3 ago. 2010

Violencia doméstica y vivienda

Desde COHRE (Centro por el Derecho a la Vivienda y Contra los Desalojos), una distinguida integrante de nuestra cátedra, Victoria Ricciardi, produjo un excelente reporte sobre los vínculos entre violencia doméstica y acceso a la vivienda. En el mismo se documenta el modo en que la carencia de un lugar alternativo donde vivir, lleva a muchas mujeres a prolongar su estadía en hogares en donde son víctimas de la violencia marital. El reporte, en inglés y en castellano, se puede ver acá. Página 12 (en Las 12), hizo un buen informe sobre el mismo, con entrevista a Vicky,acá. Las más sinceras felicitaciones a Vicky.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy buen informe. Felicitaciones al trabajo de Victoria Ricciardi y gracias por difundirlo!!!

Maximiliano dijo...

Es muy bueno el trabajo recomendado. Puedo decir que conozco algo sobre el tema, no tan específicamente en cuanto a la violencia doméstica sino más bien a la problemática de vivienda que sufre gran parte de la población. Como miembro del Colectivo de Acción Jurídica Popular "LA GRIETA" (Colectivo inter disciplinario tendiente a la promoción y defensa de los derechos de los sectores más vulnerables de la sociedad, entre otras)he intervenido junto a varios cumpas de diferentes ciencias sociales (especialmente del derecho y el trabajo social)en algunos conflictos habitacionales. Desde la ciudad de Mar del Plata donde residimos y como puntapié de nuestra actividad profesional social hemos brindado el apoyo técnico, humano y organizativo a la organización "LOS SIN TECHO" quienes en 2009 fueron víctimas de un brutal, violento e ilegal desalojo forzoso de un complejo de viviendas recuperadas pertenecientes al Plan Federal. En el mismo sentido, en febrero de este año, en la ciudad de Balcarce (a 64 Km de Mar del Plata) un grupo de familias decide recuperar un predio de viviendas a medio terminar, también perteneciente al aludido plan, luego de más de dos años de abandono por parte de la empresa constructora y un gobierno municipal inerte. Con ellos también estuvimos y estamos.
Pero la situación se expande. El pasado martes, en Tandil, se ha dictado la orden de desalojo de un grupo de familias que, en similares situaciones, habían decidido recuperar un complejo de viviendas también sin terminar, habiéndose parado las obras hace 20 años (SI 20 AÑOS).
Si bien los resultados de las experiencias han sido distintos, el denominador común es la posición que asume el Estado ante los conflictos de este tipo: criminalización, derecho penal, desalojo.
Acaso no estamos frente a un conflicto social más que ante un delito?
Acaso no existe un delito previo que impide que se culminen las obras?
Acaso abandonar la construcción de un predio de viviendas, habiendo gente en situación de calle, no es una provocación?
En qué condiciones estaban los grupos familiares que deciden ir a vivir a una vivienda sin terminar y sin la prestación de los servicios básicos?
La lucha por el acceso a la vivienda digna es de todos y continúa.