como los postmarxistas nunca le perdonaran esto. Ellos lo han condenado

saludos

Heber Joel Campos dijo...

Que bien por Natalia, y que mal por Eduardo Hernando. Estupendo cuadro de lo que fue, en efecto, los 10 años de Fujimori. Un régimen donde las libertades públicas se suspendieron y donde la infamia y la podredumbre moral fueron el pan de cada día. La sentencia esta muy bien. hay que ser, de verdad, bastante mezquino para no reconocer una sentencia tan bien trenzada como la que firmo un juez de excepción como César San Martin. Que mal por Eduardo, pero ciertamente hay que ser mezquino para no reconocerlo.

un abrazo

rg dijo...

eduardo, si el fallo hubiera seguido tu opinion, a eso lo llamariamos no ideologico?
por otra parte, no hay que ser post marxista para condenar a un dictador, basta con ser un modesto democrata, aun un honesto conservador preocupado por evitar la violacion de derechos

Natalia Sobrevilla dijo...

gracias roberto, que bueno tener este espacio para oír reacciones tan representativas. El Perú se mantiene como siempre dividido y la forma en que se lee este fallo no es más que otro ejemplo de las maneras de como se divide. Creo al igual que tu que el parte aguas está entre quienes preferimos la democracia y aquellos a quienes no les molesta en exceso la dictadura, mas allá de las preferencias ideológicas particulares. Si el fallo se sustenta jurídicamente o no, eso se lo dejo a ustedes los abogados para que nos ilustren y debatan al respecto. Según entiendo quedan otras instancias a las que apelar, que el proceso comprende la posibilidad que estos jueces hayan cometido errores y por eso hay todavía jueces superiores que deben decidir al respecto. Pero como ya dije este no ha sido un juicio político, ese está pendiente, los jueces en ese juicio somos todos y tenemos derecho a tener una opinión, una ideología. Ese juicio se llevará a cabo en la opinión pública durante la campaña electoral del 2011, de eso se trata la democracia.

eduardo hernando nieto dijo...

El presidente de la Sala que revisara el fallo ha sido representante de la izquierda radical en el congreso (UNIR unidad de izquierda revolucionaria). ¿Esa es la imparcialidad del Tribunal? El juez San Martin fue defenstrado de su cargo de magistrado por Fujimori. ¿Imparcialidad?
Joel, puedes explicarme como es que de los indicios que se señala en el fallo se pasa a confirmar la hipotesis que manejarons los jueces? Debes de leer textos sobre el problema de la justificacion de los hechos antes de hablar de mezquindades!! por favor!!!
Falacia ad hominem: Por que el presidente del Tribunal fue San Martin entonces el fallo es justo!!
Urgente un curso de razonamiento juridico!!
Finalmente. ver www.rpp.com.pe
Solo el 32% de limeños esta de acuerdo con el fallo!

No Roberto si el fallo hubiese sido justificado racionalmente no seria ideologico. Justamente el razonamiento juridico nos permite evitar caer en la irracionalidad y el fanatismo!!!

saludos
eduardo

Heber Joel Campos dijo...

Estimado Hernando

Sin animo de avivar la polemica, me remito a tus artìculos sobre argumentacioòn jurìdica y critica al constitucionalismo para absolverme de todo comentario ulterior. En ellos queda claro "què es para ti argumentar".

De otro lado, creo que es bastante ilustrativo de la sentencia el hecho que el Tribunal halla podido acreditar, a partir de una evaluaciòn exhaustiva, que durante la època del gobierno de Fujimori se constituyò una estrategia de guerra sucia que combatiò a travès de medios ilicitos las acciones de los grupos senderistas. Ese grupo paramilitar -grupo Colina- actuaba no al margen del Estado sino dentro de èl. Al punto que contaba con presupuesto y partidas asignadas previamente. Los decretos que sustentaban el presupuesto del Ministerio de Defensa y del cual se alimentaba Colina eran firmados por Fujimori. Adicionalmente a ello, sucedidos los hechos de la Cantuta y Barrios Altos, y denunciados por la prensa Fujimori no sòlo oculto lo ocurrido sino que facilitò, a travès de un Congreso titere, una ley de amnistia que abrogaba los deitos cometidos. Si eso no acredita responsabilidad, y si eso no es prueba indiciaria. Entonces creo que tengo un serio problema de apreciaciòn jurìdica.

