9 sep. 2011

Dzur: Democracia y derecho penal

Somos muy poquitos en la academia, me parece, los que damos el paso de conectar democracia y derecho penal -caiga quien caiga. Uno de los pocos que da el paso es Albert Dzur, de Bowling Green. Buena gente, y muy interesado en la democracia participativa. Presentó un trabajo, en estos días, distinguiendo -dentr de la filosofía penal- entre "integracionistas" y "aislacionistas." Los últimos forman el grupo mayoritario, que brega por fortalecer la separación del derecho penal de la democracia, profesionalizando la reflexión sobre el tema, creando -como sugiriera Pettit- "un Banco Central para el derecho penal" (esto es, una institución aislada, independiente, como el Banco Central, para lidiar con la definición de los delitos y las penas). Entre los aislacionistas se encuentran autores como Pettit, Nicola Lacey o Franklin Zimring.

Dzur se asume en el otro campo, junto con pocos más, incluyendo a nuestro querido Nils Christie, al compañero académico de Pettit, John Braithwaite, o Howard Zehr. Desde el contingente argentino hicimos lo que pudimos para defender a Dzur, en el debate, pero también para mostrarle los problemas que le genera a su postura el no apoyarse en una visión del tipo democracia deliberativa, para fundar lo que quiere decir. Así, le arrojaron misiles y misiles desde visiones meramente dogmáticas, moralistas o ligadas al realismo moral. Una pena, ya que el trabajo de Dzur es excepcionalmente importante, como dique de resistencia tanto frente al populismo penal como frente al elitismo penal.

14 comentarios:

Alejandro Hache dijo...

me parece que por lo (poco) que he leido del aislacionismo, no hay alli una comprensión adecuada del funcionamiento del sistema penal que es complejo e integrado por multiples agencias de control formal e informal, la practica de los sietmas penales, especialmente en los paises perifericos es segmentada y polisemica y la idea de aislar el sistema a partir de organismos centralizados es un tanto ilusoria. Mas alla de ello aca seguimos prefiriendo al aboliconismo antes que al aislacionismo.
salute

Anónimo dijo...

Muy buena la entrada Roberto. Me super interesa el tema. Tenés algunos papers en castellano sobre el tema para recomendar? Algún jugador relevante en el ámbito local, dentro del der penal me refiero, aparte de vos, que banque esta postura?.
Gracias por postearlo.
Saludos
Martin

Anónimo dijo...

Perdón por la ignorancia Roberto, pero básicamente qué es el "elitismo penal"??

Saludos! Matías.

rg dijo...

elitismo penal es mucho de lo que conocemos, de izq y derecha: el derecho penal lo escriben e interpretan profesionales, que saben y entienden lo que el vulgo no puede captar. asi se hace el der penal en nuestro pais.

en la argentina, la mayoria de los que conozco en penal son digamoslo asi, elitistas, de derecha o welfaristas. pero ese elitismo tambien esta en el ferrajolismo y su miedo a la democracia

Anónimo dijo...

rg, tratando de entenderte con la mejor voluntad, tus propuestas son bastante poco claras.
Si uno ve tu post laudatorio de Christie, frente a un caso como el de Candela, a su homicida, primero habría que pedirle perdón por las omisiones en que incurrió el estado y por las cuales hizo lo que hizo; después preguntarle si participó en la deliberación de la descripcion del delito y la pena de homicidio; después juntarnos todos y darle un abrazo brindándole amor, para terminar en una suerte de acto de expiación colectiva junto con la víctima. En fin, no me convencen tus propuestas, pero admito clarificaciones...

Anónimo dijo...

1. "un Banco Central para el derecho penal" (esto es, una institución aislada, independiente, como el Banco Central, para lidiar con la definición de los delitos y las penas).

Poco feliz la figura: la idea del banco central independiente es una doctrina perversa para que el poder financiero esté en manos de representantes del los bancos.

¿quién es más "idóneo" que la voluntad popular para definir qué es delito? solo quien va a sufrir la pena puede dar consentimiento previo.

2. tanto la ficción del derecho conocido por todos como la aplicación por una elite no es exclusivo de penal, sino de todo el derecho.

3. ¿Crees que el derecho penal y su aplicación es una expresión de la lucha de clases?

Rosa L

rg dijo...

rosa, pero no entendiste nada. digo lo del banco central para criticarlo 2. si 3. si anonimo 3.11, la reconstruccion que haces de christie es tan superficial que no me da ganas de contestarte

Anónimo dijo...

"la mayoria de los que conozco en penal son digamoslo asi, elitistas"... y mmm... gargarella, quizás los que vos conozcas son abogados; ahí sí.
Aparte los grandes avances que se han producido en la dogmatica penal... el sistema de imputacion... el bien juridico protegido.. uuuuuhhh de una importancia "supina" además de ser referencias "forzosas" e "ineludibles"

Anónimo dijo...

que deliberativo q estás RG!

Anónimo dijo...

Ojalá hubiera un banco central de delitos y penas! Creo que se ahorrarían muchísimas discusiones técnicas que se originan en las torpezas y la absoluta falta de formación técnica de nuestros legisladores.
Hace pocos días se sancionó una ley que alteró los plazos de prescripción de la acción redactada por el abogado de un modistooo!!!
Son tantos los defectos y los problemas técnicos de esa ley -que redundan en violaciones a libertades, no son puras especulaciones académicas- que uno echa de menos una incluso mayor expertización (frente a esto uno se vuelve un radical de la expertización).
No niego que las decisiones políticas tienen que ser más participativas. Ahora, la configuración técnica no puede quedar a cargo de cualquiera porque de lo contrario se seguirán produciendo desastres legislativos como a los que nos hemos acostumbrado...
n.

Anónimo dijo...

Anónino 3.11 confieso que me hiciste reir mucho...Fue ingenioso

Assassin13n3 dijo...

christie, al igual que la mayor parte de los abolicionistas, postulan que el sistema penal no soluciona los conflictos sino que lo agravan a partir de la utilizacion de altas dosis de violencia y de dolor y por ende debe abolirse. La criminología critica en general, sin llegar a este punto (el de la abolicion) diagnostican similar, M. Nussbaun propone la culpa y la verguenza como sancion penal, en fin, yo diria que hoy por hoy ningun academico serio defiende al sistema penal en las condiciones de sus practicas y operatividad concreta, luego las propuestas son diversas, las del perdon y reconciliación a lo christie pueden o no compartirse (tambien christie propone la abolicion de la escuela) pero esto no invalida el analisis.

Anónimo dijo...

Yo también estoy por la abolición de la escuela. El daño moral que me produjo pasar la mayor parte de mi infancia metido en una institución cuasi carcelaria no me lo va a quitar nadie. Y lo mejor de todo es que la mayor parte de lo que aprendí, lo aprendí en casa, de mi biblioteca familiar, de algunos tutores particulares que tuve (en música y en idiomas), de Internet y en virtud del empleo de mi tiempo libre, concurriendo al cine, a charlas, a ferias, a reuniones académicas o viajando. La escuela es una cárcel gobernada por inoperantes y gente mal paga. Además, muchos de quienes concurren allí como alumnos se comportan de manera tan reprensiva hacia ciertas almas sensibles que terminan haciéndoles un daño irreparable. No digo que haya que abolir la escuela para todos. Ahora, me parece que sí hay que excusar a algunos de concurrir a ella.
Christian Rosita (de apellido y de alma)

Anónimo dijo...

RG, qué prejuicioso! ¿dónde te critiqué?

Rosa L

Pdta: no contestaste sobre la lucha de clases expresada en las prácticas penales.