P.D. En efecto, el juez que presidirà la Sala fue militante de Izquierda Unida y diputado por ese partido en los 80's pero y què con eso. Los jueces no son imparciales al punto de no tener ideologìa, son sujetos morales y en ese entendido susceptibles de contar con preferencias y opciones. La imparcialidad como defienden, entre otros, Romboli o Mortati, no es un problema que se deba resolver ex ante, sino ex post a partir de las razones (y su rigor) expuestas en el fallo judicial.

eduardo hernando nieto dijo...

Joel me parece de muy mala educacion por decir lo menos que te refieras en esos terminos a quien en algun momento fue tu profesor! El respeto es una virtud que no te haria daño.

¿Guerra Sucia?, ¿Crimenes de Estado?, estos son terminos que podrian ser asociados con los regimenes stalinistas o camboyanos pero no con la politica antisubversiva de Fujimori, de hecho yo no soy fujimorista , ni estuve involucrado en su gobierno, es mas lo considere nefasto por ser finalmente libertario y seguramente corrupto, pero si hablamos de su lucha subversiva
alli hay que considerar que actuo con correccion y que en todo caso el fallo no demuestra que el haya ordenado o estuviese al tanto de la accion de los grupos de aniquilamiento. Por ultimo podia ser mas aceptable el consider la omision pero no una politica de estado criminal. No quieran pasar como racional una decision que es emotiva. Esto explica la dificultad que tiene esta sentencia para ser universalizable!
saludos
eduardo

Pablo dijo...

Buenas,
Comento la discusión con la cautela de quien no ha leido la integridad del fallo.

Sin embargo, Eudardo, no entiendo si tienes o no tienes fe en la razón jurídica. De un lado argumentas que siendo las ideologías de juez y sindicado distintas, más allá de la razón jurídica hay parcialidad del juez, las relaciones de poder someten a la razón jurídica. POr lo que el fallo le ha fallado a la "razón", de la que eres devoto.

Pero por otro lado, dices que el fallo no tiene aceptación popular y que por tanto está mal. Solo el 32% de los peruanos lo aprueba. Entonces para ti es relevante la construcción popular de lo que es justo, más allá de la razonabilidad jurídica (conviniendo que la mayoría de los peruanos no habrán hecho un analisis de lógica jurídica del fallo para expresar su posición sobre él). Encuentro dos argumentos, que si superficialmente pueden estar juntos, en el fondo son excluyentes.

Entonces si a uno lo que le importa la lógica jurídica, la razonabilidad jurídica, cuál es la relevancia de la consideración popular de los justo y visceversa.

Aparte me da una curiosidad infinita de como tu ideología hubiera sido relevante si a ti te tocaba dictar el fallo. Te ibas por las consideraciones populares (de que Fujimori finalmente acabo con el terrorismo aunque costó unas vidas) o te ibas por la razonabilidad jurídica que entiendo a ti te llevaría a absolverlo. Cuál hubiera sido el peso que a ti te empujaba a absolverlo? Hubieras sido tan frío como para separar lo uno de lo otro?


No voy a juzgar si es que los magistrados pudieron o no separar lo uno de lo otro, no leí el fallo. Mas voy a lanzar una hipotesis, perdón el atrevimiento, de como alquién que manifiesta que Fujimori "actúo con correción con la lucha subversiva", un criterio eminentemente ideológico, hubiera dictado el fallo.

Desde mi prespectiva del derecho, tengo la impresión que esa presona habría escogido una concepción más formalista de valoración de la prueba que inculpa a Fujimori, ante que una concepción más flexible de valoración de la prueba, ambas concepciones son jurídicas, pero ahí es que interviene la ideología en el derecho.

Ahora para valorar la prueba de manera flexible, como comentaba rg no se requiere ser posmarxista. Una ideología demócrata creo que es la que ha llevado a la Corte Interamericana ha tomar ese análisis de prueba en muchas de sus sentencias.

Perdón por extenderme tanto,

Pablo C.

eduardo hernando nieto dijo...

Hola Pablo! lamento decirte que entre lo democrata y lo postmarxista hay una linea demasiado tenue en estos tiempos...

Obviamente me adhiero a la racionalidad y a la necesidad de declarar no culpable a Fujimori por falta o insuficiencia de justificacion factica. La referencia a la encuesta solo la puse para "picar" a quienes se identifican con la tesis "mayoritaria" que curiosamante podria coincidir en este caso con la de la racionalidad!!

La corrección de la lucha antisubversiva se refiere a la posibilidad de universalizar su resultado ante un conjunto de seres racionales, los lunares de "la cantuta" y "barrios altos" no tendrian porque impedir esto. Finalmente, esto evito que el Peru se convierta en la Camboya Sudamericana!!!

PD: si aceptamos la tesis de la discrecionalidad en la eleccion de la valoracion de la prueba (formal o flexible) entonces caeremos en la conclusion que el derecho no puede ser un discurso racional jamas. (Tesis de los CLS)

saludos
eduardo

CAMINANTE dijo...

Estimado Eduardo:

Seria bueno que usemos con buena fe las reglas de argumentacion. Si suponemos que el derecho es algo asi como una construccion racional que proyecta sus efectos iluminadores sobre todo el orbe, deberiamos dejar de lado cualquier consideracion ideologica. Hasta alli todo muy kelseniano. Pero sucede que las ciencias sociales han avanzado un poco, y nadie duda de que a) los jueces tienen ideologia, es inevitable (en todo caso deberian explicitar sus razones de fondo para que podamos ubicarnos en la discusion) b) que se filtra en sus fallos, c) que hay intereses muy diversos que pueden moverlos a usar una u otra interpretacion de las normas, y asi hasta el infinito. No hace falta hacer de 'policia ideologico' y atribuir membresias postmarxistas a quienes entiendan esto.

Por otra parte es obvio que las normas del derecho penal y procesal liberal clasico fueron creadas teniendo en mente los casos simples, cometidos por individuos, y no los casos complejos en los que aparatos organizados de poder han dispuesto extensas acciones criminales. Es por eso que se quedan cortas si se pretende ajustarlas a un marco que no les corresponde. Y que por ende, aplicadas con el rigor que parece que exiges de ellas, llevaria a la impunidad de los crimenes de lesa humanidad por la imposibilidad de acreditar que el hombre del escritorio tiene algo que ver con la muerte del hombre que esta en la parrilla de torturas.

Finalmente te contradices, destrozando tu contruccion rabiosamente racionalista: los argumentos de que el terrorismo de estado solo es posible en regimenes estalinistas o en Camboya, o que Peru se hubiera convertido en Camboya si no hubiera sido por la accion redentora del insigne Fujimori podrian ser tachados simplemente de ridiculos, si no constituyeran ademas un contrafactico enorme.

Estimado Eduardo, que estos fallos no tengan la pretendida asepsia en la relacion entre la motivacion factica y la decision final no empece a su correccion juridica, simplemente da cuenta de la imposibilidad de usar en esos hechos los mismos criterios que para quien simplemente mara a alguien para robarle la billetera.

Sobre las motivaciones ideologicas, bueno, las ideologias no contaminan. Eso se llama democracia (y no postmarxismo).

Natalia: estupendo relato. Mucho mas poderoso que alambicadas construcciones juridicas para ilustrar una situacion que le ocurria a gente de carne y hueso. Necesitamos mas de eso.

Les mando un gran abrazo.

Lucas

GR dijo...

Muy intesante lo de natalia...
Un poco de aire puro!

rg dijo...

eduardo, se agradecen los argumentos, pero no los argumentos de autoridad, si?

eduardo hernando nieto dijo...

Lucas: En la teoria de la argumentacion juridica tenemos la distincion entre "el contexto de descubrimiento" y "el de justificacion" , el primero apela a razones explicativas y el segundo a razones justificativas. Mi intencion es encontrar un fallo racional, es decir dentro del contexto justificativo (que tambien se usa en la motivacion factica por cierto) . Esto no es Kelsen, es Alexy o Maccormick!! teoria estandar de la argumentacion juridica. Mi pregunta es simple ¿De los indicios que valoran los jueces se sigue la conclusion que Fujimori es el autor de estos crimenes? ni mas ni menos!!

saludos
eduardo

CAMINANTE dijo...

Eduardo: solo dos cosas.
Al aludir a Kelsen me referia a una actitud general hacia la ley y el derecho, no a alguna teoria de la argumentacion juridica en particular. Es un paso previo, un umbral epistemologico que depues si, podra decantar en, por ej., Alexy.

Sobre tu pregunta: creo que el problema es tratar de aplicar un estandar pensado para casos simples (que seguramente diria que AF no es culpable) a un caso tremendamente complejo, para el cual queda completamente inadecuado. De usar otras teorias o estandares adecuados a tal complejidad (como el que Nino uso para el juicio a las Juntas Militares en Argentina), el resultado seria bien distinto.

Me pregunto si seriamos capaces de sostener que la condena a los dictadores argentinos es anulable en razon de que no se probo que Massera empujara prisioneros maniatados al mar.
Gracias por la atencion, saludos.

CAMINANTE dijo...

Me pregunto si el valiente anonimo preopinante sera el mismo que escribe estupideces infundadas en La Voz del Interior. Por cual de los dos extremos del fascismo dira semejante cosa?

eduardo hernando nieto dijo...

Entiendo que el caso de Fujimori no es comparable al de Argentina o Chile, ese es el punto.

Respecto a la complejidad o no, no se si se trata mas bien de apelar a este presupuesto (de la supuesta complejidad) para meter de contrabando convicciones morales de los juzgadores, en este caso, los enemigos politicos de Fujimori.
saludos
eduardo

CAMINANTE dijo...

Ahora entiendo un poco mejor tu posicion Eduardo. Estaria bueno entonces que explicitemos cuales son los elementos que diferencian al caso Fujimori de los casos argentinos y chilenos de una forma tan categorica y radical que debamos dejarlos de lado.

Respecto de los juicios morales, me parece inevitable que cada uno tenga el suyo, ese no es el punto. Y suponer que los argumentos relativos a las teorias legales aplicables al caso son una forma de contrabandear razones de comite... bueno, tendriamos que analizar mas prolijamente el fallo.

Lo que quiero decir es que si han sido 'enemigos politicos' de AF, pero aun asi su decision es justificada, cual ha sido su posicion politica se torna irrelevante.

Saludos

Lucas A. dijo...

Muy buen texto, muy cálido. Importantísimo tu relato sobre cómo se veía el derecho y cómo te empezaste a relacionar con el derecho de una forma escéptica.

Y Natalia, la historia Argentina y también la historia constitucional está llena de horrores constitucionales. Muchísimos, abismales. Ahora, choca mucho, me impacta leer la Ley de Interpretación Auténtica. INCREÍBLE!

Ley de Interpretación Auténtica
Ley No. 26657
Promulgada el 23.AGO.96
Publicada el 23.AGO.96

Ley No. 26657
EL PRESIDENTE DE LA REPUBLICA
POR CUANTO:

El Congreso de la República ha dado la Ley siguiente:

EL CONGRESO DE LA REPUBLICA;

Ha dado la ley siguiente:

Artículo Unico.- Interprétase de modo auténtico, que la reelección a que se refiere el Artículo 112o. de la Constitución, está referida y condicionada a los mandatos presidenciales iniciados con posterioridad a la fecha de promulgación del referido texto constitucional. En consecuencia, interprétase auténticamente, que en el cómputo no se tiene en cuenta retroactivamente, los períodos presidenciales iniciados antes de la vigencia de la Constitución.

La presente norma se ampara en el Artículo 102o. y en la Octava Disposición Final y Transitoria de la Constitución.

Salutes, sigamos,
Lucas.

eduardo hernando nieto dijo...

"Lo que quiero decir es que si han sido 'enemigos politicos' de AF, pero aun asi su decision es justificada, cual ha sido su posicion politica se torna irrelevante"

Totalmente de acuerdo respecto a este punto,por eso mi intereses en analizar como dices prolijamente el razonamiento de la sentencia.

Creo que la defensa de Fujimori estuvo muy mal planteada pues al final los jueces concluyen que se trato de un caso de sistematica violacion de DDHH . Pero esto que podria ser aplicable a otros casos - como los que indique - no sería aplicable para Fujimori pues no hubo un plan racional de aniquilamiento de enemigos, al menos no hay pruebas, solo conjeturas, como la ley de amnistia, o el que los miembros del destacamento Colina sean miembros del ejercito, por lo tanto siendo el Presindente Fujimori el Jefe Supremo de las FFA tenia que estar al tanto de este grupo de aniquilamiento etc. etc. La defensa tendria que haber deslindado lo que fue la politica antisubversiva de Fujimori respecto a otras politicas donde cabria usar la figura de la autoria mediata. Finalmente, el Peru es un pais muy poco institucionalizado y por mas dictadura que fuese no estabamos pues ante una maquinaria bien aceitada de exterminio de enemigos politicos.
saludos
eduardo

Natalia Sobrevilla dijo...

Gracias a todos por sus comentarios, me alegra que les haya gustado mi texto y que permita un poco de miradas comparativas sobre estos temas.

Lucas: estoy de acuerdo contigo que las constituciones a menudo tienen ‘horrores’. En mi trabajo sobre constitucionalismo en el siglo XIX, principalmente en Perú, veo como los diversos grupos usan las constituciones como armas políticas, como las necesitan y buscan para legitimar su poder. Eso sin duda contribuye a los ‘horrores’, pero encontrar cosas como la ley de interpretación autentica en 1997, es realmente como bien dices increíble.

Ahora sobre la comparación entre Chile, Argentina y Perú más contemporánea vale la pena detenerse un poco más. Si bien es cierto que los procesos son muy diferentes hay elementos en común que no deben dejar de tenerse en consideración. No olvidemos que fue el mismo Fujimori quien apeló en repetidas ocasiones a la comparación con Pinochet, fue él quien sin ni un ápice de ironía dijo en mas de una oportunidad que el sería el ‘Chino-chet’ que el Perú pedía. Igual que en Chile hay muchos en el Perú que piensan que los derechos de algunos –principalmente los pobres y los de grupos étnicos distintos – no son tan importantes como los suyos. Muchos que consideran que si murieron algunos inocentes no importa porque al final se terminó con el terrorismo, es un justo precio que pagar para el bien común, total que importa si no se trata de alguien cercano, y sobre todo no importa si se puede poner en duda si eran inocentes o no. No olvidemos tampoco que Fujimori y los políticos de su régimen acusaron a los estudiantes y al profesor de la Cantuta de haberse ‘auto-secuestrado’ de no estar muertos necesariamente, simplemente ‘desaparecidos’, me imagino que no es necesario establecer paralelos aquí, pero me recuerda mucho a un Videla declarando justamente que los ‘desaparecidos’ eran eso, personas que no estaban y que si no había cuerpo, no había delito.

Están estos paralelos, pero efectivamente como dice Eduardo, no fueron lo mismo. El conflicto en el Perú no lo inició el Estado, tampoco fue desde ahí que se cometieron la mayoría de abusos, la Comisión de la Verdad y Reconciliación le atribuye alrededor de un 62% a Sendero Luminoso y un 30% a los agentes del estado, el resto murieron a manos de otros. Las matanzas más terribles no se dieron en Lima, sino en los Andes, el 75% de las víctimas eran quechua hablantes, la mayoría de estas no ocurrió en el gobierno de Fujimori. La CVR encontró sin embargo que el único presidente con responsabilidad penal fue Fujimori, porque después del autogolpe del 5 de abril organizó “una estructura estatal que controla los poderes del Estado, así como otras dependencias claves, y utiliza procedimientos formales/legales para asegurar impunidad para actos violatorios de los derechos humanos, primero, y de corrupción después.”

La defensa de Fujimori arguyó que no había ningún papel firmado que lo ligara a las matanzas, pero el tribunal concluyó que su culpabilidad se fundamenta en la estructura que creó para llevar a cabo los abusos y luego encubrirlos, porque no olvidemos que un tribunal militar encontró culpables a los miembros del grupo Colina y fue Fujimori quien les dio una amnistía. Según entiendo el caso Barrios Altos ha sido usado como precedente legal en la Argentina, así que paralelos entre los casos hay.

rg dijo...

buenisimo natalia. y si, la corte argentina tomo barrios altos como antecedente decisivo para su fallo sobre las leyes de perdon, totalmente

Heber Joel Campos dijo...

Estimado Hernando

Recien llego a leer tu comentario donde me reprochas a ver sido irrespetuoso. Lamento mucho que lo tomes asì. No creo haberlo sido contigo, y por el contrario tengo un gran concepto personal de tì. Pero entiendo tambien que aqui discutimos razones y que en eso creo que la mejor manera de respetarte es dando por validas (y por ello tambien discutibles) tus apreciaciones (lo mismo que ocurre con todos los que participan en un foro tan interesante como èste). A la larga no importa quien tiene o no la razòn sino como esto nos enriquece a todos.

Un abrazo y espero dar por superado el tema

eduardo hernando nieto dijo...

Yo tambien lo doy por superado Joel
un abrazo
eduardo

PD: Curioso, en el Correo de hoy domingo sale una entrevista a Enrique Ghersi, (que es sin duda un abogado muy competente) coincidiendo con mi apreciacion sobre el caso Fujimori)

eduardo hernando nieto dijo...

Agradezco tambien a rg el permitirme comentar en su blog, a ver si viene pronto por Lima para poder debatir!
saludos
eduardo

rg dijo...

ya debatiremos entonces, es necesario. saludos a todos